Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$97,50 / $103,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

¿Qué es la sinovitis transitoria de cadera?

Como su nombre indica se trata de una inflamación de la cadera (en concreto del tejido sinovial) que se resuelve sola en pocos días. Por lo tanto, se trata de un proceso benigno, leve y autolimitado.
La enfermedad fue descrita por Lovett y Morse en 1892 y desde entonces ha recibido numerosos nombres como coxitis transitoria, coxitis fugax o coxitis serosa simple.
¿Por qué se produce?
La causa de la enfermedad continúa hoy día sin conocerse.A menudo existe una infección respiratoria vírica 10 a 20 días antes del inicio de la enfermedad. Eso nos hace suponer que es secundaria a una enfermedad vírica.
Sin embargo, se ha relacionado con alguno de los siguientes procesos:
- Una infección inespecífica vírica de vías respiratorias superiores, faringitis u otitis media. Esta asociación se ha encontrado en el 70 por ciento de los casos.
- Un antecedente de traumatismo, caída o golpe. Esta asociación se ha encontrado entre el 17 y el 30 por ciento de los casos.
- Una predisposición alérgica. Esta asociación se ha encontrado entre el 16 y el 25 por ciento de los casos.
¿A quién afecta?
Es la causa más frecuente de dolor en la cadera en el niño. Puede ocurrir entre los 9 meses de vida y la adolescencia, pero sobre todo entre los 3 y los 8 años. En el 5 por ciento de los casos la clínica es bilateral, aunque estudios por ecografía han demostrado que puede haber inflamación hasta en el 20 por ciento de los casos
¿Cómo se manifiesta?
Se manifiesta con cojera de aparición más o menos brusca, acompañada de dolor al andar. Al principio el niño refiere el dolor a nivel de la rodilla, y posteriormente ya lo sitúa en la cadera. El niño suele encontrarse bien y es rarísima sino nula la aparición de fiebre.
¿Cuánto dura la enfermedad?
Es una enfermedad autolimitada que se cura espontáneamente en dos a siete días.
¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico se realiza mediante:
· Los síntomas (cojera y dolor).
· A la exploración destaca la limitación del movimiento de abducción y rotación interna de la cadera afectada.
· Existe el antecedente de una infección vírica días atrás.
· Estudios: La radiografía de caderas es normal y el análisis de sangre no revela ninguna alteración. La ecografía puede evidenciar en ocasiones un discreto derrame articular.
Dado que la enfermedad es autolimitada, si la mejoría es evidente, es posible que el pediatra no pida exploraciones complementarias.
¿Qué tratamiento tiene?
El reposo y los antiinflamatorios mejoran el dolor y acortan la duración de la enfermedad.
¿Qué pronostico tiene?
El pronóstico es bueno, aunque existe la posibilidad de recidiva.
¿La enfermedad puede dejar secuelas?
Se trata de una enfermedad autolimitada que cura sin secuelas en la mayoría de los casos. Si el proceso inflamatorio ha sido muy importante o repetido, puede existir una estimulación de las zonas de crecimiento de la cadera y provocar que ésta se haga algo más grande. Esto se conoce como coxa magna pero no produce ningún trastorno funcional.
Diagnóstico diferencial
Es importante acudir al especialista en ortopedia pediátrica para descartar otras enfermedades más graves que podrían provocar una sintomatología similar. Entre ellas destacamos la artritis séptica de cadera, la enfermedad reumática, la enfermedad de Perthes, la displasia de Meyer o la epifisiolisis proximal de fémur.
La más grave sería la artritis séptica de cadera, enfermedad muy grave porque si no se opera a tiempo y se instaura el tratamiento antibiótico adecuado puede provocar la destrucción de la articulación. Para su diferenciación utilizamos el protocolo de Kocher, específico para el manejo del dolor de cadera en el niño.
Otra enfermedad que puede presentar una sintomatología similar es la enfermedad de Perthes, proceso de necrosis de la cabeza del fémur que puede comportar también la destrucción articular.
Fuentes: Traumatologiainfantil.com

sinovitis

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso