Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$123,7 / $129,7

Nacionales
Nacionales

Aumenta casi un 50 por ciento la fauna marina muerta

Más del 40 por ciento de la fauna encontrada sin vida eran cetáceos, en su mayoría Delfines Franciscanas, que por tercer año consecutivo encabeza la lista de animales hallados sin vida. Además, al igual que años anteriores los cuadros de desnutrición, deshidratación e hipotermia fueron la afección predominante. Del total de animales vivos asistidos (181), un 51,09 por ciento presentó ese tipo de cuadros, una cifra muy similar a la registrada durante el 2020 (51,6 por ciento).

Hace varios años que el Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino lleva a cabo un registro y análisis anual sobre la totalidad de la fauna marina que requirió algún tipo de asistencia profesional. Durante el año 2021, de un total de 306 animales asistidos, entre aves, mamíferos y reptiles marinos, se registraron 125 animales encontrados sin vida durante las tareas de monitoreo de playas, un 47 por ciento más que en 2020 (el total de ese año fue de 85 ejemplares hallados muertos en playa).

Por otro lado, 181 animales fueron encontrados vivos y pudieron recibir algún tipo de asistencia veterinaria; de éstos sólo 35 requirieron asistencia en playa, mientras que 146 debieron ser ingresados al Centro de la Fundación para recibir tratamiento por diversas causas y afecciones. De los animales que fueron admitidos para rehabilitación, 76 pudieron ser exitosamente tratados y reintroducidos al mar después de recibir el alta médico veterinaria, pero lamentablemente, 75 animales murieron durante el período de rehabilitación debido a la gravedad de sus cuadros. Tres animales, entre ellos un pingüino Rey, una tortuga cabezona y una tortuga verde, aún continúan en rehabilitación.

En cuanto a los animales hallados sin vida, el 43,2 por ciento perteneció a la familia de los cetáceos. De este grupo, la gran mayoría fueron Delfines Franciscanas, que por tercer año consecutivo encabeza la lista de los animales encontrados muertos en la playa (20 en 2019, 33 en 2020 y 38 en 2021). Vale destacar que el delfín Franciscana se encuentra en estado vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) y se estima que mueren entre 500 a 800 delfines por año en la costa bonaerense debido a la pesca incidental. Y, ya desde principios de la década del 2000, se calculaba que la pesca incidental era la causa de muerte de unos 2900 individuos anualmente.

“La Franciscana es un delfín de hábito costero que sólo habita en la costa atlántica de Sudamérica. Por elegir aguas poco profundas cercanas a la costa es una especie que se encuentra amenazada tanto por la captura incidental en redes de pesca como por la contaminación de tipo química y acústica. En el caso de la captura incidental quedan atrapados en las redes de pesca y por tener respiración pulmonar y no poder salir a respirar a superficie terminan muriendo por asfixia”, explica Rodríguez Heredia.

Por otra parte la falta de alimento se observó sobre todo, en el caso de los pinnípedos, en el Lobo Marino de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis), donde de un total de 45 animales asistidos, un 55 por ciento (25) presentaron cuadros de desnutrición y deshidratación seguida de hipotermia. El mismo tipo de cuadro afectó al pingüino magallánico (Spheniscus magellanicus) donde de un total de 56 animales, un 73 por ciento (41) presentó esta afección.

“Por algún motivo ambas especies no encuentran el alimento suficiente y salen a nuestras costas con cuadros de desnutrición de distinta gravedad. Ambas absorben el agua a través de alimento sólido que ingieren, principalmente pescado, por lo que si no comen sobreviene un cuadro de deshidratación. En esos casos, pierden la posibilidad de termorregular y salen famélicos a la playa. Si no reciben asistencia, difícilmente sobrevivan”, explica Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino. Hay que tener en cuenta que el pingüino magallánico es un animal gregario por lo que su hallazgo solitario representa un indicador de que necesita ayuda. Distinto es el caso de los pinnípedos que salen del agua para descansar o reproducirse en sus colonias.

Interacción con plástico y redes de pesca

Si bien la contaminación por basura en el mar afecta a todas las especies marinas, un caso especial es el de las tortugas marinas dado que ingieren distintos tipos de plásticos y elementos extraños al confundir su alimento (fauna gelatinosa, algas y pastos marinos) con la basura. Durante el 2021 de un total de 52 tortugas registradas un 21 por ciento (11) expulsó basura durante su proceso de rehabilitación o evidenció plástico en su tracto digestivo en el caso de los animales que fueron sometidos a una necropsia dado que fueron hallados muertos. De hecho, una tortuga verde rescatada el 13 de diciembre pasado luego de quedar atrapada en redes de pesca llegó a expulsar un total de 22 de gramos de basura en la cual podían distinguirse 10 tipos de plásticos distintos.

Otra especie que mostró ser afectada de manera negativa por causas antrópicas fue el Delfín Franciscana. En total durante este 2021 se registraron 40 cetáceos de esa especie, 38 hallados muertos y dos cachorros vivos que fallecieron a los pocos días de ser rescatados. En el 35 por ciento (14) de los casos, los animales mostraron signos externos de interacción con redes de pesca. En 2 delfines de esta especie que fueron llevados a necropsia se detectó plástico en su sistema digestivo.

Desde hace varios años que la conservación del Delfín Franciscana viene llamando la atención de expertos de todo el mundo para aunar esfuerzos en pos de la supervivencia de esa especie. En ese sentido, la Fundación Mundo Marino, la ONG internacional Yacu Pacha y la National Marine Mammal Foundation, junto a otros centros de rescate de la región, vienen trabajando en la unificación de los protocolos de asistencia y rehabilitación tanto de animales adultos como neonatos en los casos en que son hallados varados vivos en nuestras costas.

Por último, respecto al impacto del plástico en esta especie, en septiembre del año pasado salió publicado un estudio en la revista internacional Frontiers que analiza cómo distintas especies del Estuario del Río de la Plata funcionan como indicadores biológicos de la interacción negativa con plásticos. El estudio se denomina Charismatic Species as indicators of Plastic Pollution in the Río de la Plata Estuarine Area, SW Atlantic. El análisis selecciona 14 atributos de tipo biológico, metodológico y de conservación que deberían tenerse en cuenta a la hora de seleccionar una especie para ser considerada como indicadora de una interacción negativa con el plástico.

Pablo Denuncio, doctor en Biología, docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata e investigador del Conicet, y co autor del estudio junto con Rodríguez Heredia, entre otros, explica: “La Franciscana es el mejor indicador de la interacción negativa con plástico en nuestro Estuario del Río de La Plata por ser una especie que permite un fácil registro tanto en puertos como en varamientos por su problemática de interacción con trasmallos y por además tener poca movilidad, es decir, sabemos que es una especie representativa de esta área geográfica que analizamos”

Fuente: El Litoral

biodiversidad buenos aires

Artículos Relacionados

Teclas de acceso