Ley de emergencia: Advierten que la vejez no está entre las prioridades del Gobierno

La vocal por los jubilados en la Caja de Jubilados y Pensionados de la Provincia de Entre Ríos (Cajajper), Lilia Santiago, publicó una carta abierta en la que manifestó su más profundo rechazo al proyecto de Ley de emergencia pública del Poder Ejecutivo provincial. Además, preguntó al gobernador, Gustavo Bordet, si “es consciente del daño que produce esta decisión al colectivo de los adultos mayores”; aseguró que “la historia se encargará de juzgarlo” y afirmó que la vejez no está en la agenda del Gobierno, supo AIM.

Dura critica de jubilados al proyecto de Ley de Emergencia Publica.

En su carácter de vocal, representando a todos los jubilados, pensionados y retirados provinciales, Santiago manifestó, en una Carta Abierta a la que accedió esta Agencia, su “profundo pesar por la decisión inconsulta del Poder Ejecutivo de la provincia, al enviar el Proyecto de Ley emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa, y previsional, con el propósito de asegurar el cumplimiento de las funciones  inherentes al Estado provincial y la normal prestación de los servicios públicos”.

En otro párrafo, Santiago se dirigió al gobernador, Gustavo Bordet, y le preguntó, “con el respeto que merece su investidura, ¿es usted consciente del daño que produce esta decisión al colectivo de los adultos mayores, a los que permanentemente les dicen que están cuidando? ¿Es esta la forma que usted entiende por cuidarlos?”.

En rigor, la vocal por los jubilados en la Caja le hizo saber al mandatario que “la historia se encargará de juzgarlo, y es posible que se lo recuerde como el hombre que con sus actos le quitó derechos legítimamente conquistados a los jubilados y pensionados provinciales. Entiendo perfectamente el momento crítico que atraviesa la humanidad en su conjunto por la pandemia del Covid 19, pero esto no lo habilita  para perjudicar a los más vulnerables como son/somos los adultos mayores”.

Siempre dirigiéndose a Bordet, Santiago le explicó que “no es la Caja de Jubilados la responsable de los desfasaje económicos financieros de la provincia. Los problemas son estructurales y abarcan al conjunto de las políticas provinciales y nacionales que, a casi 40 años del regreso a la vida democrática de nuestro país, no pudieron o no quisieron encontrar los mecanismos para lograr sustentabilidad del sistema previsional, para reducir la pobreza, para lograr mejor calidad de vida, para hacer de nuestra nación un país libre y democrático”.

Decisión inconsulta

“La decisión intempestiva e inconsulta  de enviar este proyecto de Ley que usted llama de solidaridad, que afecta los derechos de los 55.000 jubilados y pensionados provinciales, es como una cachetada en el rostro para quienes depositaron toda la confianza en su gestión”.

También recordó al gobernador que “los trabajadores aportamos toda nuestra vida laboral, para tener una vejez más o menos digna, y hoy no estamos dispuestos a que de un plumazo se nos condene a mendigar para solventar los altos costos que hoy implica la atención médica, los medicamentos, la vivienda, los alimentos…”.

Santiago evocó que los jubilados son “una parte muy importante de la economía ya que representamos casi un 18 por ciento del total de la población. Muchas de las actividades están sostenidas por el colectivo de los adultos mayores. Basta pensar en quienes son los que dejan sus pequeños ahorros en los emprendimientos turísticos que, para esta provincia, son de vital importancia, tal como lo ha manifestado usted en muchas ocasiones”.

La vejez no está en la agenda del Gobierno

Para Santiago,  el envejecimiento y la vejez, no está en la agenda de prioridades del gobernador, aunque los adultos mayores al igual que todos los ciudadanos, “tenemos el derecho al disfrute de vivir en contextos donde seamos tratados con el mayor de los respetos. Somos adultos mayores que exigimos se respeten nuestros derechos. De no hacerlo, señor gobernador, estará incurriendo en una flagrante violación a los derechos humanos”.