Productores advierten la alarmante situación del campo y reafirmaron el estado de alerta y movilización

Productores advierten la alarmante situación del campo y reafirmaron el estado de alerta y movilización.

En la Asamblea ampliada que realizó la Mesa de Enlace, el sector se declaró en estado de alerta y movilización y se facultó a las entidades a realizar todas las gestiones y acciones gremiales necesarias, en pos de la defensa de los productores agropecuarios y sus familias, informaron a AIM.

En el encuentro de este sábado en Villaguay participaron más de 500 productores, entre ellos integrantes de las Mesas de Enlace nacional –el presidente y vice de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni y Elvio Guia; el presidente de la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA),  Jorge Chemes; y el secretario nacional de Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) y presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), Daniel Kindebaluc-  y provincial.

La jornada la abrieron los dirigentes del sector, quienes realizaropn un diagnóstico sobre la situación agroindustrial y los conflictos que se presentan para que se potencie la producción y evitar la desaparición de pequeños y medianos productores, ante las políticas de Estado que promueve el gobierno de Alberto Fernández.

Además, expusieron alrededor de 40 productores su situación, quienes contaron sus experiencias y manifestaron sus posturas sobre las acciones a seguir ante un escenario que podría presentarse adverso para el sector.

Tras un intenso y amable intercambio de opiniones, los productores aprobaron un documento en el que se manfiestó el “compromiso con el trabajo, con nuestra vocación productiva, transformadora de la realidad, generando riqueza genuina, base de todo desarrollo económico que permite lograr sociedades prosperas y sin desequilibrios”.

Productores advierten la alarmante situación del campo y reafirmaron el estado de alerta y movilización.

Políticamente, se rechazó el aumento de la presión fiscal: “Tanto en los derechos de exportación, como lo establecido por la Ley de solidaridad social, y también por la caída del Consenso Fiscal en la provincia”.

“Esta nueva transferencia de recursos del sector productivo, hacia el Estado, sólo traerá más productores expulsados, representado un claro retroceso social, económico e incluso ambiental”, advirtieron y agregaron que el sacrificio solicitado al sector no es acompañado por los Poderes del Estado (ni en el Ejecutivo, Legislativo o Judicial) quienes no poseen “proyectos reales que permitan terminar con privilegios o gastos superfluos, sino solo maquillajes o vagas promesas”.

Además, se advirtió sobre la demonización del sector: “Rechazamos todos los intentos de algunos sectores de la política o de la sociedad de imponer un relato sobre que el sector tiene rentas extraordinarias o no es solidario, lo que no solo lleva a posturas muy alejadas de la realidad, sino que estimula el enfrentamiento entre los argentinos”.

Por otro lado, como provincia diversificada en su producción, plantearon “la grave situación de todos los sectores: ganadería, tambo, arroz, citricultura, etc. en donde debe haber reglas claras de parte de los gobiernos nacional y provincial”.

“Que además del enorme peso que se soporta por la desmedida presión fiscal, se debe resolver el impacto negativo de las tasas interés en los productores endeudados”, remarcaron.

Precisamente, remarcaron que el hambre en Argentina “no la generaron  los sectores productivos, sino que es responsabilidad de quienes han administrado los millones de dólares que el sector ha transferido en retenciones por ejemplo, en más de 180 mil millones en los últimos 17 años, y nunca explicaron en que se gastaron”.

Ante ese escenario, solicitaron “la urgente reglamentación del Art. 52 de la Ley de Solidaridad Social de segmentación,  en base a un sistema de mínimo no imponible, en forma automática, transparente, sin crear nuevos organismos o fondos especiales, que debe ser transitoria, hasta tanto el gobierno nacional establezca el cronograma de eliminación total de las retenciones, como fue el compromiso del Alberto Fernández”.