El mejor acordeonista del mundo es entrerriano

El nogoyasero Gabriel Chochi Duré fue elegido como mejor acordeonista del mundo en el 23º Campeonato Mundial de Acordeón Diatónico, Fisrmónica y Organeto celebrado en San Giovanni Rotondo, Foggia, Italia. Allí, compitió con más de 200 acordeonistas de todo el mundo y obtuvo el primer lugar interpretando dos temas de su autoría. Desde España, donde está radicado hace 15 años, dialogó con AIM: “No fui al certamen con la intención de ganar, sino de vivir una experiencia”.

Además de llevar su humildad y talento arriba del escenario, el músico apostó a dos temas de su autoría que lo consagraron en el primer puesto: el chamamé Gloria de Federal y un schotis titulado El duende sombrerazo.

La elección de su repertorio no sorprendió si se tiene en cuenta que, desde joven, Duré asimiló y se apropió de la música litoraleña de raíz chamamecera hasta convertirla en su estandarte. Vivió en Gualeguaychú y Rosario, y trabajó como músico estable de Teresa Parodi durante casi un lustro.

Considerado desde mucho antes por Antonio Tarragó Ros como uno de los mejores acordeonistas existentes, grabó, además de dos discos propios, como invitado en más de cuarenta trabajos de artistas como Hamlet Lima Quintana, Adolfo Abalos, Yamila Cafrune, Julio Lacarra, Dúo Coplanacu, Gustavo Patiño, Coco Díaz, Rafael Amor, Los Díaz Pasan Volando, Roberto Carabajal, Luciano Pereira, Maria Díaz, Monchito Merlo, Mercedes Sosa, Los Chalchaleros, Los Tucu Tucu, Horacio Ferrer, León Gieco, Jairo, Víctor Heredia, Alberto Oviedo, Luis Salinas, Ricardo Mollo (Divididos) y Alejandro Fernández, cantante mejicano. También fue convocado por el acordeonista Ildo Patriarca para formar parte de un quinteto donde participó de una gira por muchas provincias.

Radicado en España desde hace 15 años, combina la difusión del chamamé con el desarrollo de distintos géneros musicales. Su hermano Rubén, quien vive en la ciudad de Rosario, es un excelente guitarrista y reconocido arreglador musical de innumerables chamameceros de primer nivel.

Difusión y reconocimiento

Una de las primeras dedicatorias que tuvo Duré para con el premio fue para la labor de los artistas argentinos en general, y entrerrianos en particular: “Es muy importante que la actividad de ellos tenga difusión. Es un orgullo tener este reconocimiento, porque no es sólo para mí sino para todos los entrerrianos, que debemos estar orgullosos de lo que hacemos. A veces no se les da el apoyo que merecen, todo lo contrario de lo que pasa en Corrientes, donde se cuida mucho más a los artistas. Por eso es tan importante que esto se conozca”.

Duré también habló de su experiencia como músico en Europa: “El hecho de tocar chamamé acá es algo hermoso. Pero también hago cosas de Astor Piazzolla con un trío de piano y violín, y también toco con músicos de flamenco, fusionando éste género con la música argentina”.

En este sentido, el músico informó que prepara un trabajo discográfico donde se plasma la fusión de la música española con el chamamé. “Lo estamos haciendo muy cuidadosamente para lograr un buen nivel y tanto un género como el otro se sientan cómodos, porque tienen puntos en común”, destacó.