Quién era María Marta Bazán, la abogada argentina asesinada en México

El martes pasado por la mañana María Marta Bazán fue asesinada dentro de su casa, ubicada en el Condado de Sayavedra, una exclusiva zona en Atizapán de Zaragoza, estado de México.

La mujer de 48 años apareció muerta en su casa con un golpe en la cabeza Crédito: Facebook

Bazán era argentina. Tenía 48 años. Había nacido en la ciudad de Buenos Aires, luego se había mudado a Mendoza y por último, a México. En la provincia cuyana estudió y se recibió de abogada.

Ya instalada en México, trabajó en el Consulado General de la República Argentina y, en la actualidad, como independiente en el área de seguros.

Bazán estuvo casada con el mexicano Ramón Beteta, de quien se divorció hace tiempo y con quien tuvo dos hijos: una adolescente de 18 años y un varón de 15.

«Era una buena persona, siempre sonriendo, siempre activa, siempre con buen humor», dijo su excuñado a La Nación. Asimismo, aseguró que las versiones que indican que fue abusada sexualmente son falsas y que el motivo del asesinato fue un robo. También confirmó que este mediodía habrá una misa en la agencia funeraria y que luego, cerca de las 14 (hora local), será el entierro.

El crimen

Bazán fue encontrada el pasado martes por la mañana dentro de su residencia ubicada en calle Castillo de Nottingham, a unos 30 kilómetros de la capital mexicana. Fue hallada en una de las habitaciones con un golpe en la cabeza.

Las cámaras de seguridad del barrio en que vivía grabaron las últimas imágenes que se tienen de la ciudadana argentina. En ellas se la ve ingresando a su domicilio, acompañada por alguien conocido.

Ayer las autoridades confirmaron que una persona está detenida por el asesinato, de acuerdo con lo publicado por el diario El Universal.

En estos momentos en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México están declarando varios testigos, entre ellas una de las trabajadoras domésticas. Los peritajes sobre el cuerpo ya concluyeron, por lo que el cadáver ya está en manos de la familia.

El recuerdo

Varios de sus amigos mostraron su tristeza en las redes sociales y reclamaron justicia por lo ocurrido. Uno de ellos fue Daniel Rueda, quien estudió con ella en la universidad y quien subió a su muro de Facebook una foto junto al mensaje: «Que se haga justicia y encuentren al/los responsables de semejante acto de crueldad. Nunca te olvidaremos todos tus amigos. Gracias por los bellos momentos compartidos».

Laura de Cristóforo, otra amiga de Bazán, escribió: «Es muy triste tu partida repentina de manos de un cobarde que por no hacer valer su vida no valoró la tuya. Toda la vida por delante, feliz, plena, hermosa, preocupada por hacer el bien. Te quiero mucho y te deseo un buen viaje, allá nos veremos. Dame las fuerzas y la guía para terminar lo que empezamos».