Dujovne y el déficit

Luego del lanzamiento del Mini Plan Primavera que el mercado cuestionó duramente por sus inconsistencias fiscales, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, mencionó por primera vez la posibilidad de que el déficit primario llegue al 0,5 por ciento.

Nicolás Dujovne. Foto Clarín.

«Se mantiene la meta anual de equilibrio primario, pero los ajustadores del FMI permiten ir hasta un déficit del 0,5», reconoció el ministro ante la consulta de la prensa en su clásica conferencia trimestral. Es que, llamativamente, Hacienda incluyó en el gráfico que suelen presentar una filmina que diferenciaba la «meta pura» de la «meta con ajustadores», es decir, los gastos extraordinarios que el Fondo autoriza sin llegar a un incumplimiento del acuerdo.

No obstante, para el funcionario eso no se debe al costo de las medidas anunciadas el miércoles pasado, ya que el mismo sería compensado por un revalúo impositivo y el desembolso del 20 por ciento que tienen que efectuar las empresas no pymes para ingresar en el plan de pagos presentado por Afip.

Según el ministro, el mayor problema es el flojo desempeño que viene teniendo la recaudación impositiva, cosa que también advirtió el FMI en su último Staff Report, donde pidió «medidas urgentes».

«Donde podemos trabajamos para compensar la menor recaudación, por eso la baja del gasto es más marcada de la que preveíamos», subrayó Dujovne en referencia a la caída récord del 13,8 por ciento en el gasto real del primer trimestre del año.

En su opinión, esta menor recaudación se produjo a raíz de que «los derechos de exportación vinieron por debajo de lo esperado», cuestión que prevé revertir en base a una «muy buena cosecha» que estima que se refleje en los indicadores fiscales del tercer trimestre.

En consecuencia, consideró que el histórico nivel del riesgo país no se relaciona al ruido en el plano fiscal que generaron estas medidas, sino a la incertidumbre electoral. «Los mercados no nos están pidiendo cambios en la política económica. La incertidumbre que tienen es respecto a las propuestas que tiene la oposición. Las nuestras están claras», destacó.

El problema es que más allá de los positivos indicadores que presentó en relación al período enero-marzo, los propios números de Hacienda no respaldan la postura de Dujovne. Según esta cartera, para alcanzar el déficit cero los ingresos deberían estar creciendo a un ritmo del 42 por ciento -cuando en el último mes lo hicieron a un 33 por ciento-, mientras que la diferencia con los gastos tendría que ser de unos 14 puntos porcentuales más que lo registrado en marzo.

Resultado primer trimestre

Concretamente, para el período enero-marzo del 2019, Hacienda informó un superávit primario de 10.347 millones de pesos que representan el 0,1 por ciento del PBI. Se trata de la primera vez en siete años que los primeros tres meses evitan el rojo fiscal, cosa que fue celebrada con gran entusiasmo por las autoridades.

Al mismo tiempo, dado que durante este período no se utilizaron los 8.312 millones que permitía el FMI en concepto de ajustadores sociales, el sobrecumplimiento de la meta con ajustadores fue de 12.659 millones de pesos.

En Hacienda enfatizaron que la mejora se dio principalmente por el recorte de gastos, donde se vio un fuerte ajuste en las prestaciones sociales y gastos de capital, al avanzar solamente un 29,7 y 27,1 pesos, respectivamente.

Como contrapartida, el costado negativo se vio en un nuevo salto de los intereses de la deuda que totalizaron los 125.129 millones. Así, marcan un alza interanual del 106,7 por ciento y representan el 0,6 del PBI, cuando hace doce meses la proporción era del 0,4 por ciento.