Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$865,5 / $905,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Remedios caseros para la tendinitis

La tendinitis es la inflamación en los tendones, que es el tejido que conecta al músculo con el hueso, es común cuando se realizan movimientos bruscos durante un ejercicio prolongado de alto impacto. Cuando se diagnostica Tendinitis es común como síntomas observar la piel de un color rojo o morado, inflamación y sobre todo el dolor.

El tratamiento de la tendinitis se basa en el reposo y relajación del miembro afectado, pero esto puede tardar desde días hasta semanas enteras. Hay formas en la que podemos relajar mucho más rápido el tendón para que duela menos y cure más rápido

Los analgésicos son una de las opciones más utilizadas. Se puede consumir aspirinas, naproxeno sódico (Aleve) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) para aliviar el malestar asociado a la tendinitis. Las cremas tópicas con medicación antiinflamatoria, también pueden ser efectivas para aliviar el dolor sin los efectos secundarios potenciales de tomar antiinflamatorios por boca, estos deben ser tomados con moderación y no abusar de los mismos. Además hay analgésicos naturales que son muy recomendables para desinflamar:

1) Té de jengibre
El jengibre es un gran antiinflamatorio que se puede utilizar en el tratamiento de la tendinitis, agregar este condimento a las carnes, siendo bueno para condimentar el pollo o sazonar el arroz también.

Asimismo, el jengibre puede ser utilizado para prepararlo en forma de té, queda delicioso y además va a ayudar a desinflamar la zona.

2) Té de Anís
El té de anís tiene un agradable sabor y puede utilizarse para tratar la tendinitis, ya que tienen una buena acción antiinflamatoria. Solo se debe agregar el anís verde en una taza de agua hirviendo y dejar reposar la infusión tapada durante 3 minutos. Colarlo y consumirlo tibio, de 3 a 4 veces al día.

3) Comprensa de romero
La compresa de romero es fácil de preparar, siendo buena para tratar la tendinitis de hombro, por ejemplo. Se utiliza amasando las hojas de romero con un pilón, añadimos 1 cucharada de aceite hasta formar una pasta y colocar en una gasa y para inmediatamente apoyarlo sobre la zona de dolor.

Además, el hielo puede disminuir el dolor, los espasmos musculares y la hinchazón. Tendrás que aplicar el hielo en la zona lastimada por hasta 20 minutos varias veces al día. Las bolsas de hielo, el masaje con hielo o los baños con agua helada pueden ayudar. Para el masaje con hielo, congela un vaso de unicel con agua para que puedas sostenerlo al aplicarte hielo directamente en la piel.


La elevación es aplicable si la tendinitis te afecta la rodilla o el brazo, eleva la zona afectada por encima del nivel del corazón para ayudar a reducir la inflamación.

Por último, la compresión es un gran aliado en la tendinitis, debido a que la hinchazón puede provocar pérdida de movimiento en la articulación lesionada, para evitarlo tendrás que comprimir la zona hasta que haya desaparecido la hinchazón. Lo mejor son las compresas o las vendas elásticas compresoras.

Fuente: FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar

salud

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso