Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$98,50 / $104,5

Agroindustria
Agroindustria

Berruhet: “Una vez más, el Estado castiga al sector con más impuestos”

El presidente de la Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar), Felipe Berruhet.
El presidente de la Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar), Felipe Berruhet.

El presidente de la Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar), Felipe  Berruhet, afirmó a AIM que las retenciones a todas las exportaciones, impuestas por el Gobierno para paliar la grave situación de Caja que padece, siguen trayendo coletazos a la producción: “Una vez más, el Estado castiga al sector con más impuestos, cuando el costo impositivo es uno de los mayores que tiene que asumir el sector agropecuario, la pequeña y mediana empresa, y la agroindustria, en cooperativas”.

“Las retenciones son malas, ya lo sabemos, pero lo más preocupante es que tienen otra dinámica: ¿Cómo termina la historia? La realidad nos indica que deben eliminarse lo antes posible, porque la pobreza estructural de la Argentina, no se resolverá con retenciones”, dijo el cooperativista a esta Agencia.

En la Argentina de hoy, “uno de cada de tres habitantes es pobre, algo que es realmente grave. Pero lo que es mucho más grave es observar que la mayoría de nuestros pobres son “excluidos”, por su expulsión permanentemente en la fuerza laboral del siglo XXI. Lo peor del caso es que, aunque la demanda laboral crezca en los próximos años, ellos seguirán siendo pobres porque no tienen un empleo productivo y difícilmente lo tengan”, apuntó.

En ese marco, indicó que para los agropecuarios “se debilitó la confianza en el Gobierno por la emisión de decretos que no ayudan a los cambios estructurales que se necesitan”.

Un poco de historia

Hace unos meses atrás, el Gobierno había ratificado que no tocaría la baja de las retenciones, pero resulta que al final, cambió. “A mi criterio, la solución no debe venir solo por lo fiscal sino por generar dólares de manera genuina. Tantos cambios de rumbo transmiten la señal de que el Gobierno no encuentra la vuelta a sus problemas”, dijo el contador.

“¿Qué habría que hacer? Desde mi punto de vista, cambiar de un sistema monetarista financista al productivo. ¿Qué inversión se puede hacer si el Gobierno aplica más impuestos y con tasas de interés tan altas?”, consideró.

De todas formas, el Presidente, Mauricio Macri, debe saber que el sector agropecuario no se va a asustar por las retenciones, aunque el mandatario prometió y no cumplió. Es una lección: primero,  no se puede confiar en lo que se promete y segundo, debemos admitir que la situación social no es idéntica a la de 2001, aunque se asemejaba bastante y nos hicieron el mismo planteo.

El campo puede resolver, como siempre lo hace, y puede ayudar con el diez por ciento, indicó, pero remarcó que “el problema es que después, la demanda se vuelve cotidiana y el Gobierno inventa situaciones para justificar las retenciones. Por eso, surge un interrogante: ¿Quién determina cuando termina la emergencia?”

“No está de más recordar que así pasó con otros tributos, como, por ejemplo, el gravamen sobre los créditos y débitos bancarios, conocido como Impuesto al Cheque, que se estableció en 2001 y que, por Ley, comenzó a tener vigencia en diciembre de 2002, y seguirá vigente hasta el mismo mes de 2022. ¿De qué hablamos entonces? Cuando el ex ministro de Economía Domingo Cavallo lo creo, prometió que sería temporal, pero hoy, a 16 años, no solo que sigue vigente, sino que se extendió el plazo de su aplicación”, dijo.

Advertencia

Hace meses atrás, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó un documento titulado "La recuperación económica de Argentina: Ocho respuestas para explicar el plan", en donde se refiere a la baja gradual de retenciones que actualmente lleva adelante el Gobierno. Entre otros puntos, especificaba que uno de los objetivos centrales es reducir el déficit fiscal: "Hay algunas medidas fiscales (en particular, la suspensión de los recortes fiscales que se habían anunciado anteriormente) pero solo representan una pequeña parte del reequilibrio fiscal".

“Por ahora, nos suspendieron el cronograma de retenciones, pero advertimos: si nos ponen nuevas trabas,  volveremos a la lucha. Los agropecuarios queremos ver el mismo sacrificio económico del campo en los actores de la política, la justicia, los legisladores y los trabajadores. No solo nosotros debemos poner siempre el lomo”, apuntó.

“El Estado nacional y el provincial deben desarrollar políticas para encaminar a organizaciones como nuestra Coopar, para que generen cada vez más puestos de trabajo”, subrayó el dirigente cooperativista.

“Si seguimos pensando que lo importante es nuestro ombligo, estamos complicados. No saldremos del 33 por ciento de pobres y repetiremos lo mismo que venimos haciendo desde hace años. Y así no saldremos más”, remarcó.

Los cooperativistas tienen un generoso mandato histórico que habla de la creación de empleo, pero además,  están convencidos que el cooperativismo es una herramienta clave para la reducción de la pobreza y para potenciar la competitividad, en una economía globalizada.

“El momento actual nos insta a aceptar, una vez más,  el reto de la lucha contra la pobreza, pero el Estado debe entender que es hora de revalorizar el movimiento cooperativo como una valiosa herramienta de desarrollo y mejoramiento social, que respete la libertad y la dignidad de sus asociados. Debe entender además que el aporte de las cooperativas será clave para combatir la pobreza y crear trabajo digno con ética,  con solidaridad, y  responsabilidad social. Para eso, la clave está en generar políticas de Estado que coadyuven a apoyar a este movimiento, porque ello redundará en beneficios para los argentinos y entrerrianos”, destacó.

Berruhet coopar cooperativas retenciones

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso