Municipio y provincia acuerdan cómo actuar ante el Último Primer Día de Clases

El municipio de Paraná, junto al Consejo General de Educación y el ministerio de Salud de la Provincia, diagrama acciones de concientización y prevención de cara a los festejos del Último Primer Día. La comuna informa que no organiza ningún festejo en relación con esta actividad. En el mismo sentido, el CGE instruirá a las escuelas sobre procedimientos para la prevención y el cuidado de los estudiantes.

Desde hace algunos años, los adolescentes festejan por iniciativa propia el inicio del último año en la secundaria como el cierre de una etapa significativa de sus vidas. Estos festejos suceden por fuera de las instituciones y no están contempladas en ningún proyecto pedagógico. Desde el municipio de Paraná se apela a la responsabilidad de los adultos referentes de los estudiantes y al cuidado atento entre pares.

El intendente Bahl explicó que: “Vamos a estar presentes como Estado velando por el cumplimiento de la Ley Nacional 24.788 –que prohíbe la venta y el consumo de alcohol en menores de 18 años– previniendo disturbios en la vía pública y atentos a una eventual emergencia”.

Este año, el municipio plantea una campaña en redes sociales, con una serie de mensaje dirigidos a los menores de edad y otros a los adultos, basándonose en la cultura del cuidado, en consonancia con las políticas públicas del Sedronar.

“Apelamos al cuidado atento de los adultos referentes para aconsejar y cuidar a los y las jóvenes que nos rodean. Y a los estudiantes, para que se cuiden y se acompañen”, expresó Bahl.

Por otra parte, desde el Consejo General de Educación, informaron que enviarán material a los directivos y supervisores de todas las escuelas una guía de actuación para la prevención y protocolos de actuación.

En este sentido, el vocal Exequiel Coronoffo, indicó que “desde el gobierno provincial no promovemos la iniciativa del UPD, pero sí somos conscientes que es una actividad que hace algunos años se viene realizando. Por este motivo apelamos a la responsabilidad de todos los actores en materia de cuidado personal, del cuidado del otro y de la salud, seguridad e integridad de nuestros estudiantes”.

Asimismo, el funcionario agregó: “Esperamos que el regreso a la escuela sea un momento de celebración y alegría responsable, y en ese sentido recurrimos al compromiso de las familias y los adultos en general. Nos preocupamos por la integridad de nuestros estudiantes y también queremos resguardar a las instituciones educativas, en tanto que son el sitio en el cual los chicos transitan su recorrido escolar”, concluyó Coronoffo.

Finalmente, el director general de Salud Mental de la provincia, Carlos Berbara, manifestó que desde la cartera sanitaria provincial se observan con preocupación las prácticas vinculadas al consumo en adolescentes como es el caso de la denominada último primer día de clases (UPD). “Que tantos jóvenes menores de 18 tengan acceso a estos productos, a los cuales por ley no deberían acceder, nos debería interpelar a los adultos: padres, tutores y comerciantes, respecto al rol que cumplimos para que esto se dé; ya que por acción u omisión estamos avalando estas prácticas riesgosas”, manifestó el funcionario.

Asimismo, el médico psiquiatra subrayó que hay que tener en cuenta que “los y las adolescentes metabolizan más lento el alcohol y al consumirlo dañan más su organismo”.