Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$821,5 / $861,5

Política
Política

Fuera “Fondo Macho Internacional” fue reclamo en la marcha del #8M en Paraná

Como en distintas ciudades de la Argentina y todo el mundo, se llevó adelante en la capital provincial la marcha en el Día Internacional de la Mujer. Fue una convocatoria multitudinaria que concentró en Plaza 1º de Mayo para de allí trasladarse en una columna de más de cinco cuadras hacia Casa de Gobierno. En Plaza Mansilla se leyó un documento conjunto, cuyo eje pasó por los reclamos por la equidad laboral de género y una fuerte crítica al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. “La deuda es con nosotras”, fue uno de los principales gritos que se escuchó AIM en los cánticos.

Poco después de las 18:30 comenzó en la capital entrerriana la movilización del #8M. Convocadas frente a la catedral metropolitana, distintas organizaciones agrupadas en la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Ninaries de Paraná y Multisectorial de Mujeres Entrerrianas, así como de forma particular, se llevó adelante una importante movilización de mujeres y disidencias. La importante columna con distintas pancartas identificadoras de grupos y con reclamos específicos que se trasladó desde la desde Su Santidad Francisco por calle Corrientes hasta Laprida, donde desde esta intersección se tomó hacia Casa de Gobierno. La bandera que encabezó la marcha señalaba: “La deuda es con nosotras y nosotres, fuera FMI”. La decisión de que fuera esta insignia se tomó en acuerdo de las organizaciones convocantes, se confirmó a esta Agencia. En segundo término, fue un enorme estandarte rosa del espacio feminista de socorristas “Dora Te Escucha”, y en tercer término un lienzo con la leyenda “Fuera Fondo Macho Internacional”.

En efecto, además de la reivindicaciones de políticas género conquistadas y la protesta por los derechos pendientes –como la implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas–, las críticas extendidas fueron contra el acuerdo de pago de la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional que por estos momentos se debate en el Congreso de la Nación.

Una vez arribada la movilización a Plaza Mansilla, se leyó un documento acordado que señala lo siguiente:

“Este 8 de marzo, día internacional de trabajadoras volvemos a parar.

Paramos haciendo nuestra una herramienta de lucha política desde un feminismo popular anticapitalista, antirracista y anticolonial.

Paramos y volvemos a tomar la calle para expresarnos y que nuestras voces se escuchen.

Paramos porque no nos resignamos a la precariedad y resistimos las distintas formas de explotación laboral que tienen profundas raíces en el modelo de organización social y productiva capitalista moderna y colonial, y se articulan con las violencias que sufrimos, con el saqueo de nuestros territorios, con las políticas neoliberales y el endeudamiento sistemático y exorbitante.

Paramos porque nos reconocemos como trabajadoras, como luchadoras y como tal nos pronunciamos: las asalariadas, las registradas, las precarizadas, las independientes, las no remuneradas, las invisibilizadas, todas y todes este 8 de marzo nos concentramos, nos escuchamos y marchamos. En nuestra ciudad de Paraná las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries, ¡Paramos!

Paramos contra el capital que crece a costa del trabajo no remunerado, doméstico, de cuidado familiar, de cuidado del territorio que sostiene la vida.
Contra el acoso laboral y la precarización, contra el extractivismo de nuestros territorios, contra los feminicidios y travesticidios, contra los abusos sexuales en las infancias.

Paramos contra el racismo, la criminalización de migrantes, pobres y contra el gatillo fácil. Contra la clandestinidad y criminalización del aborto que continua a pesar de contar con la ley, contra el poder judicial patriarcal, contra el empobrecimiento y el endeudamiento sistemático, contra la imposición de la familia heteropatriarcal, los fanatismos religiosos y la moralización de nuestros deseos.

En el día internacional de trabajadoras y en el sexto paro internacional de mujeres y disidencias, ¡Nosotras y Nosotres Paramos!

Paramos porque trabajadoras de la economía popular no tenemos obra social, ni vacaciones pagas, ni licencia por maternidad, ni jardines, aguinaldo ni paritarias y hay quienes ni siquiera tienen un ingreso fijo.

Paramos por todos los derechos que nos faltan: tierra, techo y trabajo.

Paramos porque en las zonas rurales y barrios populares vivimos sin servicios básicos, sufrimos la exclusión y el abandono del Estado. Todos los días sostenemos a nuestras familias y comunidades con trabajo.

Paramos porque hacemos lo que el Estado no hace, estamos donde el Estado no está. Sin embargo, no tenemos reconocimiento.

Paramos contra la brecha salarial entre varones y mujeres e identidades feminizadas. Los varones ganan casi un 31% más que las mujeres en este país. Esta brecha salarial es también la desigualdad en relación con el uso del tiempo entre varones y mujeres que se desarrollan laboralmente: nosotras continuamos siendo en su mayoría las responsables principales de la organización del hogar y de las tareas de cuidado.

Paramos contra la feminización de la pobreza, que no solo significa el empobrecimiento material de mujeres y disidencias, sino también el empeoramiento de nuestras condiciones de vida y la permanente vulneración de derechos.

Paramos por la efectiva implementación del cupo laboral trava-trans en el Municipio de Paraná y en la Provincia, y la aprobación de la ley integral trans nacional.

Paramos contra la precariedad laboral y exigimos la regularización de trabajadoras que se desempeñan en las reparticiones del Estado con contrato basura. Demandamos el reconocimiento para trabajadoras de la economía popular y para miles que no tienen derechos ni garantías.

Paramos contra el trabajo doméstico no remunerado que se nos pretende imponer por la división sexual del trabajo.

Paramos contra las violencias y las injusticias del patriarcado y el capitalismo en este sistema imperialista.

Paramos contra el Fondo Monetario Internacional y lo que sus imposiciones significan en nuestras vidas. Porque la deuda es con nosotras y nosotres exigimos: Que se investigue y castigue a quienes la fugaron y se difunda la nómina. Que los responsables del macrismo vayan a juicio y se les condene por la estafa histórica a nuestro pueblo.

Paramos porque rechazamos el preacuerdo con el FMI porque afecta nuestros salarios y porque es una deuda ilegítima, fraudulenta y escandalosa. Exigimos que la crisis la paguen las grandes fortunas quienes se enriquecieron y beneficiaron con la estafa al pueblo y no la clase trabajadora que necesita urgente un salario por encima del costo de la canasta básica.

Paramos porque acompañamos la lucha docente y los reclamos de estatales por las condiciones laborales y la exigencia de aumento salarial ya.

Paramos contras las violencias machistas porque no hay políticas integrales que contengan a las víctimas de violencia y les permitan seguir con sus vidas y tener un proyecto vital con acceso al trabajo, a la capacitación, a la salud y a la vivienda; porque nos niegan las licencias por violencia de género y seguimos siendo víctimas de acoso sexual laboral.

Paramos porque nos siguen matando.

Según el Observatorio “Lucía Peréz” hubo 50 feminicidios en 41 días de este año y 3 travesticidios. El 16% tenían denuncias previas y el 70% de los agresores eran parejas, exparejas o familiares de las víctimas. En 2021 hubo 173 funcionarios públicos denunciados por violencia de género.

Paramos porque acompañamos a las compañeras afiliadas y simpatizantes de Patronato que juntas y organizadas repudian la incorporación de Diego García, quien fue denunciado por abuso sexual y está siendo investigado en una causa penal.

Paramos porque estamos hartas y denunciamos que el presupuesto nacional del Ministerio de Mujeres destina $248 pesos por mujer por año para combatir la violencia patriarcal, claramente esta cifra de ajuste es insuficiente para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres y disidencias

Paramos porque luchamos por Justicia para los feminicidios aun impunes: Gisela López, Jésica Dos Santos, Lucía Torres Mansilla, Rucu Silva, Verónica Lescano, Eliana Ledesma, Stella Maris Castaño, Noemí Guadalupe Suárez

Paramos porque exigimos el cese de la violencia hacia las mujeres y las disidencias sexuales: ¡Justicia para todos los casos de feminicidios y travesticidios! Justicia por el asesinato de Gilda Klocker y el travesticidio en manos de las fuerzas policiales de Vicky y el travesticidio social de Vero Lescano. Exigimos también la aparición con vida de Tehuel.

¡Paramos porque no queremos más Fátimas, ni Úrsulas! El Estado con sus tres poderes son responsables de la violencia, los feminicidios y los travesticidios.

Paramos contra un sistema judicial machista que criminaliza a las mujeres y disidencias en situación de violencia de género. ¡No más presas por defenderse! ¡Absolución para Higui ya!

Paramos porque las mujeres con discapacidad somos infantilizadas y minorizadas sistemáticamente. Permanentemente ignoran nuestras identidades y nos niegan el acceso a la salud sexual y reproductiva. Incumplen las leyes de cupo y no hay políticas públicas integrales sobre accesibilidad.

Paramos contra la justicia patriarcal y clasista que recrudece sus castigos contra las identidades feminizadas. La alta tasa de encarcelamiento es también consecuencia de la feminización de la pobreza y leyes abusivas como la de estupefacientes y narcomenudeo. A su vez el porcentaje de mujeres privadas de su libertad sin condena firme es mayor al de varones.

Paramos porque exigimos la libertad de Milagros Salas, de todas las presas políticas, y de las presas por abortar.
Por todo esto decimos que este sistema judicial machista y clasista no va más. Exigimos una reforma judicial integral feminista y con perspectiva de clase, con elección directa de jueces y fiscales por voto popular y mandatos revocables.

Paramos porque reafirmamos que a 40 años de la guerra las Malvinas siguen siendo argentinas. Nos solidarizamos con el pueblo de Ucrania y todos los pueblos víctimas del imperialismo. ¡No a la guerra!

Paramos Y Demandamos a quienes corresponda:
Salario Básico Universal para garantizar una remuneración al trabajo doméstico y de cuidados para todas las personas feminizadas, no solo para quienes estamos en organización.
Espacios de cuidado en barrios populares y zonas rurales para que podamos trabajar y tener tiempo libre.
Exigimos emergencia nacional por violencia de género porque necesitamos presupuestos reales y acordes a la situación de cada región.

Al Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad le exigimos: mejoras en el Programa Acompañar, con aumento igual a la canasta básica basta de criterios excluyentes y demoras. Más articulación con las organizaciones sociales. Y que el programa “Potenciar Trabajo” se extienda después de los 6 meses de finalizado el programa “Acompañar” en perspectiva de aplicar políticas públicas de capacitación e inserción laboral.

Necesitamos el reconocimiento del trabajo de las promotoras de ambiente, salud, género y acompañantes de víctimas de violencia. Apoyo económico para viáticos, traslados y conectividad. ¡Son nuestras herramientas de trabajo! ¡Basta de burocracia y efectividad de las políticas públicas ya!
Exigimos fortalecimiento de los refugios y espacios de contención que sostenemos las organizaciones sociales. ¡Basta de fotito y burocracia! Queremos respuestas concretas.

Solicitamos con urgencia la efectiva implementación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. ¡Basta de profesionales objetores en el sistema público de salud! ¡Vamos a defender esta ley con la misma fuerza con la que la conquistamos!
Es urgente la efectiva implementación de la ESI, con presupuesto y profesionales acorde. La ESI es fundamental para prevenir y erradicar las violencias y los abusos en las infancias. ¡Basta de maternidades forzadas de infancias y adolescentes!! ¡Niñas no Madres!

Exigimos la separación de la iglesia del Estado. El Estado debe dejar de subsidiar la educación privada y confesional y además no financiar la estructura de ningún culto.

Repudiamos la violencia mediática y simbólica ejercida a través de la revictimización, el amarillismo y la estigmatización sobre mujeres y disidencias de comunicadores que reproducen estereotipos hetenormados con conductas misóginas de forma irresponsable en los medios masivos de comunicación. Tenemos derecho a la comunicación libre de violencia y machismo.

¡Tenemos derecho a la soberanía alimentaria! Estamos hartas de que nos fumiguen la tierra, los alimentos, las escuelas, ¡todo tiene veneno! La utilización de agrotóxicos es un atentado contra toda forma de vida y exigimos políticas para fomentar la agroecología orgánica y regenerativa.

Defendemos nuestro derecho a habitar la ciudad por eso decimos NO a las Megatorres, basta de especulación inmobiliaria, defendemos el acceso al rio, las vistas panorámicas y el barrio de bajada grande y las terrazas del patito Siriri, exigimos dignificar los barrios y territorios ribereños.

Exigimos urbanización para nuestros barrios populares. Basta de desalojo y hostigamiento a nuestres compas del barrio “Los Berros” y “El triángulo” por parte la de policía y los dueños de los negocios inmobiliarios.

Los incendios en nuestros humedales, en la Patagonia y en Corrientes son la cara más cruel de un sistema que beneficia las ganancias por sobre la vida. Estamos hartas de la violencia extractivista que es patriarcal. Exigimos políticas que nos devuelvan la soberanía sobre nuestros cuerpos y nuestra tierra. ¡Basta de minería, fracking y de incendiar nuestros humedales y bosques! ¡Ley de Humedales con control social ya!

Paramos porque somos las nietas de las brujas que no pudieron quemar.
Paramos porque de Madres y Abuelas aprendimos a buscar la verdad y la justicia y no la venganza.
Paramos porque sabemos que nuestra lucha está cambiando el mundo que conocemos.
Paramos para que se escuche fuerte y claro:

¡Basta de hambrearnos!
¡La deuda es con nosotres!
¡No al pago al FMI!
¡Emergencia nacional por violencia de género ya!
¡El Estado y los gobiernos son responsables de la violencia machista!
¡Que la deuda la paguen quienes la fugaron!
¡Reforma Judicial Integral Feminista y con perspectiva de clase ya!
¡Salario básico universal ya!
¡La deuda es con nosotres!
Justicia es que no vuelva a pasar ¡Ni una menos! ¡Vivas y libres nos queremos!”

Firma la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries de Paraná y Multisectorial de Mujeres Entrerrianas

#8M

Artículos Relacionados

Teclas de acceso