Tips para una comunicación no violenta: ¿Es posible?

Definir qué es y qué no es una comunicación violenta es una tarea compleja, ya que intervienen numerosas variables y depende de la subjetividad de las personas. Sin embargo, hay cuestiones universales que deben ser objeto de atención en las interacciones entre personas.

Hacer mención a una serie de tips para una comunicación no violenta supone definir qué entendemos por violencia. Paralelamente, cabe preguntarnos si una persona que ha nacido en un ambiente en el que el trato entre sus integrantes no ha sido siempre satisfactorio, igual estaría en condiciones de identificar las señales de violencia por más incipiente que ellas fueran.

¿Qué es la comunicación no violenta?

Marshall B. Rosenberg es fundador y director del Centro para la Comunicación No Violenta (Ccnv), quién se interesó profundamente por nuevas formas de comunicación para presentar alternativas pacíficas a la violencia.

Rosenberg involucra en su narrativa un proceso de reflexión y de aprendizaje que busca identificar el modo en el que nos comunicamos habitualmente y cómo podemos hacerlo de un modo más efectivo y en consonancia con nuestros valores.

Así, en su libro “Comunicación no violenta: un lenguaje de vida” (2013), resume los cuatro elementos clave de la comunicación no violenta (CNV):

  • Observar/escuchar sin evaluar ni juzgar,
  • Identificar y expresar los sentimientos,
  • Asumir la responsabilidad de nuestros sentimientos y
  • Formular a los demás peticiones conscientes para enriquecer nuestra vida.

También se señala la importancia de conectar con nuestras necesidades y con las de los demás, y nos hace capaces de poner en práctica el poder de la empatía para comunicarnos de manera efectiva.

El autor, basado en algunas de sus investigaciones, hace referencia también a la existencia de juicios moralistas que, según su misma opinión: «Presuponen una actitud errónea por parte de aquellas personas que no actúan de acuerdo con nuestros valores».

Buen trato para una comunicación no violenta

Si bien no siempre es posible estar en modo armónico y de meditación, por denominarlo de alguna forma, hay cuestiones que definitivamente no pueden ni deben ser objeto de negociación y en ello estaría incluido el «buen trato».

El Ministerio de Desarrollo Social en Argentina, participó del seminario “Audiovisual, Transmedialidad y Educación en el Siglo XXI”, 2015, con el fin de promover la inclusión de la palabra “buentrato” en el diccionario de la Real Academia Española.

La expositora Marisa Graham detalló las vicisitudes de la construcción de la palabra “buentrato”, que no existe en el diccionario de la Real Academia Española, a diferencia de la palabra “maltrato”. Además, explicó: “Buscamos incluir la palabra “buentrato” en el diccionario ya que sabemos de la importancia de las palabras en la construcción de la realidad. También intentamos derribar los mitos culturales en lo que se refiere a la educación, como por ejemplo que un chirlo a tiempo educa”.

Es posible que iniciativas como la mencionada «abra puertas» y en particular «mentes» para que la violencia institucional, organizacional y personal deje de ser un modo de estar en el mundo.

Tips para una comunicación no violenta

Para el logro de una buena comunicación es importante:

  • Contar con una información adecuada que incluya el acceso a ella. Esto, sobre todo, en la etapa de la adolescencia.
  • Evitar caer en la tentación de hacer comparaciones que, además de injustas, muchas veces son equivocadas.
  • Hacernos cargo de nuestras responsabilidades, sin que esto implique sancionarnos sin sentido, representa un paso esencial.
  • Conocer los patrones familiares de comunicación, ya que el modo de interacción entre padres e hijo influye de manera en el desarrollo infantil.
  • Practicar la empatía, es decir, ponerse en el lugar del otro, para una comunicación más asertiva.

Después de leer esta nota te sugerimos que indagues sobre esos modelos de comunicación que por momentos tanto añoramos, intentando alejar los que rechazamos.

Irene Nora Melamed (médico), para Mejor Con Salud.-