Cultivos invernales: Analizar el suelo, clave para lograr buenos rendimientos

El análisis de suelo es una herramienta precisa a la hora de evaluar la fertilidad, y por ende la capacidad productiva de un lote determinado, además de ser un instrumento clave para definir las dosis de los distintos nutrientes a aplicar durante el ciclo de un determinado cultivo.

Recomiendan analizar el suelo, antes de sembrar.

Desde la Cámara Arbitral de Cereales de Entre Ríos se recomienda a productores y asesores realizar un muestreo de suelo antes de iniciar la siembra de un cultivo para contar con un diagnóstico preciso de su condición. La disponibilidad de nutrientes y propiedades edáficas entre otras cosas juegan un rol fundamental a la hora de lograr buen rendimiento, determinando pautas de fertilización, preservando el recurso suelo y evitando gastos innecesarios.

Para que el resultado de la prueba sea útil, es fundamental realizar un correcto muestreo, para esto, se debe utilizar una barrena o pala, extraer pequeñas cantidades representativas de todo el lote y del mismo volumen, evitar zonas cercas a alambrados, orillas del campo o sectores donde no se va a cultivar.

Cabe destacar que los resultados de los análisis realizados por la Cacer tienen un nivel de confiabilidad, garantía y seguridad, ya que cuentan con la certificación Iram de la norma ISO 9001.2015.