Farer trabaja un protocolo sanitario para los remates de ganado

La producción agropecuaria quedó exceptuada de las actividades restringidas por la emergencia sanitaria para frenar la pandemia de Coronavirus. No obstante ello, las faenas del campo demanda una mayor responsabilidad y solidaridad, afirmó a AIM el titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer), José Colombatto,

“Con la cuarentena diría que estamos trabajando más que antes”, señala a esta Agencia el presidente de Farer, José Colombatto, ante la consulta de cómo se lleva la actividad agropecuaria en el marco de la cuarentena obligatoria impuesta para amortiguar la pandemia de Covid-19. En este sentido, el dirigente rural expresó que “si bien la cuarentena nos obliga estar en nuestros hogares, activamos el grupo WhatApp y nos comunicamos vía Skype y estamos tratando de cubrir todos los frentes”, apuntó.

En este sentido, aludió a los anuncios del Ejecutivo provincial de diferir el pago de impuestos. “Con respecto al impuesto inmobiliario estábamos teniendo reuniones donde veíamos venir que el Gobierno iba a postergar el pago. Faltaba la rúbrica del gobernador. Lo esperábamos y en este contexto se puede decir que es un logro más que nada por gestión dela Mesa de Enlace provincial”, evaluó.

Normas de actuación

En cuanto las actividades concretas del sector ganadero, Colombatto contó que se están ultimando detalles en el diseño de “un protocolo para las ferias remate. Porque para las rurales los remates son prácticamente los sostenes económicos. Queríamos por eso armar un protocolo de la mejor manera, respetando el tema sanitario de esta cuarentena y en el manejo con gente. Un protocolo que incluya los empleados de las rurales, de las consignatarias, las fuerzas de seguridad, y el personal, en general”, planteó.

Sobre esta propuesta, el representante de Farer dijo que se trata de dar continuidad a un trabajo “con los productores y empleados rurales de cómo manejarse en esta pandemia porque tenemos una doble responsabilidad. Porque si bien el decreto del Presidente nos autoriza a trabajar, eso no quita de que se tienen que hacer mucha responsabilidad y solidaridad para no ser vehículo de este virus. Así que en esto trabajamos, tratando de hacer docencia con empleados y productores rurales”, apuntó destacar la articulación de las distintas Rurales con intendencias para atravesar la crisis sanitaria. “Estamos todos en el mismo barco”, graficó.