Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$71,75 / $76,75

Política
Política

La pandemia y la crisis económico-social

En nuestro país, el coronavirus sostiene su difusión en el ámbito metropolitano, con más del 90 por ciento de los casos en el área. Como se ha dado en diversos países, la alta concentración de población, producto de los conglomerados urbanos, encuentra mucha mayor facilidad para su diseminación. La decisión conjunta de las autoridades nacionales, provinciales y de la ciudad de Buenos Aires de retomar una cuarentena más estricta debiera tener sus resultados en las próximas semanas, con la detención de los contagios masivos y un aplanamiento de la curva de infectados.

La pandemia y la crisis económico-social
La pandemia y la crisis económico-social

Ahora bien, esto será posible si las medidas de profundización del aislamiento preventivo tienen éxito, cuestión que todavía está en curso. A este escenario, se suman los salarios y las condiciones laborales deficientes que atraviesan los considerados trabajadores esenciales. La situación económica y social es muy preocupante, lo que genera resquemores respecto al cumplimiento que se requiere. “En nuestra opinión, se debería avanzar en decisiones que contribuyan a que ello sea posible, a través de medidas que permitan disponer recursos para los sectores más comprometidos, subsidiando universal y eficientemente, protegiendo el trabajo y evitando despidos, suspensiones y rebajas salariales”, expresaron a AIM desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop).

Para ello, “se hace cada día más imprescindible la definición de acciones que promuevan contar con los fondos necesarios para hacer frente a los problemas existentes. La demorada iniciativa de gravar a las grandes fortunas y las rentas, la indefinición respecto a la suspensión del pago de deuda a acreedores externos y el indispensable inicio de una profunda discusión en relación a la modificación del regresivo sistema tributario actual son elementos que generarían condiciones distintas a las que tenemos ahora para poder afrontar una crisis que tiende a profundizarse sin ellos”, indicaron.

Desde Cicop, “entendemos que la prioridad es sanitaria, debiendo volcarse las decisiones y los recursos consiguientes para abordar la pandemia. La probabilidad de un incremento exponencial de los casos, con una sobrecarga sobre el sistema de atención y la imposibilidad fáctica de brindar los cuidados necesarios está latente. La situación amerita la disponibilidad de todos los establecimientos sanitarios para ello, independientemente de que sean públicos o privados, provinciales o municipales. Será la manera de evitar un mayor daño en la salud de las personas que requieran asistencia de más complejidad”.

Paritarias

El gremio que nuclea a los profesionales de la Salud en la Provincia de Buenos Aires indicó a AIM que finalizó el mes de junio y la convocatoria a la paritaria de la Ley 10.471 no se produjo.

“En un contexto muy desfavorable, con salarios y condiciones laborales que siguen siendo bien deficientes, la decisión de incumplir el llamado y no reabrir las negociaciones que permitan avanzar en la situación de los profesionales de la Salud es un signo de alerta altamente preocupante de cara a las próximas semanas, sobre todo teniendo en cuenta la “esencialidad” de la tarea que venimos realizando”, denunciaron.

“Remarcamos la característica esencial de nuestro trabajo en tanto así se ha denominado la labor del personal de la Salud. Sin dejar de resaltar la importancia de nuestra actividad, reafirmamos nuestro carácter de trabajadores, con una capacitación específica y una experticia relacionada con la atención integral del proceso salud-enfermedad. Lejos de denominaciones grandilocuentes como héroes/heroínas o salvadores, reclamamos una valoración que tenga directa vinculación con lo que somos y lo que hacemos. Ni más ni menos que trabajadores fundamentales para el funcionamiento de los servicios socio-sanitarios”, agregaron.

Por eso, “insistimos en que la mejor decisión que podría tomar el Gobierno provincial en esta etapa es abrir los procesos de diálogo formales, formular propuestas que engloben todas las temáticas que conforman nuestra actividad y poner en hechos lo que se dice en palabras. Será la mejor forma de encarar la difícil tarea que tenemos por delante, donde los equipos de Salud deberán contar con todas las condiciones para hacer frente a la altísima demanda asistencial, al exponencial aumento del número de casos relacionados con la epidemia y a la complejidad de la situación sanitaria”.

Un ingreso inicial de 46.000 pesos de bolsillo, un salario promedio por debajo del valor de la canasta básica fijada por los trabajadores de ATE-Indec, el fraccionamiento del aguinaldo para las categorías más antiguas, “son cifras y situaciones que deben ser revisadas”, remarcaron.

 

 

Crisis pandemia salud

Artículos Relacionados

Teclas de acceso