Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$906,0 / $946,0

Política
Política

Hacer ciencia y cuidar a la familia, un combo imposible

Alrededor de 260 trabajadores informaron su imposibilidad de trabajar por estar a cargo del cuidado de familiares. En las últimas semanas, llegaron avisos de numerosos rechazos a las solicitudes de prórrogas de las licencias, en su mayoría a mujeres, que son las que muchas veces cargan con el cuidado de hijos, informaron a AIM desde Jovenes Científicos Precarizados (JCP).

Desde JCP, “venimos impulsado una campaña exigiendo el otorgamiento de licencias y prórrogas por cuidado, por un tiempo no menor a la duración de las medidas del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) y la emergencia sanitaria, especialmente para las compañeras que son madres y que deben atravesar este contexto en total desventaja”.

“Pese a que las licencias por cuidado han sido otorgadas en la administración pública nacional y también en el sector privado, el Conicet hasta el momento ha hecho oídos sordos a este reclamo”, denunciaron a AIM desde la organización.

Los becarios y las becarias del sistema científico nacional “nos encontramos en una situación crítica frente a la pandemia del Covid-19. La implementación del Aspo desde mediados de marzo implicó la modificación y reorganización de nuestras tareas y obligaciones. Si bien este contexto nos afecta a todos, sin duda somos las compañeras con hijxs a cargo quienes sufrimos con mayor crudeza sus consecuencias”, contaron a AIM las investigadoras.

“Somos principalmente las becarias las que debemos resolver el cuidado de nuestros hijos y familiares a cargo, intentando conciliar las demandas domésticas con las obligaciones laborales. Esta situación genera un enorme desgaste físico y emocional que tiene un impacto directo sobre nuestras condiciones de vida. En este marco, resulta sumamente complejo o incluso imposible contar con tiempo de trabajo exclusivo y con las condiciones materiales necesarias para desarrollar nuestras producciones científicas y cumplir con las tareas previstas en nuestros proyectos de investigación”, agregaron.

Además, “los costos de esta sobrecarga de trabajo y responsabilidades tienen correlato en las desigualdades que se expresan en el desarrollo de nuestras profesiones y en la calidad de nuestra inserción en el mercado de trabajo. Se nos exige productividad bajo lógicas que se corresponden con criterios discrecionales de evaluación que priorizan la producción compulsiva sin importar la calidad ni los procesos de trabajo que implica el desarrollo científico”.

La situación se agrava debido a la ausencia de una política clara en materia de licencias por maternidad y paternidad para los becarios y de licencias por enfermedad (propia y de familiares a cargo), así como debido a la falta de infraestructura de cuidado en los lugares de trabajo y la ausencia de cobertura de salud para los hijos, conjunto de condiciones que reafirman la precarización que padecen las mujeres y feminidades dentro del sistema científico, aun más allá de este contexto particular de crisis social y sanitaria.

Conicet investigadores licencia

Artículos Relacionados

Teclas de acceso