Grave: Con la rotura de silo bolsas, crece el vandalismo en el campo

La pandemia de Covid 19 no frenó la inseguridad en los campos y el vandalismo de rotura de silo bolsas con soja se incrementa en diferentes localidades del país. Esta vez, el grave hecho se produjo en Palavecino, ubicada a unos 10 kilómetros de Gualeguaychu, hacia el centro de la provincia. «De las 234 toneladas que tenía la silo bolsa rota, se perderá un 70 por ciento», confirmó a AIM el arrendatario de la propiedad, Mariano Moreno.

De las 234 toneladas de joja que tenía la silo bolsa rota, se perderá un 70 por ciento. Foto: gentileza Walter Feldkamp

En diálogo con esta Agencia, Moreno, ingeniero Agrónomo de profesión, contó que arrienda el campo en Palavecino, donde sufrió la rotura de silo bolsas cargadas con soja. «Calculamos que (el hecho de vandalismo) fue el miércoles de noche o en la madrugada del jueves. Nosotros estuvimos ese día en el campo hasta las 15 y ayer viernes a la mañana nos encontramos con la situación».

Lo que le ocurrió a Moreno no es diferente de lo que está pasando en otros lugares del país: Ni el Covid-19 frena la inseguridad en los campos y el vandalismo de rotura de silo bolsas con soja se incrementa en localidades de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y ahora, Entre Ríos.

La pérdida, además de la bolsas, el reembolsado y el trabajo, es del producto, en este caso soja. Moreno explicó que a la soja que cayó tras la rotura de la silo bolsa «le llovió arriba, es decir que la soja inició un proceso de germinación. En el movimiento que realizamos para sacarla también se rompió y perdió. La bolsa completa rota tenía 234 toneladas y estimamos que se perderá un 70 por ciento, de lo cual lo que queda de está expuesto a altos descuentos en el destino (puerto, cooperativa) por que puede ser mercadería de rechazo y/o de altísimo costo».

Moreno aseguró que como la soja ya inició el proceso de germinación, será rechazada en puerto o en una cooperativa, y aunque la tomaran «porque iniciamos el proceso de secado, igualmente nos aplicaran descuentos enormes que imposibilitarán que la oleaginosa salga al destino prefijado».