El empresario “Pacha” Cantón confesó que tiró desde un helicóptero un cordero a la piscina de Álvarez Castillo

“Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón”. La frase forma parte de la declaración del empresario ante la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay.

Eduardo “Pacha” Cantón se presentó el martes a la mañana en las oficinas de la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay en Montevideo, en Avenida Wilson Ferreira Aldunate 5519. La polémica por el animal arrojado desde un helicóptero a la pileta del empresario Federico Álvarez Castillo empezaba a viralizarse en las redes sociales. “Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón”, declaró Cantón según pudo reconstruir Infobae de fuentes gubernamentales de Uruguay.

En su declaración, “Pacha” Cantón confirmó que el jueves 9 de enero él arrojó a la pileta un cordero criado en uno de sus campos. Allí reconoció que a bordo del Robinson 44 lo acompañaba el piloto Carlos “Chopo” Cano, pero sostuvo que él no tuvo nada que ver con el episodio. También contó que le había anticipado a la familia de Álvarez Castillo cómo pensaba llevar el animal. “Pido enormes disculpas”, insistió el empresario ante el organismo uruguayo.

Las fuentes consultadas por este medio confirmaron que arrojar un cordero desde un helicóptero no constituye un delito, pero aclararon que seguramente habrá una multa económica. En los próximos días se continuará recogiendo testimonios pero la causa finalmente será cerrada.

Casi exculpados

“Tirar un objeto desde una aeronave, siempre y cuando no dañe a alguien o destruya alguna propiedad, no constituye un delito”, sostuvo la fiscal de Maldonado Ana Dean, quien tiene a su cargo la investigación. “En principio, con los pocos elementos que tenemos hasta ahora, y con lo que se ve en el video, diría que no se configura ninguna de las conductas tipificadas como delito”, dijo Dean al diario uruguayo El Observador.

La justicia uruguaya sostiene que quien conducía el helicóptero violó el artículo 26 del Código Aeronáutico, ya que allí se define que “no podrán arrojarse de las aeronaves sustancias u objetos que puedan ocasionar contaminación del medio ambiente, daños a las personas o a los bienes en la superficie, salvo en caso de fuerza mayor en los lugares que determine la Reglamentación”. En el artículo 192 de esa misma norma se define que las infracciones administrativas serán sancionadas con una advertencia, una multa, la inhabilitación temporaria de hasta diez años del permiso de vuelo o la cancelación de la autorización, dependiendo cada caso. Este caso según la fiscal no encuadra en la categoría de “peligro aviatorio”.

El testimonio de “Pacha” Cantón deja en evidencia que Alvarez Castillo mintió en más de una oportunidad. Primero cuando dijo que pensó que podría haberse tratado de un atentado contra él y su familia. Y también cuando sostuvo que no sabía quién podría haber arrojado el animal en la pileta de su casa en José Ignacio.

En la filmación se ve como el animal es lanzado desde más de 30 metros de altura. El cordero impacta en forma violenta con el agua y la pileta rebalsa al instante. La reacción de quienes tomaron las imágenes y están dentro del inmueble no es de sorpresa; todo lo contrario, coinciden en una carcajada.

Álvarez Castillo. en una breve declaración, y el dueño de Etiqueta Negra confirmó que las imágenes fueron registradas por él: “El video lo filmé yo porque se paró un helicóptero en el techo de mi casa y nunca imaginé lo que terminó pasando”.

“El cordero yo lo saqué del agua y lo regalé. Me consta que fue cocinado y comido por un grupo de trabajadores. Mi familia y yo fuimos víctimas de un ataque mediático y voy a tomar medidas contra todos los que hablaron sin saber la verdad”, aseguró el hombre de negocios en un mensaje de chat que les hizo llegar a sus contactos días más tarde.

Amistad

“Pacha” Cantón es un empresario que tiene un vínculo especial con Uruguay, y sobre todo con el departamento de Colonia desde que hace alrededor de 30 años se estableció en Carmelo con el objetivo de impulsar sus negocios y de convertir a esa ciudad en un centro turístico que pudiera competir con los que ya estaban establecidos en el país vecino.

Cantón es propietario de más de media docena de emprendimientos inmobiliarios, entre ellos Narbona Wine Lodge, una mezcla de bodega, hotel boutique y restaurante (con sedes en Carmelo y Punta del Este); Puerto Camacho, definido en su sitio web como una “marina exclusiva para los desarrollos inmobiliarios de Cantón Estate con amarras para propietarios y visitantes y un pequeño polo gastronómico gourmet”; La Toscanita, una zona de 20 hectáreas de casas con viñedos inspirada en La Toscana, Italia; El Faro, el “primer club de campo de Uruguay, con playa exclusiva, bosque de pinos y Club House con vista al río”; Tierra de Caballos, un emprendimiento inmobiliario de “chacras rurales” con club hípico; Pinares del Hotel, otro desarrollo de lotes “inserto en un pinar añoso con acceso directo a la playa”; y Viñedos del Este, una iniciativa que impulsó en Punta del Este con “chacras marinas con viñedos propios ubicados en un rincón privilegiado de La Barra de Maldonado”.

Fuente: Infoabe.