Docentes definieron agenda de demandas y aguardan ser convocados por el Gobierno

Los secretarios generales de Agmer fijaron una agenda de demandas.

El principal sindicato de trabajadores del magisterio público entrerriano espera ser convocado en estas semanas para discutir salarios y condiciones laborales, informaron a AIM. Los secretarios generales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) también fijaron una agenda que contempla demandas como la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI), la recuperación de la función social de la escuela y el freno de las reformas del nivel secundario.  

 

En el plenario de secretarios generales de Agmer, luego de un intenso debate de varias horas, “se consensuó un documento donde se realizó una caracterización de la realidad nacional y  provincial consecuencia de las políticas neoliberales y se elaboró una agenda de demandas como horizonte de disputas para este año”, indicó a esta Agencia el secretario Gremial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Guillermo Zampedri, quien remarcó que esperan ser convocados por el gobierno provincial a partir de la semana próxima.

“Celebramos la restitución de la paritaria nacional que había derogado la gestión de Mauricio Macri, pero esperamos que la patronal entrerriana formalice una oferta que colme las expectativas del colectivo docente”, dijo el profesor, quien recordó que en el sindicato las resoluciones se toman consultando a las bases, “por lo que de haber convocatoria y oferta será puesta a consideración del colectivo docente y se resolverá cómo continuar en un Congreso en la última semana de febrero”.

En ese sentido, detalló que desde el gremio reclaman al gobierno provincial que se debata el presupuesto educativo provincial; que se avance con una nueva Ley de cargos, que contemple las creaciones necesarias en escuelas de los diferentes niveles educativos; que se derogue el Decreto N° 426/19 M.G.J y se trabaje en un proyecto de salud laboral, que atienda a los trabajadores en la enfermedad y también incluya políticas de prevención;  que se implementen políticas de formación permanente en los institutos de formación docente acordes a las necesidades de los distintos niveles de la educación obligatoria; y que se ejecute la implementación efectiva de la Educación Sexual Integral (ESI) en todas las escuelas de la provincia.

Además, reclaman aumentos en las partidas para comedores escolares y extensión de los mismos a las escuelas secundarias; que se discuta el modelo de evaluación, desde la perspectiva de la inclusión en todos los niveles educativos obligatorios;  que se rediscuta la resolución 920/19 del Consejo General de Educación respecto a la implementación gradual con jornadas de formación en cada institución para su aplicación de manera analítica y critica para alcanzar el mayor consenso dentro del sistema educativo provincial.

También, exigen que se conformen las comisiones para avanzar desde el acuerdo paritario sobre la recategorización de escuelas; que se suspendan los procesos de zonificación de escuelas, que impliquen la baja de los sueldos de los trabajadores de la educación; que se deroguen las resoluciones 4395/19 CGE (que habilita la apertura y el cierre de cursos desde una perspectiva cuantitativa) y  3547/96 CGE (que regula la creación y subdivisiones de cursos en la escuela secundaria según el número de alumnos).

Asimismo, demandan la titularización en el nivel secundario conforme el Título IV de la reglamentación de concursos; que se avance en la discusión de una normativa concursal para el nivel superior con la proyección de lograr la estabilidad de los compañeros en el nivel.

Otro punto clave que exigen los profesores es frenar la reforma del nivel secundario: “Hay que poner en debate con los trabajadores el modelo de escuela secundaria, discusión en la que se tienen que acompañar, entre otros, el modelo pedagógico-didáctico, las condiciones edilicias de los establecimientos escolares, los puestos de trabajo y las condiciones laborales de los trabajadores y el modelo de país y provincia que queremos”.
En ese marco, promueven “vanzar en la recuperación de la función social de la escuela, incluyendo un plan de vacunación, seguimiento del peso y la talla, plan nutricional, articulando con otros organismos del Estado”.

 

Escenario de negociación salarial
En el documento, aprobado se señaló que los docentes están “convencidos de que no hay verdadera redistribución de la riqueza, ni salida real a la crisis económica y social, si no se avanza en un esquema de recomposición salarial para el conjunto de la clase trabajadora, y en particular para la docencia, que implique un incremento por encima de los índices inflacionarios emitido por los diferentes organismos para el presente año. Ya es tiempo de que el Estado priorice las necesidades de los sectores más vulnerables y con ello el objetivo de que ninguna familia deba sobrevivir con ingresos que la ubiquen por debajo de la línea de pobreza”.

“Es por eso que la discusión debe tener centralidad en la recuperación de nuestros salarios, lo cual necesariamente tiene que verse complementado con una actitud deliberada del Estado en pos de controlar el mercado y supervisar las variaciones en los precios y tarifas que golpean nuestra capacidad de subsistencia. Ningún porcentaje de aumento es real mientras los sectores del poder económico y los formadores de precios sigan manipulando arbitrariamente el costo de vida”, indicaron.

Defensa del sistema previsional entrerriano
Por otro lado, Agmer se pronunció ante una posible reforma del sistema previsional. En ese sentido, aseguraron que “la defensa y el sostenimiento de la Ley jubilatoria 8.732 son una condición indispensable para poder mantener una discusión seria y honesta con la patronal. Al contrario, cualquier tipo de iniciativa que vulnere derechos y perjudique a nuestros jubilados (actuales y futuros) representará un ataque directo a la clase trabajadora de la provincia. Cuando afirmamos que “la Caja no se toca” no estamos hablando de una simple consigna, sino de una lucha que no estamos dispuestos a abandonar, porque la concepción solidaria del régimen previsional no puede ni debe reemplazarse por lógicas de análisis que piensan en la ganancia como si se tratara de una empresa privada. Defensa irrestricta de la Ley provincial 8732, del 82% móvil y el carácter generacional y solidario”.

“No existen logros, conquistas o avances concretos si no hay consenso y unidad hacia el interior del colectivo docente y del movimiento obrero organizado. El fortalecimiento de la institucionalidad y la democracia interna en nuestro sindicato son una prueba cabal de ello”, subrayaron.