Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$868,0 / $908,0

Provinciales
Provinciales

El día que la humanidad casi se extingue

La inmensa mayoría de los antropólogos concuerda que el momento de mayor peligro para la humanidad fue la erupción del Monte Toba, hace aproximadamente unos 70.000 años, y cuyo “invierno volcánico”, de unos seis años de duración, no sólo causó una extinción masiva de especies sino que redujo a la humanidad a un número de entre 1.000 a 10.000 pares de reproducción, la cantidad de población más baja desde la existencia de los Homo Sapiens.

Monte Toba
Monte Toba

Las dimensiones del evento son imposibles de imaginar ya que fue la única explosión volcánica de magnitud 8 o “Mega Colosal” desde la existencia del Homo Sapiens, y es además considerado como la mayor explosión volcánica de los últimos 25 millones de años, 4.000 veces más potente que la del Vesubio en 1822, que afectó a Nápoles. La cantidad de material expulsado superó los 2800 kilómetros cúbicos llegando a cubrir regiones con una capa de hasta 9 metros de ceniza (Para darnos una idea de la magnitud de la explosión podemos compararla con la famosa erupción del Monte Saint Helens, la cual en 1980 con sólo unos 1.2 Km de material expulsado derrumbó la ladera norte del monte y dejó un cráter de varios kilómetros). No obstante, el mayor problema fueron las aproximadamente mil toneladas métricas de ácido sulfúrico arrojadas a la atmósfera, causando durante varios años algunas de las peores lluvias ácidas de las que se tengan constancia en la Tierra.

De todas maneras, la erupción fue solo el principio de la catástrofe, ya que el invierno volcánico generado por la obstrucción de los rayos solares a causa de la gran cantidad de ceniza arrojada a la atmósfera produjo un desbalance térmico que hizo decrecer la temperatura global de la Tierra de unos 3 a unos 3,5 grados Celsius durante varios años. La extinción de varias

El cráter dejado por el Evento de Toba hoy en día ha formado un lago. La isla en el centro es el domo del volcán el cual resurgió a la superficie a causa de la presión del magma hace unos 10 mil años. (Click para ampliar)especies fue masiva y desafortunadamente la humanidad se encontraba aun concentrada en la “zona de riesgo”. Esto pudo corroborarse con estudios de ADN Mitocondrial -el ADN que solo es heredado por vía materna por lo que es ideal para rastrear grupos poblacionales- los cuales sugieren que la cantidad de diversidad genética en la población humana sobreviviente a la catástrofe fue tan baja que el riesgo de extinción a causa de virus y otros tipos de factores reductores de población se incrementó a niveles realmente alarmantes.

El mayor experto en el tema es Stanley Ambrose de la Universidad de Illinois, quien dedicó toda su carrera a estudiar la catástrofe y es además el creador de la Teoría de la Catástrofe de Toba, la cual hoy es fuertemente apoyada por la comunidad científica y que establece que la cantidad de parejas humanas restantes tras el desastre varió solo de 1.000 a 10.000 mil pares con capacidad de reproducción, cantidad lo suficientemente reducida como para haber considerado a la humanidad, según los estándares utilizados hoy en día para catalogar a las especies animales, bajo la denominación de “especie en peligro de extinción”.

extincion homo sapiens Monte Toba

Artículos Relacionados

Teclas de acceso