Stanley confirmó que se reculó con el nuevo protocolo de aborto no punible y será anulado

Tras la reunión de gabinete, la ministra de Desarrollo Social cuestionó la decisión “inconsulta” del secretario Adolfo Rubinstein y adelantó que el protocolo será “derogado”. Adolfo Rubinstein fue desautorizado por Carolina Stanley

Luego de las idas y vueltas, el gobierno de Mauricio Macri confirmó que anulará el nuevo protocolo para el aborto no punible que se publicó este miércoles en el Boletín Oficial y que se trató de una decisión “inconsulta” del secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

La encargada de confirmar la decisión del gobierno fue Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social,  cartera donde funciona la secretaría de Salud.

“El protocolo va a ser derogado porque fue una decisión inconsulta del secretario de Salud”, aseguró Stanley al salir de la Casa Rosada e informó que se publicará el viernes en el Boletín Oficial

A pesar de la decisión de revertir el protocolo, por ahora el funcionario continuaría en su puesto hasta el 10 de diciembre luego del respaldo público de la UCR.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, también se refirió al tema. “La resolución se va a derogar y tiene que ver con una cuestión de formas; no se está haciendo un juicio de valor sobre la norma ni sobre el Secretario de Salud, por eso no se le pidió la renuncia”, reveló.

La polémica por el nuevo protocolo comenzó el miércoles, cuando se publicó en el Boletín Oficial la resolución que actualiza el Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE) del 2015.

“La actualización responde a la necesidad de renovar las recomendaciones internacionales acerca de los procedimientos para la ILE (dosis de medicamentos y Ameu-Aspiración Manual Endouterina) y reforzar la importancia del acceso rápido a la atención integral y a la práctica, haciendo hincapié en la atención en el primer nivel y los tratamientos con medicamentos”, remarcaba la resolución.

El primero en expresarse públicamente contra la medida fue el senador del PRO Federico Pinedo, quien consideró que “el secretario de Salud de la Nación no puede pasar por encima de un debate de seis meses del Congreso Nacional y legislar por sí mismo, contradiciendo normas de rango constitucional”.

A él le siguieron los sectores “celestes” de Cambiemos, que votaron en contra de la legalización del aborto en el Congreso.

Por otro lado, la decisión de Rubinstein fue públicamente respaldada por la UCR y algunos de sus referentes partidarios, como Ernesto Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, quien expresó su «solidaridad, apoyo y afecto» al Secretario de Salud, y el diputado nacional y senador electo Martín Lousteau, quien dijo que «es una verdadera pena que el Presidente decida en sus últimos días en el poder hacer un retroceso tan grande», calificando a la medida de Macri como una «decisión contradictoria que reprobamos».

Fuente: Tiempo Argentino.