Policía quiso asfixiar a su pareja llenándole la boca con arena

En el patio interno de la vivienda la tiró al piso, se sentó en su pecho y comenzó a propinarle golpes de puño en el rostro. «Te voy a descuartizar y enterrar en la arena», la amenazó. Acordó cumplir dos años de prisión condicional.

Policía quiso asfixiar a su pareja llenándole la boca con arena

El juez de Garantías Eduardo Ruhl hizo lugar al acuerdo de juicio abreviado al que arribaron la fiscal de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual, Valeria Vilchez, y el defensor, Eduardo Gerard, y resolvió condenar a un funcionario policial del Servicio 911, de 28 años, a la pena de dos años de prisión condicional por los delitos de lesiones leves calificadas reiteradas y amenazas en relación a un hecho consumado en el marco de una situación de violencia de género, y le impuso el cumplimiento de normas de conducta por el plazo de la condena.

En el acuerdo al que arribaron Vilchez y Gerard, las partes consensuaron recalificar el hecho de tentativa de homicidio por lesiones leves y amenazas.

También, para determinar el monto de la pena a asignar, las partes tomaron en cuenta «como atenuantes la carencia de antecedentes condenatorios y el reconocimiento de la autoría y responsabilidad» que realizó el imputado, mientras que como agravantes se computó «el contexto de flagrante quebrantamiento de la Ley 26.485 -Violencia de Género- y Ley Provincial de Adhesión 10.058», en que se consumaron.

«Te voy a descuartizar y enterrar en la arena»

El funcionario policial había sido imputado por el delito de tentativa de homicidio por un violento hecho ocurrido durante la madrugada del 1 de mayo de 2019.

Éste día, en el interior del domicilio en el que vivía con su pareja y su hija, cuando la mujer se acostó a dormir después de una cena con amigos, «la tomó fuertemente del cuello con las dos manos y le manifestó ‘vamos, vamos, no eras vos la que te hacías la mala’, llevándola del cuello hasta el patio interno de la vivienda donde la tiró al piso, se sentó en su pecho y comenzó a propinarle golpes de puño en el rostro, tapándole la boca para impedir que gritara, colocándole luego arena en la boca mientras le tapaba la nariz, todo ello mientras le decía ‘te voy a matar, te quiero ver muerta, te voy a descuartizar y enterrar en la arena a vos y a la hija de ambos'».

«Luego, la mujer logra levantarse del suelo, siendo nuevamente agredida por su pareja, quien la toma fuertemente del cuello, comprimiéndole el mismo, hasta que se hace presente llorando la hija en común que tienen, de tres años de edad, momento en el que el agresor se retira».

Fuente: El Diario