Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$871,5 / $911,5

Economía
Economía

Cuánto cuesta financiar una compra en cuotas con tarjeta de crédito

Frente al escenario actual donde los sueldos corren detrás de la suba de precios, para la gran mayoría, las tarjetas de crédito son un respaldo importante para poder sostener el consumo. Si bien se trata de una herramienta muy utilizada y conveniente, que puede generar beneficios y simplificar los pagos, al mismo tiempo hay costos que deben tomarse en cuenta al momento de usarla.

Pueden ser gastos fijos o variables, mensuales o anuales, las tarjetas de crédito tienen diversos costos asociados que encarecen todo lo que se paga con ellas. Por otro lado, financiarse sin llevar un control y de manera desmesurada podría poner en peligro la economía personal.

¿En qué consiste el financiamiento que ofrece la tarjeta de crédito?
La tarjeta de crédito es una herramienta de pago que ofrecen diferentes bancos y entidades no bancarias para realizar compras. Cada persona tiene un monto mensual disponible para pagar y la posibilidad de financiar (dividir) ese pago en cuotas.

A medida que se compra en cuotas, se reduce el límite de compra que a su vez se va liberando cuando se hacen los pagos en fecha. El interés que se paga por comprar en cuotas dependerá de la cantidad de cuotas en las que se realice la compra.

El límite de compra o crédito que tiene la tarjeta se define en función de los ingresos y el comportamiento financiero con las instituciones que otorgan este instrumento de la persona que la solicita.

Las tarjetas de crédito bancarias son las que otorga un banco. En tanto, las no bancarias son aquellas que ofrecen las cooperativas, mutuales, financieras, los comercios y los supermercados.

¿Cuáles son las alternativas de pago con la tarjeta de crédito?
Pagar el total: se abona la suma de todas las cuotas de ese mes con los intereses incluidos si los hubiera, más gastos administrativos del banco. Pagar la totalidad significa que se está cumpliendo al 100% lo que se pactó entre la tarjeta y el cliente.

Pago parcial: en el caso de tener más dinero que el mínimo a pagar, pero no se cuenta con el dinero necesario para el pago total, existe la posibilidad de hacer pagos parciales. La diferencia entre el pago total menos el pago parcial será el nuevo saldo pendiente.

Una vez que sea cancelado, en el próximo resumen llegarán los intereses, que se calcularán en función a ese importe y a cuánto tiempo se demoró en cancelar ese saldo pendiente.

Pagar el mínimo: el banco da la opción de realizar un pago mínimo, si no se llega a juntar todo el dinero necesario para hacer el pago total. Esta opción implica pagar intereses adicionales a los originales, que se calcularán en función al tiempo y al monto adeudado. Es importante saber que, si no se paga por lo menos el mínimo, la tarjeta quedará bloqueada.

Tarjeta de crédito: cuánto cuesta financiar una compra en cuotas
Al pagar los consumos con la tarjeta de crédito se debe prestar especial atención a la tasa de interés, que es el precio que la entidad financiera le cobrará al cliente por el financiamiento.

En general, la tasa de interés que informan las entidades, llamada Tasa de Interés Nominal Anual (TNA), se expresa de manera anual y en porcentaje. Además, puede ser fija, variable o mixta.

La TNA es de referencia para conocer cuánto pagarás por el dinero financiado sin considerar la frecuencia de capitalización (un mes, un trimestre, un semestre) que genere el préstamo. Pero esta tasa sirve solamente como una referencia y no indica el total real que terminarás abonando.

Pero es la Tasa Efectiva Anual (TEA) la que realmente se pagará en el crédito. Es el interés que efectivamente se aplicará al producto.

La TEA se calcula a partir de la tasa nominal y del número de pagos de interés al año, y sirve para comparar diferentes productos como préstamos, líneas de crédito u otras inversiones.

Pero las entidades financieras no solo cobran una tasa de interés por el financiamiento. También cobran comisiones y otros gastos asociados al préstamo.

Es entonces cuando cobra protagonismo el Costo Financiero Total (CFT), es lo que dice cuánto nos va a costar realmente el financiamiento, y puede variar según la entidad financiera, la tarjeta de crédito y el historial crediticio del cliente.

¿Cómo calcularlo? en el caso de las tarjetas de crédito el CFT se calcula sumando todos los costos que se adicionan por el uso de determinada tarjeta y que siempre varían: tasa nominal anual, seguros, gastos de mantenimiento, y otros cargos vinculados al financiamiento.

El CFT incluye la Tasa de Interés Efectiva (la TEA, que es la que efectivamente pagaremos), las comisiones y los gastos por todo concepto: Costo Financiero Total (CFT) = TEA + comisiones + gastos

Las entidades financieras tiene la obligación de mostrar esta información en un tamaño de letra considerable en todos sus anuncios y publicidades.

Entender los conceptos de TNA, TEA y CFT es clave para comprender el costo de la financiación y definir si podés afrontarlo.

¿Cómo hacer un buen uso de la tarjeta de crédito y sacarle provecho?
En nuestro país no está penado que las entidades bancarias envíen tarjetas de crédito a posibles usuarios sin que se hayan solicitado. En el caso de recibir una tarjeta no solicitada, antes de activarla es conveniente evaluar si realmente es necesaria. Si no se necesita, se recomienda destruirla para que no sea utilizada por terceros en tu nombre, evitando de esta forma futuros reclamos por ello.

No obstante, en el caso de utilizarla, lo recomendable es buscar los locales donde ofrezcan mayores descuentos, cuotas sin interés y beneficios asociados al plástico. Para un mayor provecho de las oportunidades es recomendable conocer todas las promociones que ofrece el banco de donde se es cliente.

Desde la entidad financiera Reba, señalaron que adquirir un producto o servicio en el instante pero pagarlo a largo plazo resulta muy ventajoso, no solo por la posibilidad de "cuotificar" compras, sino también por la ventaja que da tener en cuenta la fecha de cierre, es decir la fecha en que se dejan de registrar pagos y se emite el resumen.

Este dato es muy valioso ya que permite saber que cualquier pago posterior a ese día, vendrá en el próximo resumen, que será dentro de 45 días aproximadamente, según cada entidad.

Con esta información, el consumidor puede comprar al día siguiente al cierre del resumen de la tarjeta, y acumular compras por algunos días más y su pago quedará diferido para los primeros días del mes siguiente.

O sea, se hará una compra y se obtendrá un crédito "a tasa cero" de aproximadamente 45 días, que en tiempos inflacionarios resulta un monto importante.

¿Cuáles son los 5 hábitos más riesgosos al usar la tarjeta de crédito?
A continuación algunos ejemplos de malos hábitos al usar la tarjeta de crédito que pueden conducir a deudas. Esto es lo que no hay que hacer:

Depender de las tarjetas de crédito para las compras diarias porque no se tiene suficiente dinero en su presupuesto.
Usar las tarjetas sin considerar si puede pagar la deuda.
Hacer compras que son de primera necesidad y que ya se sabe que están fuera de presupuesto, en lugar de esperar a juntar el dinero.
Comprar por impulso sin pensarlo, sólo por tener a mano la tarjeta de crédito.
Pagar siempre el mínimo, todos los meses.
Fuente: Clarín

Economía

Artículos Relacionados

Teclas de acceso