La Defensoría del Pueblo aclaró que continúa con su trabajo habitual

La oficina del ombudsman de la ciudad de Paraná informa que el trabajo en la institución continúa al ritmo habitual, con la atención a los vecinos en las formas y horarios regulares, a pesar de quedar en acefalía la titularidad de la institución.

Tras la finalización del mandato del defensor Adjunto, Pablo Donadío, el martes 26 de noviembre pasado, y el fallido intento de elección de nuevos defensores, la tarea quedó en manos enteramente del equipo de trabajo de la institución, conformado por empleados de carrera, que –como lo venían haciendo- atenderán personalmente consultas y recibirán reclamos de 7.30 a 13, de lunes a viernes, en Monte Caseros 159 y 161.

Esta última dirección corresponde a la oficina del Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría. También, los vecinos podrán comunicarse telefónicamente en esos horarios y días a los números (0343) 4202322/4211050/0800 777 1112. Por mail a defensoriaparana@gmail.com o mediante el facebook Defensoría del Pueblo de Paraná. Las vías de contacto con el Centro de Mediación son: Teléfono (0343) 421-1029 y mail a mediacionparana@hotmail.com.

La situación inédita, de acefalía, generada a partir de la falta de Defensor, implica limitaciones en el desempeño de la institución en lo referido a la emisión de resoluciones y recomendaciones, instrumentos formales previstos para fijar posicionamiento en determinados temas; pero no afecta al normal desarrollo de la atención a los ciudadanos en las cuestiones referidas a vulneración de derechos y reclamos ante incumplimientos por parte del Estado municipal.

Las consultas, quejas y reclamos son recibidas por el área de atención al ciudadano y luego, son atendidas por el personal que tiene a cargo la resolución de los casos, tal como sucede habitualmente.

Se recuerda que la Defensoría del Pueblo puede intervenir ante problemas e inquietudes respecto a: servicios públicos, tasas municipales, impuestos y tarifas; instituciones de salud; entidades bancarias; transporte público y tránsito; obras públicas; situación de discriminación; ocupación de la vía pública; contaminación ambiental, entre una gran variedad de temas. En tanto, a través del Centro de Mediación se atienden conflictos entre vecinos surgidos por divergencias en torno a, por ejemplo, medianeras, humedad en paredes linderas, ruidos molestos, pérdidas de desagües, situaciones de convivencia. El Centro de Mediación propone un espacio de encuentro entre los vecinos, acompañados por los mediadores, quienes crean el clima adecuado para que puedan dialogar sobre los temas que les preocupan, en un ámbito de respeto y comprensión mutua.

Se apuntó que el mandato de Pablo Donadío, en la función de defensor del Pueblo Adjunto, finalizó el 26 de noviembre pasado, día en que fracasó la elección de nuevos Defensores del Pueblo en sesión del Concejo Deliberante de la ciudad. Donadío estuvo a cargo de la institución desde el 30 de abril pasado, cuando el Defensor titular, Luis Garay, se acogió al beneficio jubilatorio. La Defensoría del Pueblo de Paraná empezó a funcionar en 2003 y desde entonces es la primera vez  se queda sin defensor.