Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$868,0 / $908,0

Nacionales
Nacionales

“Argentina es hermosa desde el espacio”, dijo el jefe de la Nasa

Bill Nelson, ex astronauta y hoy administrador de la agencia espacial estadounidense, llegó ayer de visita al país. En las próximas horas, recorrerá el Invap en Bariloche y el complejo espacial de Córdoba. Cuáles son los proyectos que se pueden desarrollar con la ciencia argentina.

En enero de 1986, a bordo del transbordador Columbia, un joven Clarence W. “Bill” Nelson, especialista de carga de la Nasa, observaba la Tierra a 400 kilómetros de altura y se admiraba de la belleza de nuestro país desde el espacio.

“Observar la Argentina desde el espacio es hermoso. Su gran costa este es hermosa. Pude observar con mis propios ojos y desde arriba a la Argentina”, dijo hoy Nelson, que ostenta el cargo de director de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (Nasa). Llegó al país para firmar acuerdos de cooperación científica y recorrer distintos centros tecnológicos donde se desarrolla la ciencia espacial argentina.

Nelson arribó ayer a la Argentina luego de haber estado en Brasil y previo a su escala final en Colombia, durante una gira sudamericana para “estrechar lazos y avanzar hacia la cooperación científica internacional”.

“Luego de Argentina, volaré a Bogotá a reunirme con el presidente Petro y después vamos a seguir a Cali, Colombia, donde tenemos un programa para agricultores de bajos recursos, en el cual les brindamos la información científica de nuestros satélites para ayudar a detectar enfermedades en los cultivos que ayuden a los productores rurales. También las detecta en los árboles, para ayudar a prevenir los grandes incendios forestales”, dijo Nelson durante una rueda de prensa en la residencia del embajador de Estados Unidos en la Argentina, Mark Stanley.

“Hemos tenido varios proyectos conjuntos con la Agencia Espacial Argentina en el pasado, por ejemplo, hubo un satélite que analizaba la salinidad del océano y cómo las aguas más salinas se hunden en la profundidad del mar y crean corrientes. Bueno, ese fue un programa que duró seis años. Cuando me reúna con el presidente, el ministro de Ciencia y Tecnología y el director de la agencia espacial, voy a tener un panorama más certero sobre los próximos proyectos que podremos realizar en conjunto”, precisó Nelson, que tiene programada esta tarde una reunión con Alberto Fernández y Daniel Filmus.

Concretamente, Nelson se refirió al satélite SAC-D/Aquarius lanzado el 10 de junio de 2011 desde la base Vandenberg de Estados Unidos, con un lanzador Delta II.

La Nasa aportó el instrumento Aquarius y Argentina proporcionó el satélite SAC-D construido en Invap, con sede en Bariloche. Para esta misión, la agencia espacial estadounidense depositó una gran confianza en su par argentina, puesto que no solo se hizo responsable del lanzamiento, sino que también proveyó el instrumento principal de la misión, en cuyo desarrollo invirtió unos 220 millones de dólares y es el único catalogado que analizó la salinidad de los océanos, antes efectuada mediante el uso de barcos, lo que demoraba mucho tener información concreta y precisa.

En su variada agenda en el país, el administrador Nelson, junto a su comitiva, se reunió con alumnos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Y más tarde, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y el director ejecutivo y técnico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), Raúl Kulichevsky, recibieron a Nelson en un encuentro que tuvo por objeto profundizar la cooperación en materia aeroespacial entre las agencias de ambos países.

Finalmente, esta tarde, Nelson se reunirá con el presidente Alberto Fernández en la que le propondrá que Argentina se adhiera al programa Artemis, que busca volver a visitar la Luna el año próximo con una tripulación que la orbite y en 2025 para que nuevamente descienda en ella.

“Mi esperanza es que Argentina se convierta en el país número 28 en firmar los acuerdos Artemis, que nos ayudan a continuar explorando el espacio en conjunto. La misión Artemis comenzó el año pasado con un sobrevuelo de prueba alrededor de la Luna y el año próximo enviaremos una tripulación a orbitarla. En 2025, podremos descender allí con dos astronautas, un hombre y una mujer”, afirmó Nelson. Y agregó: “Los acuerdos de Artemis tienen intenciones pacíficas, buscamos ayudarnos mutuamente y va a ser con propósitos internacionales”.

El viaje de Nelson a la Argentina tiene como objetivo profundizar en la cooperación bilateral en una amplia gama de ámbitos relacionados con la innovación y la investigación, especialmente en ciencias de la Tierra. El fin es alcanzar los objetivos mutuos de nuestras naciones de hacer frente al cambio climático y lograr emisiones netas cero para 2050.

Tras visitar mañana las instalaciones de Invap, la empresa que construye satélites en Bariloche, Río Negro, Nelson y su comitiva concluyen su actividad en el país el lunes 31 de julio, con una recorrida en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Conae en la provincia de Córdoba, donde se monitorean distintas misiones espaciales.

“Nosotros queremos que Argentina sea un socio en muchos de nuestros proyectos espaciales, como hacemos con otros países del mundo. Hacemos este tipo de misiones conjuntas que son muy exitosas y Argentina, ciertamente, tiene la base científica y el conocimiento tecnológico para un emprendimiento cooperativo en el futuro, así que sí estoy ansioso”, afirmó Nelson.

Nelson también fue abordado por los periodistas acerca del testimonio que tuvo lugar ayer, por parte de tres ex militares estadounidenses en el Capitolio, que dejó estupefactos a los congresistas. Afirmaron que existe un programa secreto del gobierno estadounidense, en el cual se viene estudiando hace décadas las actividades extraterrestres y que no sólo ha encontrado restos de naves, sino también “restos biológicos no humanos”.

El testimonio del mayor retirado David Grusch era muy esperado desde que había hecho sus revelaciones públicas hace casi dos meses. Si bien el estudio de aeronaves u objetos misteriosos a menudo evoca conversaciones sobre extraterrestres y “hombrecillos verdes”, los demócratas y republicanos en los últimos años han presionado para que se realicen más investigaciones y lo ven como un asunto de seguridad nacional.

“He visto y he hablado con los pilotos del armada, allá por 2004. Ustedes mismos vieron esos videos que fueron públicos y tomados por los pilotos. Yo hablé con todos y con la gente del Pentágono. Al respecto, la Nasa está preparando un documento final que será difundido este año, en el que aborda el punto de vista científico sobre este tema. Tenemos nuestros sensores que recogen información y tenemos una docena de científicos muy prominentes que están deliberando en este momento y a fines de este verano van a informar al respecto. Así que voy a esperar hasta ese informe”, indicó el director de la Nasa.

“Personalmente creo que en el universo, hay vida afuera. El universo es muy grande, los científicos ya nos dijeron con bastante precisión que la probabilidad es de uno en un trillón de que haya otra Tierra como nuestro planeta que pueda crear vida”, explicó.

Y agregó: “Como agencia espacial, la Nasa está buscando formas de vida en forma permanente fuera de la Tierra. En estos mismos momentos, el robot Perseverance en Marte está recolectando muestras en tubos de aluminio para que sean enviadas a la Tierra en la próxima década y poder analizarlas químicamente para ver si hay rastros de vida anterior”. “Además, en septiembre esperamos el arribo de las primeras muestras biológicas tomadas por una nave al asteroide Bennu para poder también observar rastros de signos de vida o elementos que la propicien”, adelantó el experto.

Además, Nelson abordó el tema de cambio climático y se mostró preocupado al afirmar: “Necesitamos salvar el planeta Tierra”. “La Nasa no es solamente una agencia espacial, sino que también es una agencia climática. Nosotros tenemos 25 satélites en órbita en este momento que están mirando la Tierra, obteniendo los datos. Estamos instalando cuatro grandes observatorios en los próximos diez años, y todo eso nos va a dar información tridimensional de qué es lo que está sucediendo en la Tierra”, afirmó el director de la agencia espacial de Eeuu.

La Nasa participa en una amplia gama de actividades climáticas, que utiliza los datos para que los científicos y responsables de la toma de decisiones puedan hacer un seguimiento y comprender los cambios medioambientales casi en tiempo real, evaluar amenazas climáticas como la deforestación y la seguridad alimentaria, y responder rápidamente a las catástrofes naturales.

Por último, sobre la nueva carrera espacial, Nelson apuntó hacia China y la competencia que hay por llegar a la Luna. “Hay una carrera espacial con Estados Unidos. Sabemos gracias a nuestros telescopios y a nuestras naves que orbitan la Luna que hay agua en el Polo Sur de la Luna. Si hay agua en abundancia, entonces tenemos hidrógeno y oxígeno, es decir, tenemos combustible para cohetes. Y por eso anunciaron que va a ir al Polo Sur. Nosotros vamos al Polo Sur en una misión que va a ser internacional, es una misión con fines pacíficos para toda la humanidad. Ustedes decidan cuál es el objetivo de China, yo no se los voy a decir”, concluyó.

nacionales

Artículos Relacionados

Teclas de acceso