Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$188,2 / $196,2

Política
Política

Mujeres y disidencias se movilizaron en Paraná 

Gentilieza Sandra Miguez.
Gentilieza Sandra Miguez.

Cientos de personas marcharon hoy por el día de lucha para la erradicación de todas las formas de violencia por razones de género, confirmó AIM. En la capital la jornada implicó una protesta con la lectura de un documento en el corazón burocrático de la ciudad.

Con la alegría de la lucha pero la bronca que genera el fuerte yugo del patriarcado, mujeres y disidencias recorrieron las calles de Paraná para recordarle a los gobiernos que: “¡La deuda es con nosotres y nosotras!”. La convocatoria la realizó la multisectorial de Mujeres Entrerrianas y de la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries de Paraná.

Frente a Casa de Gobierno, se leyó un documento en el que se denunció que “se siguen matando a compañeres”, por lo que se exigió “una justicia feminista y transfeminista ya”.

Femicidios y travesticidios, infancias que quedan huérfanas por causa de la violencia patriarcal
En la carta abierta, se explicó que “a noviembre de 2022 hubo 297 femicidios y travesticidios y 211 infancias huérfanas por causa de esto. A ello se le suman 223 tentativas de femicidios. Y 50 trans y travesticidios sociales”.
“Noticias aberrantes que revelan la saña con la que nos matan los violentos. Y para el estado, la prensa y parte de la ciudadanía parecemos un número más en listas de la muerte”, precisaron.
En ese marco, dijeron que no son un número más: “Somos las compañeras y compañeres que sostenemos la vida en los hogares, los comedores comunitarios y escolares, las cuadrillas de limpieza de la ciudad, las tareas de reciclado, el cuidado de niñeces y personas enfermas. Somos las trabajadoras y trabajadores de la salud, la educación y el cuidado de las infancias que resistimos a la violencia de la precarización laboral. Somos las trabajadoras de la economía popular, motor de un nuevo modelo económico, solidario y sin patrones. Somos las promotoras territoriales de género y promotoras de derechos que acompañamos y contenemos en los barrios populares a personas en situaciones de violencia y aseguramos el acceso a la justicia. Somos las sindicalistas que combatimos y luchamos afuera y adentro de nuestras organizaciones desde ámbitos acotados por las alianzas patriarcales. Somos las compañeras que resistimos a la violencia política. Somos las jóvenas que luchamos por un mundo distinto y lo cambiamos en nuestras escuelas y universidades. Somos les travestis, trans y no binaries que este sistema hetero cis patriarcal insiste en expulsar y eliminar. Somos las lesbianas que aún nos ocultamos para evitar la discriminación. Somos las presas por eventos obstétricos. Somos las presas por defendernos. Somos las presas políticas. Somos las compañeras de los pueblos originarios que resisten hace más de 600 años a la ocupación de sus territorios. Somos las niñeces sobrevivientes de abusos sexuales, somos las niñeces que soñamos un mundo con calles donde nuestra integridad no esté en peligro. Somos las niñeces que morimos por un estado que nos abandona, como murió Chicha”.

Reclamos a los gobierno
En ese contexto, se exigió: la Ley de Emergencia en Violencia de Género; reconocimiento económico e institucional a las promotoras de derechos, género y salud “quienes tienen un rol fundamental en el territorio”; y la creación del Polo Integral de promoción de derechos y prevención de violencia.

Asimismo demandaron “un presupuesto acorde a las políticas para la erradicación de la violencia. Implementación efectiva de la Ley 26.485, la Ley 9.198 provincial y del Convenio 190”.

Además, pidieron que se cancelen los pactos machistas entre los poderes político, judicial y policial: “Dejen de cuidar a los violentos. No nos hagan más peregrinar por las instituciones judiciales. Articulen los Juzgados de Familia y la Fiscalía de Género”.

Por otro lado se denunció que “las fuerzas policiales de las comisarías no nos están tomando nuestras denuncias, las caratulan incorrectamente, minimizan nuestros pedidos de protección. Y nos vuelven a victimizar”.

También se pidió que se faciliten “las ayudas de emergencia para víctimas de violencia de género. Utilicen la totalidad de los presupuestos asignados”.

En ese marco, se exigió “el efectivo cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) con una visión científica y laica de la sexualidad, con perspectiva de género y no binaria para todo el sistema educativo, donde la interrupción voluntaria del embarazo sea un contenido pedagógico y se dejen de avalar maternidades obligatorias en la infancia y la adolescencia. Respeten y celebren nuestras infancias libres Valoren el trabajo de cada docente que a diario lleva la ESI a las aulas”.

Por otro lado, se demandó la implementación urgente del cupo laboral travesti-trans: “Un compromiso real de los distintos organismos del estado y los municipios de la provincia permitirá reparar una parte mínima de la deuda histórica que el Estado tiene con nuestres compañeres, a quienes se les debe acceso a la educación, a la vivienda y a un trabajo digno. No somos ni seremos parte de una humanidad que invisibiliza, disciplina, cancela y mata a lesbianas, travestis, mujeres y varones trans y no binaries”.

No a los recortes
En cuanto a los recortes de los gobiernos, se denunció achiques en el presupuesto a la salud mental en instituciones públicas: “La prevención y promoción de la salud mental es necesaria y urgente para la construcción personal, para víctimas de violencias de género, abusos sexuales, entre otras”.

También, se dijo “no al presupuesto del ajuste; no al pago del Fondo Monetario Internacional; no al cumplimiento de metas que significa recorte a las políticas públicas; y no a la precarización laboral”.

“No hay posibilidad de prevención de las violencias sin la independencia y autonomía económica. Por eso nos organizamos: por el acceso al techo, la tierra y los derechos de les trabajadores de la economía popular y exigimos ley de tierra, techo y trabajo”, remarcaron..

25N dia contra la violencia mujeres disidencias marcha

Artículos Relacionados

Teclas de acceso