Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$845,5 / $885,5

Política
Política

Puntel: “No dejaremos pasar ninguna política que vaya en contra de la escuela pública”

El secretario de Derechos Humanos y de Cultura de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Claudio Puntel, afirmó a AIM que preocupan las plataformas de gobierno de derecha que anunciaron ajustes sobre la educación pública, pero aseguró: “Hay cosas que está claro que no estamos dispuestos a permitir. Hay experiencias de políticas de ajuste, de represión, de sufrir dos o tres meses sin cobrar los salarios, que tienen responsables claros y no pueden repetirse”.

Uno de los escenarios post electorales para la Argentina es distópico, ya que precandidatos con una gran posibilidad de llegar a Casa Rosada adelantaron un fuerte plan de ajuste sobre la educación, la salud y el Estado en sí.

Ante ese posible futuro, Claudio Puntel, referente histórico de la agrupación Rojo y Negro de Agmer, ex secretario general de la seccional Paraná y hoy secretario de Derechos Humanos y de Cultura en la Comisión Directiva Central (CDC) se posicionó ante los programas de la derecha y adelantó que el gremio está preparado para resistir cualquier intento de embate.

? ¿Cómo se posiciona la docencia entrerriana los programas de gobierno que buscan hacer pasar el ajuste sobre la educación pública?
? Estamos atentos y en alerta frente a amenazas de ajuste y recortes en la salud pública, la escuela pública y avanzadas contra derechos conquistados. Digo amenazas, pero en realidad están expresadas como promesas de campaña de grupos políticos que representan a los grupos económicos más concentrados, ligados a los intereses que van en contra de las necesidades y urgencias de los argentinos. Frente a eso, los trabajadores de la educación tenemos una historia de resistencia y de lucha que siempre les hizo frente. Al mismo tiempo, tenemos la fortaleza de Agmer, un sindicato unido, con un funcionamiento democrático y la decisión de no dejar pasar ninguna política que vaya en contra de la escuela pública, de los derechos de nuestros gurises y de los trabajadores de la educación. Confiamos en esa historia y ese compromiso.

? ¿Preocupa a los docentes reformas estructurales que proponen declarar la educación como 'servicio esencial' y los cambios en el Estatuto Docente, el Consejo General de Educación y en la currícula de estudios?
? Sí, causa mucha preocupación. Tenemos un balance muy positivo de lo que fueron los logros en las paritarias tanto salariales como de condiciones laborales, garantizados por el rol que jugaron nuestros vocales en el CGE y la dinámica de análisis, estudio y articulación permanente con el sindicato. En ese sentido, defendemos a capa y espada el funcionamiento colegiado del CGE, donde los trabajadores de la educación tenemos presencia y protagonismo. Allí, la voz de Susana Cogno es la palabra del colectivo docente.

Las intenciones de avanzar sobre el estatuto del docente, de declarar "servicio esencial" a la educación, generan alarma. Desde los programas neoliberales de los '90 venimos enfrentando varias intentonas de ese tipo. Se trata de concepciones que pretenden regresar la legislación y el papel del estado a situaciones como las del SXIX, anteriores inclusive a la 1420. Son proyectos que atrasan. La educación no es un servicio, la escuela no es lo mismo que el alumbrado público o el mantenimiento de las calles. No nos cansamos de afirmar que la educación es un derecho humano, un derecho social y el estado es el único responsable de garantizarlo desde una punta a la otra del país y de la provincia. Eso es lo que estos proyectos intentan poner en tensión. Pretenden poner cepos a la lucha de los trabajadores, no sólo lo oímos en los discursos, lo vemos también en la represión desatada contra el pueblo en la provincia de Jujuy. Esos son ensayos de los grupos de poder que pretenden incrementar sus privilegios empobreciendo y acallando a los trabajadores y el pueblo.

? ¿Qué estrategias tienen ante estas iniciativas?

? Desde Agmer nos mantenemos alertas. Hacemos un trabajo muy fuerte en nuestras políticas de formación de nuestros delegados y de los docentes en general, no sólo en las actividades que llevamos adelante en cada seccional, sino también al intervenir en los planes de formación de los institutos y la oposición para los cargos directivos. Habrá una generación de compañeros y compañeras en lugares de conducción que estarán formados en ejes transversales de Derechos Humanos, Educación Sexual Integral y Educación Ambiental. Propiciamos el debate horizontal y la toma de posición en cada escuela. Ponemos en cuestión los métodos, los contenidos, las bases ideológicas de la pedagía, porque entendemos como Isauro Arancibia que "no hay maestro cierto y verdadero sino lucha por la liberación de los pueblos".

Además, tenemos un vínculo muy fuerte con la comunidad, es un lazo que nos reconocen no sólo en cada multisectorial y frente de lucha que se nuclea, sino en la propia voz de los padres de nuestros estudiantes que reivindican nuestra presencia en las escuelas, en cada barrio, en cada pueblo. Ese vínculo es otra fortaleza que potencia la articulación de las luchas, nuestras peleas no son corporativas sino de cara a las necesidades e intereses populares, hay una historia que nos muestra en esa práctica constante.

También mantenemos la dinámica de hacer públicos nuestras declaraciones, documentos y posicionamientos; no solo son una interpelación al poder, sino también una herramienta al servicio de las luchas.


-¿Crees que la educación pública como derecho va a sobrevivir a esta nueva embestida?
Sí, tengo esa confianza. Primero, tenemos la pulseada para plantarnos y disputar a estos proyectos. Hay cosas que está claro que no estamos dispuestos a permitir. Hay experiencias de políticas de ajuste, de represión, de sufrir dos o tres meses sin cobrar los salarios, que tienen responsables claros y no pueden repetirse.
La escuela pública es un bastión, es construida y sostenida cada día por la comunidad educativa que lucha por más y mejores políticas públicas. No sólo los trabajadores de la educación la valoramos así, la defiende todo el pueblo, que no solo deposita en la escuela la preparación intelectual de los niños y jóvenes, sino que también encuentran un resguardo contra las adicciones, un amparo frente a las necesidades más inmediatas. Nunca nos fue fácil, pero estaremos siempre codo a codo en la defensa de la escuela pública y del derecho humano a la educación. En ese sentido, los que intentaron rifar nuestro futuro con el endeudamiento ante el FMI, los responsables del vaciamiento, los socios de los intereses antipatria y antipopulares, los cómplices del genocidio deben tener claro que en nuestras esperanzas no hay lugar para sus proyectos de desguace, que nuestro pueblo no se suicida y que una vez más ¡No pasarán!

escuela pública agmer resistencia PUNTEL

Artículos Relacionados

Teclas de acceso