Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$97,50 / $103,5

Economía
Economía

Gobierno apura la contención en el precio de los alimentos I

Inició el mes de junio y con él la puesta en marcha de diversas estrategias planteadas por el Gobierno nacional para contener la suba de los precios de los alimentos de la canasta básica. El objetivo primordial que plantea parte del Gabinete económico de Alberto Fernández, para este segundo semestre, es bajar los actuales índices de inflación y por eso se esperan más medidas contundentes para lograrlo. Lácteos, carnes, frutas y verduras y una canasta de 120 productos a precios congelados hasta fin de año, entre las iniciativas.

La primera de las medidas ya estaría teniendo impacto en las góndolas, ya que el martes de esta semana, comenzó a regir un acuerdo con la industria láctea mediante el cual el Gobierno consiguió que las empresas del sector aporten un total de poco más de 27 millones de litros de lecha a precios subsidiados. A partir de esta iniciativa, leche fluida, en polvo, quesos, manteca y dulce de leche, entre otros productos de la canasta básica se conseguirán en las góndolas a precios por debajo de los costos de producción de las firmas. Además, se incluyó dentro del acuerdo a pequeñas y medianas empresas lácteas para que haya mayor oferta y diversidad en las góndolas.

Según detallan desde la secretaria de Comercio interior, de esta manera, la canasta de productos que forman parte del Programa Precios Cuidados se incrementará un 45% y quedará con 97 productos lácteos y un total de 702 ítems. Otro punto fundamental es que la industria se comprometió con el Gobierno a “un monitoreo constante de precios y abastecimiento interno de los bienes producidos por el sector lácteo”. Es decir, Comercio Interior seguirá de cerca los precios que hoy ofrece toda la cadena láctea, además las partes realizarán reuniones mensuales.

Otro de los sectores que también está bajo la atenta mirada del Gobierno es el de frutas y verduras, quizás el que muestra mayor muestra complejidad a la hora de instaurar un acuerdo de precios ya que es un negocio totalmente atomizado. De todas formas, una vez más, el foco estará puesto en el rol que juegan los mercados concentradores de las provincias y por caso el Mercado Central de Buenos Aires que oficia como intermediario en miles de transacciones. Desde el Mercado Central ya rige una lista de precios sugerida por el Gobierno pero que está lejos de cumplirse, esa lista que se actualiza lógicamente respecto a la estacionalidad será puesta una vez sobre la mesa.

En paralelo, la gran apuesta que plantea el Gobierno de cara a la segunda mitad del año y que se anunciará a más tardar el próximo lunes, es una canasta de 120 productos de productos indispensables de la canasta básica que mantendrán sus precios congelados hasta diciembre próximo. Luego de meses de negociaciones y mientras las grandes firmas alimenticias pedían como contrapartida el fin del Programa Precios Máximos, esta canasta básica que incluye alimentos, bebidas y productos de higiene personal, comenzará a estar disponible en los supermercados a más tardar a partir de la segunda quincena de junio.

Mientras tanto, a fines de mayo, entró en vigencia definitiva la Ley de Fomento de la Competencia en la Cadena de Valor Alimenticia, más conocida como la Ley de Góndolas. Su objetivo es contribuir a ampliar la oferta de productos, incentivar una mayor participación de las pymes y los sectores de la economía popular y, de esta manera, generar una competencia equitativa que impulse un balance de los precios.

Finalmente, queda abierto el capítulo de la carne vacuna. El Gobierno tomó una drástica decisión y cerró las exportaciones por 30 días con el objetivo de que bajen los precios en el mercado interno que en el último año mostraron una suba superior al 65 por ciento, es decir 20 puntos por arriba del índice general de inflación. Mientras tanto, los frigoríficos exportadores buscan acercar proyectos en los que se comprometen a incrementar el volumen de carne que ofrecen a precios subsidiados pero el acuerdo todavía no llegó.

Desde el Gobierno remarcan que en el caso particular con la carne no les temblará el pulso si deben continuar restringiendo exportaciones o asignando cupos. La lectura es que la suba de la carne fue desmedida y culpan al rol que juegan los grandes frigoríficos en este negocio.
Fuente: Ámbito

precios

Artículos Relacionados

Teclas de acceso