La peste

Una pandemia es una epidemia extendida a todo el mundo, en las actuales condiciones muy favorecida por la globalización. Y una epidemia es una enfermedad infecciosa que se extiende más de lo esperado.

Una pandemia es una epidemia extendida a todo el mundo, en las actuales condiciones muy favorecida por la globalización.

Algunas epidemias recientes, que suscitaron en su momento gran temor, fueron el Sida, hoy controlado,  y el ébola, que tiene una tasa de mortalidad del 90 por ciento, pero no se ha extendido fuera del África.

En estos momentos, el mundo parece en guerra, por lo menos está más convulsionado que nunca sobre todo por la influencia que tienen sobre las mentes -y a través de ellas sobre los cuerpos- los medios de comunicación y cierta explotación quizá comercial del miedo a la enfermedad y a la muerte.

Covid 19

Circula  una enfermedad de baja mortalidad,  alrededor del cuatro por ciento, que fue bautizada después de algunas vacilaciones como Covid 19 y se atribuye a un coronavirus, que son el tipo de virus que produce la gripe.

Covid es acrónimo del inglés coronavirus disease 2019. Es una enfermedad infecciosa causada por el virus Sars-CoV-2.9​​ Se detectó por primera vez en la ciudad del centro de China de  Wuhan, donde al principio fue negada y luego atribuida a gente que cocinaba  y comía murciélagos

La enfermedad se manifiesta con  síntomas parecidos a los de la gripe:  fiebre, tos, dificultades respiratorios, dolores musculares. Puede derivar en neumonía, dificultad respiratoria aguda, y choque séptico que lleva al 4% de los infectados a la muerte. No hay  tratamiento específico.

​La transmisión se puede prevenir con el lavado de manos, uso de mascarillas, y tosiendo en el brazo replegado a la altura del codo.

El Covid 19 está hoy en el centro de la atención perturbada de la gran mayoría, que se ve obligada a aislarse  y a dejar de lado sus tareas cotidianas. Los países han sido afectados uno tras otro. Está controlado en la China donde apareció, pero sigue su carrera en Europa, donde la indisciplina y la resistencia de la población a aceptar medidas ha hecho su parte. Algunos gobiernos, como los de Estados  Unidos o el Brasil, han  observado una actitud vacilante ante la enfermedad, lo que favorece su desarrollo, que amenaza con ser catastrófico para la economía mundial, que ya venía golpeada.

El Covid 19 es una más de muchas pestes que han asolado a la humanidad seguramente desde los orígenes, aunque la primera documentada data de unos 2500 años

Los apestados de antaño

Durante la guerra del Peloponeso entre Atenas y  Esparta, que marcó el inicio de la decadencia definitiva de la Grecia clásica, un tercio de la población murió a consecuencia de la peste, posiblemente fiebre tifoidea que se transmite por el agua.

Es la primera peste de que se tenga noticia gracias al historiador Tucídides, que la caracteriza como algo jamás visto, de origen desconocido, que antes que nadie mataba a los médicos.

En  la novela  Alexia de  Atenas, la autora inglesa Mary Renaud narra el momento en que una pareja abandona a su hijo recién nacido en un lugar preparado a propósito, dentro de un ánfora. El padre ofrece  un consuelo diciendo que alguien poderoso lo recogerá y el niño será posiblemente un general, ya que ellos no pueden alimentarlo y seguramente morirán.  De regreso, escuchaban a lo lejos los aullidos de los lobos.

La viruela hace carrera

Algunos siglos después cayó sobre Roma la llamada «peste de Galeno», posiblemente viruela. Entre sus  muertos ilustres estuvo el emperador filósofo, Marco Aurelio, con otros  5.000 romanos. La viruela a lo largo de los siglos ha hecho una cosecha formidable.  Ha sido erradicada por completo, pero las grandes potencias guardan el virus en sus laboratorios con fines de estudio, o quizá para usarlo contra algún enemigo aprovechando que las generaciones actuales no están

vacunadas.

Inicio de la  peste bubónica

La peste de Bizancio en el 541 se produjo durante el reinado del emperador  Justiniano, Fue provocada por las pulgas de las ratas de los   barcos en el puerto y fue la primera manifestación en  Europa de la peste bubónica, debida al bacilo de Yersin. En  Bizancio provocó 10.000 muertos por semana antes de extenderse a otras ciudades. En el viejo continente a lo largo de 1500 años  con intermitencias pudo haber matado unos 200 millones de personas, en alguna ocasión  casi la mitad de la población, al punto que ciudades enteras quedaron casi deshabitadas.

La visión tenebrosa de la época se puede apreciar en las danzas macabras del siglo XIV, donde se representaban esqueletos invitando a los vivos a bailar con ellos y arrastrándolos a la muerte

La peste negra

La peste negra fue  una versión de la bubónica, todavía más mortal. Fue la que exterminó la mitad de la población, sin perdonar a los nobles. Se la llamó  «castigo de Dios».

Relatos de la época dicen que los cadáveres se apilaban en las calles  porque los entierros masivos no daban abasto. De estos entierros, que prueban que los relatos no son fantasiosos, hay rastros arqueológicos  en  Londres, Praga y Marsella.

La gripe española

La primera guerra mundial, entre 1914 y 1918, fue la guerra para terminar con todas las guerras, según las ilusiones de la época. En algunas de sus batallas, en que los soldados estaban enterrados hasta la cabeza en el barro, murieron centenares de miles de hombres, como en el Somme, en Verdún o en el Marne.

Pero la verdadera matanza vino después, una vez disparado el último cañonazo  y fue provocada por la llamada «gripe española». Era una variante del virus influenza de tipo A, que   mató entre 50 y 100 millones de personas en dos años, más que la peste negra medieval. Hizo víctimas en todo el mundo, pero se llamó española porque España, que no participó de la guerra, dio mucha información sobre el tema

El sarampión

El sarampión y la varicela son enfermedades predominantemente infantiles, que provocan marcas rojizas en la piel,  fiebre alta y  malestar grave. El sarampión causó la segunda mayor pandemia de la historia. La muerte suele deberse a la inflamación pulmonar o de las meninges, que deja secuelas graves.

Se conoce desde hace más de 3000 años y tiene alta tasa de contagio.  Ha matado hasta ahora unos 200 millones de personas y no está erradicada a pesar de haber una vacuna.

El Sida

El Sida está en el quinto lugar entre las pandemias más extendidas, y  ha sido fundamental en la historia moderna, donde está muy relacionado con la cultura pop. Es provocado por un retrovirus muy estudiado en la actualidad.  Destruye la capacidad de defensa contra otras enfermedades,  de manera que cualquier infección puede llevar a la muerte

El VIH o virus del Sida mató  en el mundo más de 25 millones de personas y a sigue siendo un peligro. El virus podría tener un origen artificial. Hay respecto del VIH   movimiento negacionista que afirman que el virus  no existe y es invención de la industria farmacéutica.

Tifus

El tifus  es provocada es  una de las pandemias actuales, provocada por el Rickettsia y  tranmitida por insectos y otros artrópodos

Afecta sobre todo a  poblaciones rurales o muy aisladas debido a los vectores principales y a sus reservorios animales.

El cólera

Hace algunos años se desató sobre todo entre los más pobres de Latinoamérica una epidemia de cólera, enfermedad provocada por la bacteria conocida como vibrio cholerae. El cólera  mata debido esencialmente a la deshidratación que en muchos casos es prácticamente imposible de parar debido a la velocidad a la que se pierde el agua debido a la diarrea intensa que lo acompaña.  El cólera provocó una pandemia en el siglo   XIX -una de cuyas víctimas más ilustres fue el filósofo Georg Hegel en 1831-  y  epidemias muy extensas en el siglo XX, cuya suma  supera los tres millones de muertos.

De la Redacción de AIM.