En Granja Tres Arroyos no hay menos producción pero sí más carga laboral

La fábrica Granja Tres Arroyos de Concepción del Uruguay despidió a ocho operarios en dos meses y  no contrató nuevo personal, lo que derivó en una mayor carga laboral. Fabián Jurado, trabajador de esta planta y secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (Stia), detalló a AIM los pormenores de una situación “que muestra cómo el costo de la crisis siempre lo terminan pagando los trabajadores”.

La crisis del sector avícola dejó recientemente un saldo de 20 nuevos desocupados en la planta Serviaves de la localidad de San Justo. Bajo este disparador, Jurado detalló el estado laboral de la planta de la vecina Concepción del Uruguay, donde “el problema actual es que los ocho despidos de los últimos dos meses no fueron reemplazados, por lo que el trabajo es cada vez más pesado para quienes aún conservan su puesto”.

Así, el integrante de Stia sostuvo que, aunque “no hay faltante de producción, la crisis derivó en el aumento de la carga de trabajo de los operarios».

“La situación económica del país seguramente afecta, pero hoy se trabaja de la misma forma que otros años, con una producción promedio de 215 mil pollos por día”. En cambio, según contó Jurado, la crisis llevó a que “los dueños de la firma no estén ganado lo mismo que años anteriores, pero es un costo que lo terminan sosteniendo los trabajadores”.

Por eso, y atendiendo a lo sucedido en Serviaves, dijo que “debe estarse atento a lo que suceda en los próximos meses, porque el rubro avícola no se ve afectado de un día para otro por estar mediado por un sistema de crianza”.

Paritarias

La rama alimentación está dividido en cinco convenios. Uno de ellos, el perteneciente al rubro avícola, cerró este año un aumento paritario del 20 por ciento, a pagarse en dos tramos, más un bono de 3.500 pesos.

El otro convenio de Concepción del Uruguay es el arrocero, que cerró un aumento del 25,5 por ciento.