Estudiantes se manifestaron contra el aumento del boleto urbano

Estudiantes de diferentes espacios se congregaron frente al Palacio Municipal este lunes, para repudiar la sesión del Concejo que fijó un nuevo aumento en el boleto del colectivo urbano. Según entienden, esta nueva suba imposibilitará a muchos jóvenes el acceso a un estudio en condiciones dignas. “Intentamos visibilizar nuestro reclamo pese a que no nos dejaron ingresar al recinto”, dijo a AIM la presidenta del Centro de Estudiantes de Psicología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), Lucía Flores.

Aunque se congregó en la explanada del Palacio Municipal desde temprano, un nutrido grupo de estudiantes universitarios no pudo ingresar a presenciar la Sesión Ordinaria del Concejo Municipal en la que se aprobó un nuevo aumento en el boleto del colectivo urbano. Según detalló Flores, las puertas del Municipio se cerraron desde antes de las ocho de la mañana para impedir todo reclamo durante el transcurso del debate legislativo.

“Fue una sesión plagada de irregularidades. No solo porque no se dejó entrar a quienes se acercaron, sino que además se creó mucha confusión porque se cambió el lugar de la sesión tres veces: primero se anunció en el teatro Tres de Febrero, luego en la Sala Mayo y finalmente terminó realizándose en el Palacio Municipal”, dijo la estudiante.

Así, el Concejo Municipal logró aprobar sin mayores sobresaltos un proyecto que fijó la tarifa del servicio de colectivo urbano en 13,50 pesos, aumento que se dará de forma gradual pero que podría alcanzar incluso un valor de 14,85 pesos para octubre de este año.

Por este motivo, las consignas de los estudiantes que se manifestaron fuera del recinto se centraron tanto en el “costo inaccesible” como en la “calidad precaria” del servicio. “El aumento profundiza el rol de un Estado que viene abandonando a los estudiantes y a la comunidad en general, a fin de favorecer a las empresas privadas en un contexto político y económico de ajuste y recorte a la educación pública», explicó Flores, recordando además que «una situación similar se vive en relación al transporte interurbano entre Paraná y Santa Fe».

Poco apoyo

“Es increíble ver cómo numerosos funcionarios que se pronunciaron a favor de la juventud terminaron votando a favor de estas leyes”, criticó Flores, remarcando la necesidad de contar con el apoyo del arco político para poder llevar su reclamo a niveles más concretos.

Asimismo, subrayó la necesidad de “seguir con la difusión de la problemática para sumar la mayor cantidad de gente posible, porque se necesitan muchos cuerpos para alcanzar los objetivos propuestos”.

“Es importante organizarnos para plantear al Estado que no está cumpliendo con nuestros derechos básicos como la salud, la educación, la vivienda o el trabajo”, puntualizó.