Granja Tres Arroyos quiere reducir sueldos con la excusa de la pandemia

Los trabajadores de la planta del frigorífico de pollos de Concepción del Uruguay están en alerta ya que la empresa les comunicó la idea de reducir la cantidad de horas de trabajo. El nuevo esquema se implementaría como restructuración por la emergencia sanitaria del Coronavirus. La disminución de horas laborales traería aparejada la baja en los sueldos, aunque no disminuiría el nivel de faena de pollos, denunció uno de los delegados obreros a AIM.

Por convenio colectivo de trabajo, los obreros de Gran Tres Arroyos de Concepción del Uruguay trabajan 9 horas. Pero ahora con la excusa de la pandemia, la empresa quiere reducir la cantidad de horas del personal a 7, descontando las dos horas no trabajadas de los sueldos. La paradoja es que este nuevo esquema de trabajo no impactaría en el nivel de producción, porque con el mismo personal, seguirían faenando la misma cantidad de pollos: unos 210.000 pollos por día, contó a esta Agencia Maximiliano Zalazar, delegado por los trabajadores.

“Lo que pasa es que todo vienen de la mano del Coronavirus, con lo que el Ministerio de Salud le quiere aparentemente hacer implementar a las empresas”, contó el trabajador. “Como todos sabemos, las grandes empresas como lo es Tres Arroyos, se agarran de este conflicto y problema que estamos padeciendo para incrementar sus ganancias, como siempre pasa”, señaló.

Para entender el conflicto el delegado explicó que “en Tres Arroyos hacemos dos turnos, doble jornada, donde lo que es faena de pollos, se trabaja con 300 personas aproximadamente por turno; es decir 600 en total. Lo que quiere implementar la empresa, lo que propuso como medida sanitaria, es hacer tres turnos, dividiendo la misma cantidad de gente, faenando la misma cantidad de pollos. Se pasaría así a tres turnos de siete horas cada uno. Bien, lo que pasa es que la empresa no quiere pagar las 9 horas que debería pagar como dice el convenio y el decreto de emergencia del Gobierno. Lo que quiere es pagar son esas 7 horas, avasallando nuestros derechos laborales adquiridos y lo que ha planteado el Gobierno con la emergencia que señala que se puede reducir la jornada laboral, pero no el sueldo. Entonces ellos se cierran en querer pagar las 7 horas, por lo cual se nos reduciría un 20 por ciento de nuestro sueldo, es decir entre 10.000 y 14.000 pesos por mes. Ahora bien, si ellos reducen las horas, nosotros queremos cobrar las nueve como corresponde que dice el convenio colectivo, las leyes”, apuntó.

Ayer, los trabajadores realizaron una asamblea, y hubo comunicación con los representantes de la empresa en Buenos Aires, porque los obreros se oponen a la medida que ahora está en un tire y afloje.