Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$123,7 / $129,7

Locales
Locales

El servicio de colectivos rehén del contrato de concesión

Tal como fue anunciado, la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná mantuvo un encuentro abierto con funcionarios de la Municipalidad de Paraná para abordar los cuestionamientos al servicio de colectivos. Reiteraron la idea de dar de baja el contrato de concesión del servicio de transporte urbano y aportaron vías de resolución. “Les dimos muchas ideas”, sostuvo en diálogo con AIM la asambleísta Alicia Glauser, quien explicó que en breve tendrán una nueva reunión para tener una devolución a los reclamos señalados.

Con el tema central del transporte público de pasajeros en la capital provincial, la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná se reunió este lunes con el flamante secretario de Seguridad Vial, Movilidad y Ordenamiento Urbano municipal, Juan Manuel Tamareu; el coordinador de la Secretaría de Seguridad Vial, Enrique Ríos; y el director de la tarjeta Sube en Paraná, Julián Zorn. El encuentro contó con una gran participación de asistentes que reiteraron todos los reclamos, así como se aportaron posibles soluciones a los problemas esgrimidos, comentó a esta Agencia la referente vecinalista, Alicia Glauser.

Las quejas fueron las de siempre: las frecuencia, colectivos rotos, suciedad dentro de las unidades, falta de garitas, falta de control municipal, barrios que no tienen acceso al servicio. Y lo que se ha venido insistiendo es que vuelvan los recorridos como antes de la Pandemia, de un punto al otro. Pero la cuestión es que los funcionarios admiten que “el transporte urbano está atado a la concesión”, sintetizó la asambleísta.

Por otro lado, los vecinos expresaron su interés para que sea el intendente Adán Bahl quien encabece estas reuniones. “Él debería estar al frente de las conversaciones”, al tiempo que se recordó que las empresas concesionarias, Ersa y Transporte Marino Moreno, reciben subsidios millonarios, de 51 millones de pesos y con eso tan siquiera le pagan a los trabajadores, hoy de paro por falta de equiparación salarial.

Entre otros reclamos puntuales, se indicó que no hay puntos de recarga de la tarjeta Sube en los barrios, y que además muchos comerciantes cobran un sobreprecio de hasta 20 pesos por carga, sin que hay sanción con multas del organismo competente.

“Todos los reclamos están incluidos en el pliego de condiciones, como coches nuevos, con piso para personas con dificultades de acceso. Son todos viejos y no cumplen”, clamó Glauser que dijo que pidieron que se rescinda el contrato, porque por acuerdo luego de esta medida puede quedar queda un año de gestión empresaria en cuyo lapso el municipio pueda generar la transición. “Le dimos un montón de ideas, porque hasta los choferes pueden ser los mismos aunque no sigan las empresas concesionarias del servicio”, comentó.

paraná

Artículos Relacionados

Teclas de acceso