Espacios culturales no resisten la pandemia

Salas y multiespacios culturales ven afectas sus actividades en Entre Ríos producto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) confirmó AIM. Algunos, cierran sus puertas y otros intentan no desparecer. 

Foto: Chacabuco Art.

La situación es distinta en la cartografía provincial pero el problema es el mismo: la suspensión de talleres y funciones.  La coyuntura empuja a muchas salas y multiespacios a replantear estrategias y otras son marginadas por el Estado y deben cerrar sus puertas.

Las salas que sobreviven son las que no tienen que pagar alquiler, pero los artistas y talleristas vinculados a esas instituciones  están en una situación complicada, ya que no tienen ayuda del Estado que prometió asistencia pero, los largos y complicados trámites burocráticos solo son expresiones de deseo porque los recursos no llegan efectivamente.

Los principales afectados son salas de Paraná, Victoria, Gualeguay y Chajarí, según pudo relevar esta Agencia, aunque no hay un muestreo oficial del impacto del Aspo en la industria cultural entrerriana.

Un espacio icónico de la capital era el multiespacio Chacabuco Art que cerró sus puertas. En un comunicado público explicaron: “Con la cuarentena no podemos seguir sosteniendo los talleres y seminarios. Somos muchos los que formamos parte de ese espacio, pero no tenemos otras opciones”.

“Fue una hermosa experiencia haber formado parte de ese espacio, no sólo comencé con los talleres de historias y cuentos, sino que retomé algo que tenía abandono que es la escritura de cuentos infantiles. Pero lo más importante, conocí muchas personas con ideas, sueños y proyectos”, indicaron en un comunicado oficial.

Lo que le ocurrió a Chacabuco Art  también pasa a otras salas del interior de Entre Ríos, que están al borde de desaparecer.