Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$123,7 / $129,7

Política
Política

Dirigentes peronistas hicieron catarsis por la interna y buscaron mostrar unidad

En una cumbre celebrada en Mendoza, "Hay futuro para el 2023" de cara a las elecciones presidenciales, fue la coincidencia de los dirigentes peronistas que integran el espacio oficialista, quienes destacaron la “muestra de unidad” de los sectores y enfatizaron “la necesidad de una apertura” hacia los disidentes

En una cumbre celebrada en el día de ayer en la ciudad de Mendoza, el peronismo se propuso buscar una salida, en medio de la crisis económica y política argentina, pero sobre todo mirando a las elecciones 2023. En la cumbre nacional del PJ denominada “Peronismo futuro” se escuchó a los distintos sectores y se pusieron sobre la mesa las tensiones dentro del Ejecutivo que comanda Alberto Fernández, pero con fuertes mensajes de apoyo a la vicepresidenta Cristina Kirchner y un llamado a la unidad del Frente de Todos.

Con la mirada puesta en acercar posiciones entre los diferentes dirigentes del oficialismo e incluso con referentes apartados del Frente de Todos, la senadora nacional y presidenta del PJ mendocino, Anabel Fernández Sagasti, organizó la cita para "tratar temas relacionados a soberanía política, independencia económica y justicia social".

En una reunión ecléctica, la senadora mendocina fue una de las principales espadas de la expresidenta en el Congreso y la principal organizadora del encuentro. De hecho, la facción más anti kirchnerista del peronismo local no tuvo prácticamente presencia en el lugar, pero profundizó su mensaje de acercamiento.

“A aquellos que se fueron, que están distanciados o en sus casas hay que convocarlos. Vamos a estar para ayudarlos”, indicó Fernández Sagasti al comenzar el masivo evento que se desarrolló en el tradicional Auditorio Ángel Bustelo, principal centro de congresos y exposiciones de Mendoza. Así, la presidenta del PJ local y varias veces candidata a la Gobernación dio un mensaje frente a la crisis que vive el Frente de Todos no sólo en el país sino en la provincia cuyana, con cada vez más dirigentes del peronismo tradicional que buscan ocupar un lugar más preponderante en el partido.

El auditorio “Ángel Bustelo” recibió a más de 3500 dirigentes y militantes de todo el país. Si bien se difundió como una convocatoria “amplia y diversa convocatoria”, la reacción del público ante los discursos de los distintos oradores graficó que el kirchnerismo jugó de local. Contó con la participación (tanto presencial como virtual) de referentes como el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el líder de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky; el senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá; y el exmandatario salteño, Juan Manuel Urtubey; entre otros.

Muchos dirigentes reconocieron las dificultades que enfrentan en los últimos meses, al asegurar que se trabaja por la unidad, aunque no es fácil. “Todo siempre es difícil en el peronismo, nos peleamos un montón”, reconocieron, mostrando a su vez los obstáculos que existen, sobre todo “personales”, frente a una sociedad que está “cansada”.

“Cristina nos enseñó que no había que tenerle miedo a la pelea con el poder”, dijo la senadora Juliana Di Tullio, quién expresó: “No tengo ni una sola duda de que el 2023 es nuestro. Por más que un día me levante pensando qué mal que hicimos esto, no tengo dudas. Que se olviden, no nos vamos a ningún lado”.

Se sumó el senador del FDT, Adolfo Rodríguez Saá, al aseverar: “Vamos a trabajar para volver a ser gobierno en 2023 por la felicidad del pueblo”.

Además, Di Tullio exigió que “la independencia económica requiere que nuestros gobernantes tengan la valentía”. El resto de los oradores cercanos a la vicepresidenta pusieron el foco en el mismo sentido, casi como si se hubieran puesto de acuerdo antes de hablar.

“No hay que tener miedo para tomar decisiones que no le gustan a un sector minúsculo pero poderoso de Argentina”, disparó el ministro del Interior, Wado de Pedro, que fue el más aplaudido por el auditorio. “Sin tener miedo volvimos a tener YPF y recuperamos los fondos para los jubilados”, resaltó De Pedro al rememorar políticas de la gestión de CFK.

En este sentido, el ministro del Interior puso paños fríos a las fricciones que se observan dentro del elenco gobernante. “El peronismo y el kirchnerismo son lo mismo: una fuerza política que gobierna hoy. Hay que dejar de personalizar, hay que volver a discutir ideas”, señaló “Wado” de Pedro y agregó: “El peronismo está en permanente discusión sobre cómo se resuelven la inflación y la recuperación del poder adquisitivo”. El titular de la cartera política se centró en la necesidad del PJ de discutir “un nuevo país para un mundo que viene cambiando a una velocidad sorprendente”.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, participaron a través de la plataforma virtual. A último momento se bajaron de estar presentes en el lugar, que se encontraba repleto de militantes.

A través de la plataforma Zoom, Massa aseguró que “con el desafío de distribuir el ingreso, con la responsabilidad de apostar a la educación pública y con la tarea de industrializar el país de manera federal, debemos tener la capacidad de debatir entre nosotros, pero mostrando a los argentinos que firmamos un contrato de esperanza en 2019 y en el 2023 lo vamos a consolidar”.

“Debemos tener la capacidad de debatir, pero entendiendo que el debate debe ser con altura y puertas adentro porque hoy tenemos la responsabilidad de gobernar y eso nos pone en la obligación de cumplir con el contrato electoral que hicimos en el 2019, aunque hoy ya es otro mundo”, destacó el titular de Diputados.

También estuvieron presentes el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y reconocidos dirigentes nacionales, provinciales y municipales así como el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky. Entre los legisladores nacionales que pisaron tierra mendocina se encontraban José Mayans, Eugenia Duré, Emiliano Estrada y Vanesa Siley, entre otros.

En tanto, Urtubey habló de “pensar en lo que se viene” e hizo una crítica mención a la interna del Gobierno nacional. “La confrontación hace mucho daño y es transversal a toda la política. Me parece una gran irresponsabilidad que en una Argentina con un 70 por ciento de inflación proyectada y casi un 50 por ciento de pobreza que la discusión esté planteada respecto de posiciones de poder. Están viendo de quién es la culpa. Lamentablemente la Argentina tiene que enfrentar esta forma de confrontación como forma de organización política”, indicó el dirigente del norte del país, apostando a dejar atrás las pujas internas y abocarse a la unidad. “Si la Argentina genera confianza, puede crecer. La gente ya se dio cuenta que el principal problema está en la política”, dijo.

Cuando fue el turno de la exposición de Kicillof, no hubo ahorros en loas para la vicepresidenta, críticas al expresidente Mauricio Macri y dardos a las fallas en la gestión de Alberto Fernández, por la falta de respuestas a la población, luego de haber llegado a un acuerdo con el FMI. De todos modos se mostraron confiados en las elecciones del año próximo.

“La dependencia económica vuelve a ser un verdadero peligro. Como dijo Cristina en Chaco, hay insatisfacción democrática. Por la angustia que producen las instituciones no se logran alcanzar los resultados de justicia social, por eso hay que alzar la bandera de la independencia económica”, señaló el mandatario bonaerense.

Frente de Todos

Artículos Relacionados

Teclas de acceso