Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$845,5 / $885,5

Caleidoscopio
Caleidoscopio

El mal es la mente patriarcal

Hace dos años murió en California Claudio Naranjo, médico, musicólogo y psicólogo transpersonal chileno, nacido en Valparaíso en 1932. Naranjo propuso superar un cambio cultural acaecido según él hace seis milenios, que llevó al patriarcalismo autoritario y vertical.


En una breve autobiografía dice haber sido amigo del antropólogo -y brujo- peruano nacionalizado estadounidense Carlos Castañeda, y haber aprendido mucho del psicólogo gestaltista alemán Fritz Perls. Confiesa su interés por las terapias psicodélicas y el uso terapéutico tradicional de algunas hierbas sudamericanas, como la ayahuasca.

Su inagotable entusiasmo tuvo consecuencias como que un maestro de la ley judía lo invistió de la dignidad de rabino, a pesar de escasos conocimientos del hebreo; y uno de sus maestros, Tarthang Tulku Rimpoché, le entregó el manto blanco de yogui.

En una de sus obras, Naranjo centra su interés en la crisis civilizatoria actual y le encuentra origen en una mentalidad patriarcal que habría sido consecuencia de un cambio que debió sufrir la humanidad hace unos 6000 años, cuando los agricultores debieron volver a su lejano pasado cazador y depredador.

La mente patriarcal -la mentalidad es la base de la civilización- "es un complejo de violencia, desmesura, grandeza e insensibilidad que parece haber surgido ante la crisis de supervivencia que sobrevino hará unos 6000 años,

cuando ciertas poblaciones agrícolas arcaicas indoeuropeas y semitas tuvieron que volver a hacerse nómadas y terminaron por convertirse en comunidades de guerreros depredadores."

Desde entonces prevalecen según Naranjo relaciones de dominación y sumisión que interfieren en la capacidad de establecer vínculos solidarios y fraternales; "o, para decirlo de otra manera, una sociedad en la que el hambre de amor materno y paterno llevan a la mayor parte de las personas a una dependencia afectiva y una obediencia compulsiva que no sólo son enajenadoras sino que constituyen distorsiones, falsificaciones y caricaturas del amor".

Naranjo toma la idea de la neurociencia del cerebro tripartito: reptiliano, límbico y neocórtex; pero la refiere a las enseñanzas del enigmático místico armenio Jorge Gurdjeff, que a principios del siglo pasado creó la doctrina del "cuarto camino" tendente a producir un "despertar" en los seres humanos, que en la perspectiva de Naranjo es abandonar el modo patriarcal de vivir.

Del cerebro tripartito, Naranjo infiere un amor paterno centrado en los principios o ideales y que termina en la adoración; un amor materno orientado a la naturaleza y lo individual, basado en la necesidad y no en el mérito, generoso y empático, compasivo. Y por último el amor filial, orientado a la búsqueda del placer y de la felicidad.

La condición patriarcal iniciada en la crisis de hace 6000 años ha sofocado el amor-placer y ha producido tantas personas incapaces de justicia y equidad.

Es necesaria una transformación que termine con estructuras arraigadas desde tan lejos, pero no es posible ningún cambio sin autoconocimiento individual. Una y otra vez, a través de los siglos, los cambios sociales y políticos han fracasado porque no tuvieron en cuenta los cambios en las células sociales, las personas.

Naranjo propone una escuela nueva, muy diferente de la actual, que equilibre y considere los tres aspectos de las personas: el conocimiento, la salud amorosa y la salud instintiva. "La educación se resiste a integrar lo transcendental-espiritual y lo terapéutico y sigue considerándolo un campo ajeno porque, de lo contrario, complicaría las cosas. Y es cierto, las complicaría un poco, porque significaría permitir que las personas piensen por sí mismas. Así que no se asume el riesgo. Claro que no se calcula el precio, que es la infelicidad colectiva".
De la Redacción de AIM.

Salud amorosa sociedad patriarcal EDUCACION resistencia

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso