Entregan mobiliario para la accesibilidad de personas con discapacidad en instituciones educativas

Con el fin de avanzar en distintos aspectos para la mejora y fortalecimiento de la inclusión de personas con discapacidad en el ámbito escolar, el Consejo General de Educación (CGE), puso en marcha el Programa Integral de Accesibilidad.

En este marco, la semana pasada se le entregaron al Centro Educativo Terapéutico N° 1 de Paraná, indumentaria y sillas posturales elaboradas por alumnos de las escuelas técnicas de la provincia. De la N° 1 Dr. Luis Mac Kay Gualeguay, dos sillas posturales; de la N° 1 España de La Paz, dos sillas posturales; y de la N° 3 Enrique Carbó de Paraná, arneses, pecheras, y mantas para sillas de ruedas.

Con este programa establecido por Resolución Nº 4879/19, el CGE propicia entornos de aprendizaje accesibles, proponiendo como una acción sistemática, organizada y sostenida en el tiempo un Programa Integral de Accesibilidad.

La presidenta del CGGE, Marta Irazábal de Landó, explicó que “en estos dos años de gestión se ha planteado un trabajo co-responsable, articulado y colaborativo en distintos aspectos relativos a la inclusión de estudiantes con discapacidad y en este sentido se ha impulsado el trabajo colaborativo entre las direcciones de Educación Especial, de Educación Técnico Profesional y de Planificación de Infraestructura potenciando los saberes y experiencias de cada uno para generar este programa”.

Resaltó que este programa permite “avanzar en la construcción de ayudas técnicas y dispositivos para personas con discapacidad y que favorezcan además de la vida del estudiante, los procesos de enseñanza y de aprendizaje”.

En este sentido, Landó destacó el rol de los alumnos y docentes de las escuelas técnicas “que con mucha responsabilidad y compromiso piensan y proyectan cómo ayudar al otro, buscan su bienestar y para ello trabajan en conjunto con las instituciones que lo van a recibir”.

Actores

La funcionaria resaltó que “es de enorme valor la producción de los talleres de las escuelas de Educación Técnica; en esta línea de cultura inclusiva, los estudiantes han construido distintos dispositivos, para la comunicación, para la accesibilidad del entorno y para la movilidad; y los han entregado a instituciones escolares a las que asisten personas con discapacidad, que las necesitan, esto habla de la convivencia, del respeto hacia los otros, de la empatía y de una acción de formación para nuestros estudiantes que les aporta a la profundización del saber técnico específico”.

El programa promueve la construcción de dispositivos técnicos, tecnológicos y otros elementos/productos para personas con discapacidad que habiliten la mejora en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, que propicien entornos accesibles como facilitadores tanto para el desarrollo de habilidades personales como de aspectos ligados al equipamiento e infraestructura de las instituciones escolares.

En este sentido, se han construido sillas posturales, sillas anfibias, sillas de ruedas de calle, sillas de rueda deportivas, plataforma para sillas de ruedas, hamacas para sillas de ruedas, ropa adaptada para personas con movilidad reducida, ayudas técnicas para colocarse las media y prender botones, aros magnéticos, rampa de accesibilidad a algunos edificios escolares, bipedestadores, juguetes adaptados a necesidades sensoriales (personas ciegas) entre otros; y se proyecta con este programa ampliar hacia numerosos implementos que favorecen la accesibilidad y son factibles de ser elaborados en los talleres de la educación técnico profesional.

La directora de Educación Especial, Viviana Rodríguez, expresó que “la propuesta apunta a generar de manera vivencial una cultura inclusiva basada en valores de respeto y empatía con los otros; permite además articular líneas de trabajo al interior de las instituciones de la Modalidad Técnico Profesional desarrollando capacidades tecnológicas, productivas y sociales vinculadas a proyectos solidarios e inclusivos”.

Agregó, que además “propicia instancias de capacitación técnica y pedagógica a docentes y alumnos promoviendo asimismo la articulación permanente entre las instituciones de Educación Técnico Profesional con las de la Modalidad de Educación Especial, para relevar e ir resolviendo necesidades específicas en torno a la accesibilidad para personas con discapacidad; con la mirada y saber específico de los especialistas de la Educación Especial en tornos a las necesidades para eliminar barreras del entorno para los distintos tipos de discapacidad”.

Por su parte, el director de Educación Técnico Profesional, Héctor Rousset, apuntó que “las escuelas de Educación Técnico Profesional contribuyen desde la formación que las caracteriza, poniendo a disposición saberes, capacidades, competencias, técnicas, procesos, herramientas y máquinas entre otros; contribuyendo a que la comunidad educativa reflexione acerca de las diferentes formas de inclusión y la discapacidad, donde se aborden temas relacionados a prácticas discriminatorias, diversidad cultural, el rol de la escuela y las actitudes personales acerca de la inclusión y los aportes que desde el saber construido en el ámbito escolar pueden ser puestos al servicio de otros para lograr equidad de oportunidades y mejoras en la calidad de vida”.

De este modo, las instituciones de Educación Técnica y de Educación Integral trabajarán para la inclusión articuladas en el paradigma de la equidad en el acceso y participación al igual que en torno a la no discriminación, como ejes esenciales para identificar las barreras del entorno para luego intentar modificarlas mediante prácticas educativas cotidianas que enriquecen la formación de los estudiantes en el marco del desarrollo y fortalecimiento de una cultura inclusiva como forma de relación con los otros y de vida.

Rodríguez agregó que “el trabajo articulado y corresponsable implica el compromiso desde la Dirección de la Modalidad de Educación Especial, para aportar saberes específicos al análisis de situaciones que requieren de distintos equipamientos y/o productos que pueden ser confeccionados en los talleres de la Modalidad Técnico Profesional con la guía y sugerencias adecuadas en relación a contemplar aspectos sensoriales, motores, cognitivos, comunicacionales específicos para la mejora de la calidad de vida y la accesibilidad de las personas con discapacidad en el ámbito escolar y social; por lo que se aporta el saber disciplinar de especialidades tales como Terapia Ocupacional, Psicopedagogía, profesores en discapacidad auditiva y visual, Kinesiología, entre otros.

Asimismo, la Dirección de Especial aporta el elevamiento en torno a estas necesidades de apoyos técnicos para la accesibilidad a través del permanente contacto directo con las instituciones y servicios educativos que trabajan cotidianamente con los estudiantes con discapacidad, sea al interior de la Modalidad como en relación al acompañamiento para la inclusión en distintos niveles y modalidades del sistema educativo”.

La Dirección de Planificación de Infraestructura y Equipamiento Escolar del CGE, por su parte, complementa todos estos aspectos con el relevamiento permanente de necesidades para accesibilizar edificios escolares mediante rampas y otras adaptaciones o dispositivos menores (señalética, por ej.), viables de ser realizadas por los estudiantes de las escuelas de Educación Técnico Profesional; como así también el análisis y saberes técnicos específicos de condiciones relativas a la accesibilidad, pautas técnicas, marcos regulatorios y otros aspectos en el marco de la competencia del área a nivel educativo.