Muntes: “Nos atan las manos para que no denunciemos la precariedad laboral”

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Oscar Muntes, afirmó que las restricciones impuestas por el gobierno atentan contra la libertad sindical. “Nos atan las manos para que no denunciemos la precariedad laboral en la que desempeñan sus funciones los trabajadores entrerrianos”, subrayó a AIM.

El secretario general de ATE Entre Ríos, Oscar Muntes.

Las restricciones de circulación impuestas por la cuarentena frenaron todos los reclamos de los trabajadores y silenciaron el fuerte malestar que existe en varias áreas del Estado donde no hay medidas de seguridad para quienes desempeñan sus funciones.

“Estamos complicados porque no podemos recorrer los lugares de trabajo que prestan funciones y quedamos limitados a las definiciones de los delegados”, dijo Muntes a esta Agencia, quien precisó que “en salud y otros sectores como auxiliares de educación, minoridad, cocina, municipales, migraciones y en la administración central  (entre otros) hay muchas inquietudes y angustia respecto de las medidas de seguridad”.

En ese sentido, el dirigente sindical provincial, precisó que no se ve “una situación de cuidado extremo a los trabajadores y trabajadoras; una cosa es la intención y el discurso y otra cosa es llevarlo a cabo”.

“Estamos sumamente preocupados porque sabemos que los 35 hospitales de cabecera la provincia funcionan en situaciones muy precarias, es decir, antes de la pandemia no podían solucionar los problemas del pueblo cotidianamente, ni hablemos si tienen que hacer frente a una situación terrible como las consecuencias del Covid-19”, apuntó.

Al respecto, Muntes auguró que se pueda controlar el contagio para salir adelante pero remarcó que más allá de los buenos deseos “se precisan acciones concretas, porque hay mucha preocupación por parte de los trabajadores, quienes saben que la situación los desbordaba antes y será peor si se llega a complicar con la pandemia”.

En ese marco, lamentó que hay mucha desigualdad entre los efectores de salud: “Celebramos que se equipó y se tomaron medidas en el hospital Masvernat (Concordia) para brindar la atención como corresponde,  pero esas mismas disposiciones se deberían replicar en todos los hospitales como el Heras donde la precariedad esta en carne viva y no se sabe cómo llevar adelante los protocolos de seguridad, no hay elementos mínimos para afrontar la crisis y eso aterra, angustia a los trabajadores  y genera miedo, por lo que habrá asambleas para exponer esta situación”.

Lo del Heras “se replican en los efectores del interior y también se ve en el hospital San Martín de Paraná, a lo que se suma que tampoco hay suplentes para las licencias por el Covid-19, lo que sobrecarga al personal que ya está saturado”, indicó.