Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$904,5 / $944,5

Nacionales
Nacionales

Santiago Cafiero anticipó que Argentina no firmará el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea

"Las conversaciones seguirán y el trabajo realizado es mucho, pero no están dadas las condiciones para firmar el acuerdo", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

El canciller de Argentina, Santiago Cafiero, aseguró que Argentina no firmará el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea que se llevará a cabo el miércoles y jueves próximos, en lo que será además su última actividad como ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto antes de la finalización de su gestión el 10 de diciembre.

En una entrevista con el diario La Nación, Cafiero anuló las expectativas levantadas la semana pasada por el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, el uruguayo Luis Lacalle Pou, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de firmar el acuerdo durante la cumbre del Mercosur que tendrá lugar desde el 6 de diciembre en Rio de Janeiro.

El canciller argentino dejó en claro que, a pesar del arduo trabajo de más de 20 años en las negociaciones, "no están dadas las condiciones para firmar el acuerdo" y argumentó que el tratado "tiene un impacto negativo en la industria del Mercosur, sin reportar a cambio beneficios para sus exportaciones agropecuarias, que están limitadas por cuotas muy restrictivas y sujetas a regulaciones ambientales unilaterales que las exponen a una vulnerabilidad a futuro".

Por su parte, el Alberto Fernandez declaró en diálogo con Futurock que "el acuerdo no se ha firmado no porque Argentina no quiera sino porque encontró resistencia dentro de Europa". En este sentido, el presidente reconoció la importancia geopolítica del pacto, pero aseguró que para firmar habrá que revisar "determinadas condiciones que nos permitan sostener y hacer crecer nuestras industrias".

El Acuerdo de Asociación Estratégica entre ambos bloques se firmó en 2019. Establece un tratado de libre comercio entre las regiones, con un esquema progresivo de baja de aranceles para algunos productos claves, que sería más rápido en Europa que en América Latina. También prevé simplificaciones en el sistema regulatorio para agilizar el comercio interregional.

El proyecto original también incluye un "pacto verde" que establece restricciones para la comercialización de ciertos bienes dependiendo del impacto ambiental de su producción. El cuestionamiento de los Estados del Mercosur a este punto fue una de las principales claves en la demora para ratificar el acuerdo.

Lula afirmó el viernes en la red social X desde la COP28 de Dubái, que el Mercosur y la Unión Europea estaban "cerca de cerrar" el TLC.

Pero las nuevas reglas ambientales adoptadas por la Unión Europea en 2019 suponen "ya hoy mayores costos y restricciones para las exportaciones del Mercosur de alimentos y otros productos", sostuvo Cafiero, sobre este acuerdo europeo que se volvió un escollo en las tratativas bloque a bloque, en medio de fuertes críticas de Brasil.

El Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) rechazó el "proteccionismo verde" y respondió con exigencias propias, como la creación de un fondo ambiental para apoyar a los países en desarrollo.

"Las demandas del Mercosur están todas sobre la mesa y defienden los intereses del agro y de la industria. Como ya hemos dicho en distintas oportunidades, un acuerdo puede ser beneficioso pero no cualquier acuerdo lo es", remató el canciller argentino, que participará junto a Fernández en la última gran cumbre del gobierno saliente.


Lula da Silva responsabilizó a Emmanuel Macron

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pareció insinuar que su par francés, Emmanuel Macron, será responsable si la Unión Europea (UE) y el Mercosur no pueden cerrar su acuerdo de libre comercio, luego de que el líder europeo afirmara que se opone al pacto.

Lula dijo a periodistas en Dubai que se reunió con Macron allí al margen de la conferencia de cambio climático COP28 porque conocía los reparos del presidente francés al acuerdo y quería convencerlo de cambiar de postura. Luego de la reunión, Macron, cuyo país fue siempre el más reacio al acuerdo de la UE, dijo a periodistas que estaba en contra del acuerdo porque no era bueno para nadie, se negoció hace mucho tiempo y "no toma en cuenta la biodiversidad y el clima" y solo desmantela aranceles.

Lula contó que en su reunión con Macron le pidió que "abriera el corazón" y pensara que los países de América del Sur y el Mercosur son "países pobres, países pequeños"." Si no tuviéramos acuerdo, paciencia. No es por falta de voluntad. Lo único que tiene que quedar claro es que no digan más que es por culpa de Brasil o por culpa de América del Sur", señaló, y agregó: "Si no hay acuerdo, por lo menos va a ser evidente de quién es la culpa".

Las afirmaciones de Cafiero reflejan la posición histórica de Argentina y se suman a las recientes declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, quien cuestionó el acuerdo en su forma actual y anunció que viajará a Brasil en marzo para discutir el tema. El optimismo expresado por Lula en la COP28 de Dubái se ve contrarrestado por las reticencias de algunos líderes europeos y la complejidad de las discusiones en medio de críticas internas en Brasil.

La incertidumbre sobre el futuro del acuerdo persiste, y la cumbre en Rio de Janeiro se presenta como un escenario crucial para las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea. La divergencia de opiniones y demandas entre las partes deja en evidencia los desafíos pendientes para lograr un consenso satisfactorio que beneficie a ambas regiones en términos económicos y ambientales.

Fuente: Perfil

desmontes industrias - empresas - economía

Artículos Relacionados

Teclas de acceso