Periodistas analizan el caso de los presuntos abusos a menores en Oro Verde

Cuatro periodistas paranaenses analizaron el caso de los presuntos delitos de Corrupción de menores, abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual agravado contra dos niñas y un niño. Los hechos datan de 2005 a 2011 y las víctimas son tres chicos de la localidad de Oro Verde.

Foto: archivo.

En el programa El ventilador, que se emite por Canal Once de Paraná, el periodista Federico Malvasio se refirió a los abusos a tres hermanitos en Oro Verde y explicó que «al caso lo venía siguiendo como lector. Es muy impactante, me sorprendió la aparición de los nombres que salieron. Desde el accionar de la Justicia llama la atención que con las mismas pruebas que se archivaron hace cuatro años, se haya desarchivado y nos hayamos enterado de este escándalo. No se sumó nada nuevo, sino que la fiscal Laura Cattaneo actuó muy bien y el juez Gustavo Maldonado procesó a estas personas. Cuando uno se pregunta quiénes fueron los funcionarios judiciales de ese momento no se sabe, nadie da el nombre. Es como que se inició una causa nueva».

Más adelante, Malvasio explicó que «Los mismos abogados defensores de los imputados, como Rubén Pagliotto, aseguran que nunca se habían encontrado con un caso así».

Una causa frenada

Por su parte, el periodista especializado en policiales Javier Aragón dijo que «se habla de que la causa quedó estancada porque gente de la Justicia la frenó para beneficiar a alguien. Esto se dice en los pasillos, nadie se anima a decirlo. Aseguran que había elementos contundentes para avanzar en la causa, respecto a alguien que está muy ligado a uno de los procesados. Está mencionado con un apodo en el expediente. Son beneficios que ese amigo le pudo haber dado a alguien de la Procuración».

«Abuso sexual, ritos satánicos, sometimiento, trabajo esclavo, traslado hacia otra provincia de las víctimas en contra de su voluntad, es gravísima la acusación. A las víctimas hay que protegerlas», agregó.

Por su parte, el periodista Jorge Riani, señaló que «si el poder (político o judicial) llega a estar involucrado en el frenado de la causa es algo muy grave, extremo, repugnante y no se puede dejar de investigar. Si las personas involucradas se dicen inocentes tienen derecho a un juicio justo para demostrar su inocencia. No es la forma tapándolo».

De qué se trata

Once ciudadanos, la mayoría oriundos de Oro Verde y otros de Paraná, fueron imputados por los presuntos delitos de Corrupción de menores, Abusos sexual simple, Abuso sexual con acceso carnal y Abuso sexual agravado contra dos niñas y un niño. Los tres hermanos fueron sometidos a gravísimos vejámenes durante prolongados períodos.

Al respecto, el periodista especializado en policiales Néstor Bellini, aseguró que «la causa empezó a sustanciarse a partir de una denuncia que se presentó en Tribunales en julio de 2013. Los hechos datan de 2005 a 2011 y las víctimas son tres niños. La causa desde 2013 a 2017 estuvo prácticamente dormida. Hubo una decisión del Ministerio Público Fiscal de reflotar esta causa, la fiscal Laura Cattaneo se la puso al hombro, volvió a revisar las Cámara Gesell y vio que lo que se empezó a investigar como un abuso intrafamiliar en un solo caso respecto a una sola víctima, en realidad era algo mucho más amplio, continuado en el tiempo y que involucraba a terceras personas».

«La fiscal pidió la nulidad de todo lo actuado hasta septiembre de 2017 y dio una ampliación de requerimiento fiscal, revisando las imputaciones. El 24 de agosto hubo una rueda de reconocimiento donde los chicos volvieron a los Tribunales de Paraná, siendo ya mayores de edad, y reconocieron a varias de las personas, sindicadas como sospechosas de haber sido partícipes de estos abusos sexuales en rituales», comentó.

Asimismo, dijo que «entre los 11 imputados hay dos policías y uno de ellos es un comisario general: Mario René Wolff Furlong. Ahora él está retirado, pero en ese momento estaba en actividad. En el expediente hay datos que hablan de que este hombre podría tener una responsabilidad aún mayor que la que se le atribuye respecto a los abusos. Hay un dato que dice que este hombre habría liberado la zona de camino hacia Santa Fe por el Túnel para trasladar a una de las víctimas a la vecina provincia».

«Lo importante de la causa es que el juez Maldonado, en conferencia de prensa en Tribunales, les dice a los medios presentes, que cuando confirma los procesamientos es llamativo que a través del tiempo, porque los chicos declararon varias veces en Cámara Gesell, mantuvieron su relato hacia dentro de cada uno. Ese relato es coincidente con el relato de las otras víctimas, que también son testigos. Eso es un elemento contundente. Los chicos fueron citados en siete años para declarar, hasta siendo mayores de edad, y ratificaron el relato», comentó.

Aseguró que «lo importante de la fiscal Cattaneo, y que hay que destacar, es que se sentó a ver las Cámaras Gesell y empieza a escuchar el relato de los niños respecto del grupo familiar materno y aparecen nombres, apodos. La fiscal se dio cuenta de que no era un abuso, en un solo caso, sino distintos abusos con más víctimas y más participantes».

«El nombre del comisario general aparece con la investigación que hizo la fiscal Cattaneo. Este hombre no estaba mencionado antes. Se conocía de su participación por apodos, por su nombre de pila. La fiscal pidió a la Policía investigar y se llegó a seis imputaciones más. Hay una persona que es locutor en Gualeguaychú, hay otra funcionaria policial pero de menor rango», finalizó.

El periodista Javier Aragón, manifestó que «hay comentarios en Tribunales de que por qué se encajonó la causa. Se habla de que hay gente poderosa, ligada con algunos sectores influyentes que no están en esta investigación pero podrían ser convocados. Tenían tanto poder que lograron que las pericias no fueran tan concluyentes. La Dra. Cattaneo puso mucho esfuerzo para destrabar eso».

«Lo que buscan para ampliar responsabilidades son las relaciones comerciales del comisario, las relaciones empresariales, porque hay rumores de que así como llevaba a las víctimas a Santa Fe podía ser que las traslade a distintos puntos de la capital entrerriana», dijo. Asimismo, remarcó que «esta causa estuvo mucho tiempo parada, dormida».