Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$97,50 / $103,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Alimentación saludable para niños según su edad

La infancia es una de las etapas más importantes de nuestro desarrollo, y proporcionar una alimentación saludable para niños y adolescentes es importante para que todo vaya bien. ¿Cómo conseguirlo? Con una dieta variada y equilibrada, adaptada a las necesidades del niño en cada una de sus etapas.

Alimentación saludable para niños desde los primeros meses
Los meses de gestación y los dos primeros años son conocidos como los ‘1000 días críticos para la vida’. De hecho, en ellos se produce el desarrollo básico del niño, y la alimentación resulta crucial. Tanto que en los países más pobres la mortalidad infantil es una lacra, debido en gran medida a la desnutrición.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses. Y anima a las madres a mantenerla, junto con alimentación complementaria, hasta los dos años o más. Pero llevar esto a la práctica no siempre resulta fácil, ni está al alcance de todas las mujeres.

Si el destete se produce antes de los seis meses, lo ideal es que el paso de la leche a los alimentos sólidos se produzca de manera progresiva. Por ejemplo, yendo poco a poco de una textura líquida a purés con más grano. Puedes empezar por las papillas de cereales e ir introduciendo purés de frutas variadas o verduras frescas. Además, lo ideal es que vayas incorporando una nueva cada semana de modo que puedas identificar si alguna le produce malestar o rechazo. Evita acelgas, espinacas y nabos, por ejemplo, hasta que cumpla un año, ya que tienen un sabor fuerte y un alto contenido en nitratos. Pero a partir de los 8 meses puedes añadir carne. Y sobre los 10 meses, pescados blancos, como la merluza. Eso sí, evita la sal, al menos hasta que tenga un año.

Si apuestas por la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, puedes saltarte la fase de los purés. Prueba otra opción de alimentación saludable para niños, la alimentación complementaria ‘Baby Led Weaning’, o lo que es lo mismo, una alimentación autorregulada. Este método apuesta por dar a los niños sólidos en pequeños trozos, que ellos puedan manejar y comer con seguridad. En todo caso, infórmate bien con tu pediatra antes de ponerlo en práctica. Debes esperar a que el niño tenga cierta estabilidad sentado. Y evitar alimentos con riesgo de atragantamiento, como frutos secos, guisantes, verduras crudas. También caramelos u otros productos duros que no puedan deshacer con la lengua o el paladar.

En todo caso, la Asociación Española de Pediatría recuerda que los productos lácteos son básicos en una alimentación saludable para niños de hasta tres años. Y recomienda mantener una dosis de 500 ml de leche al día. O combinarla con el consumo de queso fermentado o yogures.

Alimentación saludable para niños de preescolar
Promover una alimentación saludable para niños de tres a seis años es una manera de garantizar un crecimiento y desarrollo adecuados. Pero también de prevenir enfermedades a corto y largo plazo. Y de ayudarles a adquirir hábitos saludables.

A partir de los tres o cuatro años los niños pueden comer de todo. Pero la Asociación Española de Pediatría señala que eso no implica que deban comer como un adulto en miniatura, reduciendo simplemente las cantidades. De hecho, una alimentación saludable para niños debe tener en cuenta que sus necesidades nutricionales son distintas a las nuestras.

La AEP recomienda una dieta variada y equilibrada repartida en cuatro o cinco comidas al día. Y para que podamos hablar de una alimentación saludable para niños de esta edad, señala que algo más del 50 por ciento deben ser hidratos de carbono. En su mayoría hidratos de carbono complejos como legumbres, cereales, tubérculos y frutas. Además, entre un 10 y un 15 por ciento de la dieta deben ser proteínas de alta calidad, más de la mitad de origen animal. Y entre un 30 y un 35 por ciento grasas. Sobre todo, grasas monoinsaturadas, como las procedentes del aceite de oliva y los frutos secos.

En total, hablamos de un aporte calórico de 1.300 a 1.500 kcal/día, a los tres años, según su actividad física. Y unas 1.800 kcal/día (90 kcal/kg/día) de los cuatro a los seis años. ¿Cómo repartirlos? Según la AEP, un 25 por ciento en el desayuno, un 30 por ciento en la comida, un 15 por ciento en la merienda y otro 30 por ciento en la cena.

Alimentación saludable para niños de primaria
Entre los seis y los 10 años los niños se enfrentan a un mayor esfuerzo intelectual, horarios escolares más estrictos, más deporte y vida social. Pero el café, el té u otras bebidas excitantes no son recomendables para menores de 12 años. Todo ese esfuerzo debe compensarse con un adecuado aporte nutricional.

Una alimentación saludable para niños en edad escolar empieza por un buen desayuno. Así que debemos planificar el arranque del día de modo que puedan tomar uno completo y sin prisas. Esto permitirá aligerar el almuerzo. En él debemos evitar el abuso de sal, huir de los fritos y no escatimar en frutas y verduras, productos frescos a los que muchas familias españolas renuncian para no encarecer la cesta de la compra. Como resultado, la obesidad infantil está presente aquí en más del 54 por ciento de las familias empobrecidas.

Además, no debemos subestimar la importancia de la merienda, que debe proporcionar un 15 por ciento del aporte calórico del día. Debe ser una comida completa, aunque de no más de 30 minutos. La Asociación Española de Pediatría recomienda apostar por la variedad. Combina lácteos, cereales, pan, fruta… y no la limites siempre al pan con chocolate.

Recuerda que una dieta variada, bien repartida durante el día y adaptada a sus necesidades es la clave para una alimentación saludable para niños. Y esta es fundamental para su desarrollo integral. Cuidar lo que comen es cuidar su presente y velar por su futuro.
Fuente: ayudaenaccion.org/

alimentación saludable alimentación infantil

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso