Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$117,7 / $123,7

Internacionales
Internacionales

Alimentos: Crisis climática modificará la producción primaria

Nuevas simulaciones numéricas predicen cambios profundos en las condiciones de cultivo que afectarán la productividad dentro de los próximos 10 años si continúan las tendencias actuales de calentamiento global.

Se prevé que los rendimientos de maíz disminuyan en casi una cuarta parte para fines de siglo, mientras que los rendimientos de trigo podrían aumentar alrededor de un 17 por ciento a nivel mundial. En los graneros más importantes del mundo, habrá cambios importantes mucho más rápido de lo esperado previamente, por lo que los agricultores de todo el mundo tendrán que adaptarse a las nuevas condiciones climáticas.

"Estamos descubriendo que las nuevas condiciones climáticas están impulsando los rendimientos de los cultivos por encima de lo normal en más y más regiones. Las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por los seres humanos están provocando temperaturas más altas, patrones de precipitación alterados y niveles más altos de dióxido de carbono en el aire"

"Esto afecta el crecimiento de las plantas, y encontramos que la ocurrencia de la señal del cambio climático, el momento en que los años extraordinarios se convierten en la norma, ocurrirá en muchos de los principales graneros del mundo durante la próxima década o poco después", explica el autor principal Jonas Jägermeyr, modelador de plantas y científico del clima en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la Nasa (Giss), en el Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York y en el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK).

"Eso significa que los agricultores tendrán que adaptarse mucho más rápido, por ejemplo, cambiando las fechas de siembra o usando diferentes tipos de cultivos para evitar grandes pérdidas, pero también para obtener ganancias en regiones en latitudes más altas", agregó.

Rendimientos de maíz en baja, rendimientos de trigo en alza

Al combinar una serie de nuevas proyecciones climáticas y varios modelos de cosecha de última generación, el equipo de investigación creó lo que actualmente es el conjunto más grande de proyecciones de rendimiento futuro.

Descubrieron que habrá cambios significativos en la mayoría de las principales regiones productoras en un futuro muy cercano. El maíz se cultiva en una variedad de latitudes, incluidos países subtropicales y tropicales, donde las temperaturas más altas serán más dañinas que las regiones más frías de latitudes altas. En América del Norte y Central, África Occidental, Asia Central y Oriental, los rendimientos de maíz pueden disminuir en más del 20 por ciento en los próximos años.

El trigo, que se desarrolla mejor en climas templados, podría aumentar la productividad en las regiones productoras actuales como resultado del cambio climático, incluido el norte de Estados Unidos y Canadá y China.

Exacerbación de las desigualdades existentes

"Un efecto que los datos muestran claramente es que los países más pobres probablemente experimentarán las mayores disminuciones en los rendimientos de sus alimentos básicos más importantes. Esto agrava las diferencias ya existentes en la seguridad alimentaria y la prosperidad", dice Christoph Müller, coautor e investigador en el Instituto de Potsdam.

Lo importante es que el crecimiento del trigo en el hemisferio norte no compensa las pérdidas de maíz en el hemisferio sur. Los países pobres y, por supuesto, los propios pequeños agricultores afectados, a menudo carecen de los medios para abastecerse de alimentos en el mercado mundial. Por tanto, el cambio fundamental previsto en los patrones de producción agrícola podría suponer un riesgo para la seguridad alimentaria en algunas regiones y beneficiar a otras.

La temperatura no es el único factor que afectará los rendimientos futuros de los cultivos. Un mayor nivel de dióxido de carbono en la atmósfera tiene un efecto positivo en el crecimiento de las plantas, especialmente en el caso del trigo. Sin embargo, esto también podría reducir el valor nutricional de las plantas.

El aumento de las temperaturas globales también está relacionado con cambios en los patrones de precipitación y la frecuencia y duración de las olas de calor y las sequías que ponen en peligro la salud y la productividad de los cultivos. "Incluso en escenarios climáticos optimistas en los que las sociedades realizan ambiciosos esfuerzos para limitar el aumento global de la temperatura, la agricultura global se enfrenta a una nueva realidad climática", dijo Jägermeyr.

Fuente: MetoRed

cambio climático crisis y soberanía alimentaria industrias - empresas - economía

Artículos Relacionados

Teclas de acceso