Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$165,7 / $173,7

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Infancias y discapacidad: Cuando las miradas lastiman 

“Ya me acostumbré a que algunas personas me miren con lástima cuando paseo con mi hijo usuario de silla de ruedas por el barrio”, contó a AIM Marisa Paladi, quien destacó que “pese a que en todas partes está presente el discurso de la inclusión, las personas siguen desconociendo que las infancias con discapacidad existen y por ello las y los excluyen”.

En diálogo con esta Agencia, Paladi aseguró que, desde el nacimiento de su hijo, quien tiene una enfermedad congénita que le impide caminar, entre otras cuestiones: “una de las situaciones más difíciles es tolerar las miradas de pena hacia nosotros que al día de hoy seguimos sintiendo cuando recorremos algunos lugares”.

En tal sentido, destacó: “ya me acostumbré a que algunas personas me miren con lástima cuando paseo con mi hijo usuario de silla de ruedas por el barrio” y recordó que cuando el pequeño era un recién nacido, “los médicos nos daban pronósticos terribles, que nos hacían dudar de que sobreviviera, pero aquí está él, un luchador con todas las letras”.

“Cuesta entender que la discapacidad existe, a mucha gente le cuesta mirarnos y a veces nos dejan afuera de un montón de cosas, por falta de accesibilidad”, apuntó y agregó “cada vez que me miran con lástima, me destrozan porque no quiero dar pena, quiero luchar por los derechos de mi hijo”.

Escuelas accesibles
Por otra parte, Paladi destacó que cuando su hijo llegó a la edad de escolarización comenzó una nueva peripecia: “buscamos una escuela inclusiva para que pudiese asistir e ir construyendo su autonomía, pero nos costó mucho que lo acepten en alguna institución y además que tuviesen las condiciones edilicias adecuadas para que accediera con su silla”, recordó.

“Pese a que en todas partes está presente el discurso de la inclusión, las personas siguen desconociendo que las infancias con discapacidad existen; esta sociedad sigue siendo cada vez más excluyente con miradas anticuadas, aún en el 2022”, remarcó.

“Hasta ahora seguimos sintiendo el peso de esas miradas inquisidoras, esas miradas que nos juzgan, sobre todo a las mamás que estamos al cuidado; espero que eso se pueda modificar cuando mi hijo sea mayor”, concluyó.
De la Redacción de AIM.

Exclusión discapacidad discurso

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso