Guía: “El Gobierno en vez de garantizar previsibilidad genera incertidumbre y malestar”

El endurecimiento del cepo al dólar, con mayores restricciones al comercio exterior, “afecta a la provisión de insumos al campo en plena campaña”, aseguró a esta Agencia el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía, quien indicó: “El Gobierno no quiere concentración, pero, la verdad, es que hace todo para que todo se concentre más y desaparezcan los pequeños y medianos productores, quienes no podrán afrontar esta campaña si siguen estas restricciones”.

El vicepresidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía. //AIM.

La Resolución del Banco Central de la República Argentina (Bcra)  “complicará la provisión de insumos, piezas y dispositivos importados que no se fabrican en el país y no cuentan con sustituto local, como es el caso de los fertilizantes fosforados, piezas de maquinaria agrícola”,  indicó a esta Agencia el referente nacional de FAA.

“Lamentablemente el Gobierno erra, nuevamente, el camino, ya que está generando un malestar e incertidumbre muy grande en el sector productivo en plena campaña de siembra fina”, aseguró Guía, quien contó que: “Hoy no hay precios, no hay entrega de fertilizantes y no queremos imaginar de volver a las peores épocas de intervención del Estado”.

En ese sentido, detalló que muchas de las empresas no pueden generar el precio en base al dólar oficial, por lo que “nuevamente será el pequeño y mediano productor agropecuario el que pagará los platos rotos, quien no puede comprar una mercadería con un remito abierto y en diciembre ver lo qué pagará y cuál es el dólar que pagará”. Al respecto, precisó que las empresa de agroquímicos “pararon las ventas, no hay entrega de fertilizantes y de fitosanitarios, porque el Bcra está tomando intervención sobre dónde se tiene que comprar cuando el precio que tiene que pagar el productor para adquirir insumos debería ser el del dólar oficial, por lo que se para al único sector que genera algo de divisas para el país, es decir, es pegarse un tiro en la pierna”.

“Son una locura y un error de este Gobierno las restricciones que desalientan a la agroindustria y producen un malestar sobre el único sector que está generando dólares para el país en un momento en el que el Estado tiene que promover políticas públicas para que los productores puedan sembrar y, así, haya más producción,  fletes y camiones en la rutas”, remarcó Guía, quien subrayó que estas decisiones “afectan al pequeño y mediano productor y favorecen la concentración  de la producción en pocas manos”, remarcó Guía, quien indicó: “El pequeño y mediano productor necesita financiarse en las agronomías o cooperativas porque no hay un banco que lo atienda y no puede comprar al contado los productos”.