Lo peor está por venir

Poco a poco, el mercado empieza a ver que la recesión será peor de lo esperado. Los últimos pronósticos de consultoras, bancos y analistas que periódicamente releva el Banco Central mostraron para este año una caída del PBI mayor a lo previsto un mes atrás y una recuperación para el año 2020 menor a la proyectada a finales de junio.

Lo peor está por venir

En concreto, la mediana de las 51 entidades que este mes participaron del Relevamiento de Expectativa de Mercado (REM) prevé una caída de 1,5 por ciento para el PBI este año, cuando antes esperaban que el rojo sea de 1,4 por ciento. Para 2020, ahora prevén una suba de dos por ciento del producto: 0,2 punto menos de lo previsto un mes atrás.

Si bien la diferencia no es muy abultada, revela un empeoramiento de las condiciones económicas tanto para este año como para el próximo.

Según destaca el Banco Central, los participantes «redujeron sus expectativas de variación trimestral sin estacionalidad (s.e.) del PIB a precios constantes para el segundo trimestre de 2019 (desde 0,7 por ciento s.e. hasta 0,5 por ciento s.e.), mantuvieron lo esperado para el tercer trimestre (0,5 por ciento s.e.) y elevaron la expectativa de expansión del PIB para el cuarto trimestre (de 0,4 por ciento s.e. hasta 0,5 por ciento s.e.)».

La encuesta se realizó entre el lunes 29 de julio y el miércoles 31, con lo cual los estrategas contaban con datos económicos frescos para realizar su análisis. El único evento que quizá escapó de sus análisis fue el cambio de humor de los mercados globales en los últimos tres días, producto de una Reserva Federal más conservadora de lo previsto y del reavivamiento de la guerra comercial con los nuevos aranceles que Trump impuso a China.

Inflación, alta pero estable

En lo que refiere a inflación el mercado espera que en julio el IPC ronde el 2,4 por ciento apenas por debajo de lo previsto el mes anterior. Para todo 2019 el mercado mantiene su expectativa de que la suba de precios sea del 40 por ciento.

Las proyecciones de dólar son un poco más optimistas de lo que esperaban a fines de junio y ven un tipo de cambio mayorista a 50 pesos para diciembre de este año, con un alza de un peso por mes a partir de octubre. El mes anterior esperaban que a fin de año la cotización entre los grandes jugadores se ubique en $50, 2.

Por otro lado, los bancos y consultoras bajaron sus proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria, aunque esos números ya quedaron desarbitrados respecto a los valores actuales. Así, para agosto estiman una tasa promedio de Leliq de 59,70 por ciento (-1,35 p.p. respecto del REM de junio) y un sendero descendente hasta alcanzar 53 por ciento en diciembre de 2019 (-2,00 p.p. en relación con lo pronosticado en junio).

De todos modos, las Paso del próximo domingo y con más fuerza lo que pase en octubre, son dos eventos claves que con certeza moverán para un lado o para el otro las expectativas. Y sobre estos resultados no hay ninguna encuesta que pueda adelantar con certeza qué es lo que va a ocurrir en las urnas.