Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$98,50 / $104,5

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Entre julio, agosto y gregorio

Cayo Julio César decidió 46 años antes de la era corriente modificar el viejo calendario romano, que tras larga vigencia ya no era capaz de ordenar la vida pública, debido a en parte a las extravagancias de los políticos y comerciantes ricos, que añadían días o meses al azar o según su conveniencia.

Julio César tenía en vista para su reforma ante todo cuestiones políticas, que empezaron por mismo nombre del calendario y el agregado de un día al mes de Julio, el nombre de la gens a la que pertenecía.

Luego el primer emperador, su sucesor Octavio César Augusto, quiso emularlo y desde entonces Agosto tiene también 31 días, para no ser menos que Julio, el mes que antes se llamaba quintilis, porque era el quinto desde marzo, el primero.

El año comenzaba en el calendario romano tradicional en marzo, primavera en el hemisferio norte, pero desde Julio César comenzó en enero.

Julio César encargó la reforma al astrónomo alejandrino Sosígenes, y fue tal que cuando se impuso se produjo lo que se llamó "el año de la gran confusión", porque tuvo 445 días en lugar de los 365 habituales.

Un sabio jesuita
Christofer Clavius fue un muy docto astrónomo jesuita, que enseñó matemáticas en el Colegio Romano fundado poco antes por Ignacio de Loyola, fundador de su orden. La actuación más recordada de Clavius fue la elaboración de la reforma gregoriana del calendario.

En 1582, el papa Gregorio XII lo llamó para ajustar las fechas, que venían desbaratadas porque había errores acumulativos.

Clavius, llamado "el Euclides del siglo XVI", editó, tradujo y comentó al gran geómetra alejandrino, 18 siglos anterior. Uno de los que estudió con sus libros de texto de matemáticas fue el filósofo Renato Descartes.

Según Galileo, Clavius era uno de los que sentía la necesidad de cambiar la concepción tradicional del mundo, que consideraba insostenible.

El día siguiente del 4 de octubre de 1582 fue 15 de octubre en los países católicos, ya que en los de otras confesiones, como Inglaterra, el cambio demoró y en Rusia hubo que esperar a la caída del zarismo.

La necesidad de la reforma del calendario surgió en el concilio de Trento para superar el desfase producido desde el concilio de Nicea en 325, cuando se fijó el momento en que debía celebrarse la pascua de acuerdo con la tradición y con relación a éstas las otras fiestas religiosas "móviles" porque se calculaban de acuerdo con el calendario judío lunar y no el solar de los romanos.

Cuándo es la pascua
En el concilio de Nicea se determinó conmemorar la pascua, de acuerdo con el calendario lunar, el domingo siguiente al plenilunio posterior al equinoccio de primavera (en el hemisferio norte; equinoccio de otoño en el hemisferio sur).

Aquel año 325 el equinoccio había ocurrido el día 21 de marzo, pero con el paso de los siglos la fecha del acontecimiento se había ido adelantando hasta el punto de que en 1582, el desfase era ya de 10 días, y el equinoccio se fechó en 11 de marzo.

El desfase provenía del cómputo inexacto de días que tiene el año trópico (que es 20 minutos más corto que el año sideral debido a la precesión de los equinoccios). El calendario juliano había creado un año bisiesto cada cuatro, por considerar que el año trópico estaba constituido por 365,25 días, mientras que la cifra correcta es de 365,242189, o lo que es lo mismo, 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Esos 11 minutos contados adicionalmente a cada año habían supuesto en los 1257 años que mediaban entre 325 y 1582 un error acumulado de aproximadamente 10 días. Es notable la gran precisión de aquel cálculo de Sosígenes, si se consideran los precarios instrumentos de medida de su época.

El calendario gregoriano “adelanta” 26 segundos por año, lo que significa que se requiere el ajuste de un día cada 3300 años.

En aquel año de 1592 al jueves -juliano- del 4 de octubre de 1582 le sucedió el viernes -gregoriano- 15 de octubre de 1582. Desaparecieron 10 días debido a se habían contado de más en el calendario juliano: constituían el "desfase" que se quería corregir.

El calendario se adoptó inmediatamente en los países donde la Iglesia Católica tenía influencia. Sin embargo, en países que no seguían la doctrina católica, tales como los protestantes, anglicanos, ortodoxos, y otros, este calendario no se implantó hasta varios años (o siglos) después. A pesar de que en sus países el calendario gregoriano es el oficial, las iglesias ortodoxas (excepto la de Finlandia) siguen utilizando el calendario juliano (o modificaciones de él diferentes al calendario gregoriano). Sin embargo, fuera del mantenimiento de un calendario eclesiástico diferente en algunos países, el calendario gregoriano es el que se considera como base para el establecimiento del año civil en todo el mundo, incluyendo los países con un año eclesiástico o religioso diferente al que se estableció en la reforma gregoriana del siglo XVI.

En 1582 comenzó a regir el nuevo calendario en Italia, Portugal, España (posesiones europeas y Canarias) y la zona católica de Polonia: después del jueves 4 de octubre de 1582 vino el viernes 15 de octubre.

En Francia, Lorena y el valle del Misisipí (Estados Unidos): después del domingo 9 de diciembre de 1582 vino el lunes 20 de diciembre.

En los Países Bajos, después del lunes 17 de diciembre de 1582 vino el martes 28 de diciembre.

Bélgica (Limburgo y provincias del sur): después del jueves 20 de diciembre de 1582 vino el viernes 31 de diciembre.

En las zonas católicas de Alemania al lunes 21 de febrero de 1583 debía suceder al domingo 10 de febrero, pero el pueblo no respetó para nada la nueva norma y luego se decidió que el domingo 16 de octubre de 1583 seguiría al sábado 5 de octubre.

En Alemania protestante, Dinamarca y Noruega: el lunes 1 de marzo de 1700 vino después del 18 de febrero.

En Inglaterra y sus colonias (Terranova y la costa de la bahía de Hudson, en Canadá; litoral atlántico de Estados Unidos (EE.UU.), Washington y Oregon; Escocia, Irlanda, India): el jueves 14 de septiembre de 1752 vino después del miércoles 2 de septiembre.

Por esta razón Cervantes y Shakespeare murieron "el mismo día", el 23 de abril de 1616, pero en realidad hubo 10 días de diferencia debido a que en esa época Inglaterra no había adoptado aún la reforma.

Posiblemente el último país que adoptó el calendario gregoriano fue Grecia: el jueves 1 de marzo de 1923 vino después del 15 de febrero.

Los rusos cambiaron el calendario después de la caía de los zares en 1917. La revolución bolchevique de octubre fue en el 7 de noviembre para el resto de Europa pero en octubre para los rusos, que seguían 10 días retrasados de acuerdo con el calendario juliano que mantenían vigente.
De la Redacción de AIM.

calendario Cayo Julio César calendario romano calendario lunar

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso