Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$907,0 / $947,0

Nacionales
Nacionales

Desmanejo rionegrino de residuos petroleros genera protestas

Está junto al canal principal de riego, cerca del dique Ballester y los vecinos temen una contaminación. Abogados ambientalistas y la Facultad de Agrarias de la UNCo piden informes.

Los vecinos de Cordero y Barda del Medio siguen sin obtener una respuesta oficial del municipio y de la secretaría de Ambiente de Río Negro a los pedidos de informe que les elevaron, pero suman adhesión a su reclamo para que no se instale un parque petrolero a metros del canal principal de riego, que es el que alimenta la producción del Alto Valle.

“Hasta ahora, desde la comuna nos dijeron de modo informal que solo habilitaron una metalúrgica en el lugar, pero resulta que esa empresa ingresó contenedores con restos de petróleo”, alertó Natalia Soto, vocera de los vecinos que se autoconvocaron. “Si permitieron eso, nos preocupa todo lo que puedan llegar a hacer”, añadió.

Desde la Asociación Argentina de Abogados y Ambientalistas están siguiendo el tema. Rafael Colombo, uno de sus integrantes, indicó a este diario que es obligación “legal y constitucional que el intendente Fabián Galli conteste a los reclamos e inicie ya mismo las instancias de participación ciudadana y social que corresponden para brindar la información requerida” sobre las características del parque industrial que se propone.

El abogado planteó que se debe garantizar a los vecinos la realización de estudios de impacto ambiental “serios, fundados, accesibles y desprovistos de conflictos de intereses”.

La Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCo va a intervenir en el tema. Se sumarán al pedido para que informen sobre las características del parque de Cordero y preparan una declaración en contra de cualquier tipo de actividad que genere riesgo ambiental.

El impacto de la acción petrolera y su avance en las zonas productivas es tema de estudio en Agrarias. En las recientes Jornadas de Investigación presentaron un proyecto que utiliza la realidad virtual para registrar indicadores de las zonas críticas de la actividad petrolera.

El abogado Colombo destacó la evidencia que recolectaron los vecinos: fotos y videos en las que se observan volquetes con lodos de perforación y tareas de lavado de contenedores sin ningún resguardo.

Soto agregó que “como vecinos de una comunidad nos tuvimos que mover y registrar con un dron, sacar fotos de un lugar al que no podemos acceder y nos corren ni bien nos acercamos. Luego, recurrimos a los medios para denunciar lo que ocultan”.

Lo que está en discusión y genera polémica es la planificación local y la falla o en los controles ambientales del parque.

Desde la Asociación de Abogados Ambientalistas se indicó que están observando “los usos que las autoridades pretenden adjudicar a manos de empresas y corporaciones y los posibles impactos sobre la salud humana, el ambiente y la producción local, atentos a la proximidad inmediata del parque al principal canal de riego del Alto Valle y al avance desmedido de la frontera petrolera”.

La presencia y posterior “desaparición” de contenedores con barros empetrolados y líquidos de perforaciones en el parque industrial de Cordero no tiene hasta el momento ninguna explicación sólida, solo se le informó desde el municipio a los vecinos que reclaman que «fueron ingresados por equivocación» al lugar, que procedían de Chelforó y su destino era Allen.

No se sabe a dónde fueron a parar los contenedores con «cutting» y esa es otra exigencia de los reclamantes, quienes se nuclearon para pedir informes a la comuna y a la secretaría de Ambiente provincial pero no obtienen respuesta. Temen además que los residuos hayan sido enterrados en mismo parque, ya que observaron quemazones y manchas oscuras en el suelo.

Desde la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (Aaaa) consideran que lo que sucede en Cordero es una muestra más del impacto de la expansión de la explotación hidrocarburífera de Vaca

Muerta y de “las decisiones que se toman de espalda a la sociedad, en clara violación a normas ambientales y de derechos humanos”.

Rafael Colombo, representante de esa agrupación, indicó que “la generación de basura petrolera ha aumentado a volúmenes siderales en la región y lo seguirá haciendo, sin tener muy en claro dónde se hará el tratamiento y la disposición final de los residuos”.

Desde la Aaaa vienen denunciado está situación desde el año 2018, cuando expusieron los casos de Indarsa, Treaters y Comarsa. Con ellos salió a la luz el millonario negocio de la basura petrolera del fracking. Expusieron maniobras de usurpación, contaminación de tierras públicas, zonas liberadas, simulación de tratamiento de residuos petroleros y pasivos ambientales masivos producto de la contaminación del agua, la tierra y el aire.

Colombo sostuvo que “se trata de un patrón que en mayor medida se repite en el Parque Industrial de Neuquén Capital, Plaza Huincul y Añelo, pero también tenemos conocimiento de muchos otros lugares donde se emplazan empresas de éstas características, muchas de ellas, integradas por familiares de actores políticos de primer nivel”.

“Estos casos colocan a funcionarios municipales y provinciales, corporaciones petroleras y empresas dedicadas al transporte, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, en niveles de responsabilidad y complicidad primarios, con claras implicancias civiles, pero sobre todo, penales”, concluyó el abogado.

El riesgo de que se produzca un accidente en el parque de Cordero -por la presencia de cisternas de una empresa de servicio petroleros a la vera del canal- genera inquietud en Aguas Rionegrinas y «es tema de análisis», deslizó a este diario una fuente con nivel de decisión en la empresa estatal.

La prestadora del servicio de agua potable tiene puntos de captación a lo largo del curso de agua en las ciudades del valle. Cuando surge alguna contingencia, abastecen con agua que potabilizan del canal principal.

Fuente: Diario Río Negro

contaminación industria petrolera política ambiental Río Negro

Artículos Relacionados

Teclas de acceso