La Justicia municipal ordenó desmantelar una antena de telefonía

Vecinos del Club Instituto de Paraná llevaron adelante una protesta en enero pasado en contra de la instalación de una antena de telefonía dentro del predio de la institución deportiva. A raíz del hecho se conoció que la empresa Telecom Personal nunca inició los trámites de autorización de la obra. El Club rescindió el contrato el privado y la Municipalidad ordenó el cese. Ahora el Juzgado de Falta ordenó que se desmantele. “Fue una batalla ganada”, dijo AIM un representante de la de la Asamblea Ciudadana Vecinal. 

Este miércoles se conoció una resolución de Amado Siede, titular del Juzgado de Faltas N° 1 de la Municipalidad, en la que ordena que en un plazo corrido de 20 días se desmantele o/y  desarme la estructura de telefonía móvil que comenzó a instalarse en el Club Atlético Instituto, ya que se había rescindido el contrato entre la empresa y la institución. La estructura había desatado la protesta de los vecinos atemorizado por los posibles daños a la salud de la antena. Pero además la obra no contaba con la autorización correspondiente, recordó Leonel Panonni a esta Agencia, quien asesoró a los vecinos del barrio bario Santa María del Rosario por parte de la Asamblea Ciudadana Vecinal Paraná.

“Si bien en la resolución se intima al Club, la responsable es la empresa. Lo que correspondería ahora es la intimación a la empresa de telefonía a través del juzgado, no se si ya se hizo. De todas maneras lo importante radica que la obra no puede continuar, que se debe desmantelar. Frente a un contrato que fue rescindido por la empresa por no contar con los permisos; interviniendo el Juzgado de Faltas en razón de ese hecho, y viendo la contravención frente a la ordenanza y la ley provincial, lógicamente el resultado es ordenar el desmantelamiento”, explicó.