Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$871,5 / $911,5

Nacionales
Nacionales

Una remediación de plomo que espera justicia

El pasivo ambiental pertenece a una firma que dejó de existir, la fundidora Geotécnica. Aseguran que las partículas en suspensión afectan la salud de vecinos.

La remediación del plomo y otros metales pesados abandonados en San Antonio desde hace décadas podría retomarse, si prosperase un fallo de la Cámara Federal de General Roca. Para que eso ocurra, esa decisión debería ser refrendada por el juzgado federal de Viedma, en el que ahora está subrogando el juez Ezequiel Andreani.

El pasivo ambiental que contamina pertenece a una firma que dejó de existir, que es la exempresa fundidora Geotécnica. Sus partículas se aspiran constantemente junto al polvo en suspensión y afectan a la salud de toda la población, aunque influyen más que nada en las embarazadas y en los niños.

Es que éstos últimos las metabolizan como si fueran calcio y las fijan a sus huesos. Eso provoca baja talla, dolencias en los riñones, en la médula ósea, bajo coeficiente intelectual y dificultades de aprendizaje.

Se comprobó también (mediante estudios realizados por los ministerios de salud de Nación y de Río Negro) que son muchos los chicos que tienen plomo circulando en su sangre, producto de esa fuente nociva.

Luego de años de reclamos, el saneamiento del plomo se inició en 2017, pero se interrumpió abruptamente. Se hizo mediante un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y fue abordado de manera conjunta por el municipio, la Provincia y la Nación. Sin embargo, la firma Taym SA, que fue la elegida para su ejecución, alegó que los fondos otorgados eran insuficientes, y abandonó las obras sin completarlas.

La remoción parcial acrecentó el problema, porque el movimiento de suelos hizo que las partículas tóxicas se difundiesen más. En 2018, la multisectorial de vecinos que se había conformado presentó un recurso de amparo ante la justicia federal, pidiendo retomar la obra. Tuvieron que esperar cuatro años para que ese fuero se expidiera. Lo hizo mediante un fallo del juzgado federal de Viedma, en el que por entonces subrogaba el juez Hugo Greca.

El magistrado rechazó la petición, analizándola desde un punto de vista que ahora cuestionó la cámara federal de Roca. Es que Greca alegó que ya existía un pedido similar en la justicia rionegrina, que oportunamente le ordenó al municipio y al Ejecutivo provincial que arbitraran los medios para quitar los contaminantes.

Esa orden a la que el juez aludía, sin embargo, se había hecho pública en la instancia en la que se tramitaban los fondos con los que luego el Estado pagó la remediación fallida. La negativa de Greca fue apelada por la multisectorial porque incluso, como si tratara de un castigo, en ella obligaba a cuatro de las vecinas que firmaron el amparo a pagar por las costas del proceso judicial iniciado. Sobre esa apelación se pronunció el fuero de Roca, que pidió que Nación remedie.

Ahora toda la expectativa de la comunidad de San Antonio está puesta nuevamente en el juzgado federal de Viedma. Se espera que el juez que actualmente lo subroga comparta el criterio de Roca, y le ordene a Nación que el saneamiento se reinicie.


Plomo en San Antonio Oeste: “Mientras no se actúe, los chicos seguirán expuestos”

“No sabemos cuánto tardará en expedirse el juzgado federal de Viedma. Pero esperemos que sea en breve, porque mientras no se actúe, más chicos seguirán expuestos al plomo. No es lo mismo hacerlo ahora que dentro de dos años”, alertó la ingeniera Patricia Llonch en diálogo con Río Negro Radio. La mujer integra la multisectorial de vecinos que aboga por el saneamiento del pasivo ambiental que compromete la salud de los residentes de San Antonio.

Llonch se mostró complacida con la remediación que se retomó en las dos manzanas dónde décadas atrás funcionó la ex empresa fundidora y recordó que “el saneamiento que quedó inconcluso no había logrado intervenir para nada en las calles y veredas que fueron parte de ese sector”. “Ahora, pese a que el avance es lento, se está ejecutando un adoquinado. Una vez finalizado, esos metales no van a estar disponibles tal como ocurre hoy”, destacó la ingeniera.


Plomo en San Antonio Oeste: un saneamiento parcial que avanza en dos manzanas

El recurso de amparo que sigue tramitándose en la justicia incluyó una medida cautelar que, oportunamente, fue aprobada. Lo que pedía era retomar, inicialmente, la remediación de dos manzanas en las que décadas atrás funcionó la planta fundidora Geotécnica.

Pese a que esa cautelar fue aprobada poco tiempo después, la obra recién se puso en marcha en octubre del año pasado. Aún no se terminó de ejecutar, pero sigue avanzando.

Se trata de la pavimentación con adoquines de los sectores que están poco después del acceso. La está realizando la empresa Step Energy, que primero hará una remoción del suelo contaminado para luego aislar el área adoquinándola, ya que la polución se aspira junto con el polvo en suspensión.

Las tareas tienen un presupuesto de 188 millones de pesos e incluyen la realización de una capa cementicia sobre la que se pondrá arena antes de cementar. Además, se trabajará en una ordenanza que determinará de qué modo tendrán que manejarse los frentistas que, a futuro, quieran realizar innovaciones.

Fuente: Diario Río Negro

contaminación legislación y derecho ambiental Río Negro salud ambiental

Artículos Relacionados

Teclas de acceso