Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$103,2 / $109,2

Internacionales
Internacionales

El volcán de isla La Palma expulsa olivino, un piedra semipreciosa

La erupción del volcán de La Palma ha popularizado en España muchos términos del que habitualmente sólo hablan los expertos. Hace dos días, el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) publicó una fotografía de una de las rocas expulsadas por los cráteres en la que se veía un precioso mineral cristalino verde, el olivino, que ha despertado un gran interés al mencionarse que una de sus utilizaciones más conocidas es como piedra semipreciosa en gemología.

El olivino se encuentra fácilmente en muchos lugares. En especial en las áreas volcánicas. Por ejemplo, “las rocas basálticas de la zona de Olot y la Garrotxa tienen olivino, así como la mayoría de las que encontramos en Canarias”, apunta Domingo Gimeno, catedrático de petrología y geoquímica de la Universitat de Barcelona (UB). “Desde las primeras erupciones del volcán de La Palma ya se encontraron rocas con olivino. Yo tengo aquí algunas que he observado al microscopio y tienen olivino”, indica el profesor Gimeno.

"El olivino suele ser de color verde oliva y tiene un brillo vítreo. Este mineral lo encontramos formando parte de las rocas ígneas con contenidos en SiO2 (sílice) relativamente bajos (rocas ígneas máficas), como por ejemplo, los basaltos", explica Meritxell Aulinas, profesora del departamento de Mineralogía, Petrología y Geología Aplicada de la UB.

El olivino, explica el catedrático de la UB, “es un mineral silicato que tiene pocos componentes en su formulación: sílice, oxígeno y una solución sólida de dos elementos, hierro y magnesio”. Si el mineral es puro magnésico se llama forstenita y si es puro férrico se conoce como fayalita. “Los olivinos que se forman en los basaltos —las rocas extrusivas de los volcanes— así como los del manto terreste suelen ser de tipo magnésico”, observa Gimeno. Aulinas comenta que "el hecho de que en estas últimas lavas la presencia de olivinos sea más importante que en las lavas emitidas al inicio de la erupción, puede ser indicativo que el magma es diferente en cuando en su composición (es decir ha variado)".

La mayor piedra de olivino que existe pesa 319 kilates, procede de una isla del Mar Rojo y se encuentra en el Smithsonian de Washington
El nombre de olivino tiene dos siglos. Hasta entonces se llamaba peridoto. El peridoto ha sido utilizado como piedra semipreciosa desde la antigua civilización egipcia, por lo que es muy conocida. La de mayor tamaño que existe, de 319 kilates, fue hallada en Zabargad, una isla del Mar Rojo y hoy está en el museo Smithsonian de Washington. Aunque las condiciones desérticas de la isla la hacen poco apropiada para la existencia de asentamientos humanos, hay evidencias de que fue explotada para extraer sus piedras verdes en yacimientos de alrededor del año 250 a.C.

Plinio el viejo relata que las piedras verdes de Zabargad fueron llevadas por primera vez a El Cairo como regalo a la reina Berenice cuatro siglos antes de Cristo
El escritor romano Plinio el Viejo refirió la existencia de una isla que concuerda con Zabargad que habría sido descubierta por piratas. El autor latino explica que las piedras verdes fueron llevadas a El Cairo por primera vez como un regalo para la reina de Egipto, Berenice (340 a.C-279/268/ a.C). Pero si alguien piensa que la aparición de rocas con olivino podría proporcionar algún tipo de riqueza ineperada surgida del volcán, que se olvide. Es un material abundante y se puede comprar un paquete de 100 pequeñas piezas de olivino en Amazon por sólo 3,74 euros.

El olivino no tiene usos industriales de relevancia, pero la forsterita se puede utilizar para eliminar las impurezas del acero. En el espacio, ha sido hallado olivino en meteoritos que orbitan cerca de Marte y Júpiter.

españa

Artículos Relacionados

Teclas de acceso